Connect with us

Published

on

13 años… 13 años tuvieron que pasar para que tengamos ante nosotros la continuación de Alan Wake, juego lanzado en el 2010 por Remedy Entertainment. Fue una eterna espera… pero está valió la pena por completo con Alan Wake 2.

Siendo un lanzamiento solo de Xbox 360 y PC, Alan Wake no tuvo en su lanzamiento la atención debida; sin embargo, con el paso del tiempo, este título se fue haciendo de una buena cantidad de fans, pasando el juego con los años a ser una de las joyas de Remedy.

A pesar de la base de fans, la secuela se hizo esperar un largo tiempo y, sinceramente, esta por momento parecía que no llegaría con el estudio dedicándose a otros proyectos como lo fueron en su momento Quantum Break y Control.

Afortunadamente para los fans de Alan Wake, Remedy Entertainment logró recuperar los derechos de su creación, que compartía con Microsoft, dando paso así a una versión remasterizada del primer juego, un movimiento que fue sumamente clave para lo que hoy la tan esperada secuela que podemos disfrutar.

Disponible ya en PlayStation 5, Xbox Series X|S y PC, Alan Wake 2 nos trae finalmente el destino de Alan Wake tras el primer juego, llegando de la mano de muchos nuevos misterios que ponen a Alan Wake 2 ya entre lo mejor que ha hecho Remedy.

Sumando en total más de 35 horas de juego y logrando conseguir ya todos los 66 logros, estas son mis impresiones sobre Alan Wake 2.

No es un lago… es un océano

Al igual que el tiempo entre el debut de Alan Wake y su secuela, Alan Wake 2 se ambienta 13 años después de los acontecimientos vistos en el primer juego, presentándonos de inicio a un nuevo personaje de nombre Saga Anderson, una agente del FBI.

Junto a su compañero Alex Casey, Saga llega al poblado de Bright Falls ya que este ha dado de qué hablar en tiempos recientes debido a una ola de asesinatos. El punto más alto llega cuando es descubierto el cuerpo de Robert Nightingale, ex miembro del FBI que había desaparecido tiempo atrás en la misma fecha que Alan Wake.

Tan pronto como Anderson y Casey llegan a Bright Falls, comienza a destaparse una serie de secretos y circunstancias que tienen como principal centro de atención un misterioso culto que se hace llamar El Culto del Árbol.

Bajo esta premisa es que se desarrolla una historia que te llevará por una subida y bajada de emociones, con muchísima intriga de por medio y con ese sello sobrenatural y de ciencia ficción que es uno de los sellos de Alan Wake.

Hablar sobre la narrativa de Alan Wake 2 es hablar de un sublime y exquisito trabajo por Sam Lake y Clay Murphy quienes, como guionistas, no tengo ninguna duda de que han firmado el mejor trabajo a nivel narrativo de todo Remedy.

En mis reseñas habituales suelo dar mayor contexto acerca de las historias de los juegos y como estas se van desenvolviendo, a fin de que ustedes, como nuestros lectores, tengan el mejor panorama posible del juego reseñado en cuestión y tengan una ayuda para saber si jugarlo o no; sin embargo, para Alan Wake 2 no dar muchos detalles es lo correcto, solo que sepan que desde Silent Hill 2 un juego no me atrapaba tanto narrativamente.

Tomando la base de aquel cliffhanger del primer Alan Wake, se nos introduce en una historia compleja de principio a fin de que no solamente nos explica lo que sucedió con Alan Wake, sino que ahora tenemos finalmente mucho más contexto de El Lugar Oscuro, todo al mismo tiempo de tener estos nuevos personajes como Saga Anderson que puede parecer muy ajena al principio, pero conforme van avanzando las cosas todo se acomoda magistralmente.

El trabajo de Sam Lake y Clay Murphy para tejer esta historia es de aplaudir. Mientras jugaba y avanzaba no podía dejar de pensar en estar leyendo un libro, pero al mismo tiempo dentro tener otros tres libros avanzando de manera paralela, inicialmente por separado para luego mezclarse y finalmente complementarse de una brutal manera.

Si algo puedo decir sobre la historia de Alan Wake 2, sin arruinar todas las sorpresas que hay, es que este es un título que se debe disfrutar en sesiones largas. La complejidad de su narrativa hace que si le dedicas un par de horas al día, ese hilo conductor narrativo no tendrá el mismo efecto. Asimismo, prestar mucha atención es vital, ya que la más mínima distracción hace que pierdas detalles que, aunque mínimos, van formando parte de un proceso hasta formar lo que tanto se dijo durante la promoción de Alan Wake 2una monstruosa historia.

Arriesgarse por llevar a Alan Wake 2 hacia un terreno diferente que el primer juego presentando una historia centrada en el terror, porque si, Alan Wake 2 como se dijo previo al lanzamiento tiene mucho survival horror y terror clásico de por medio y la narrativa va hacia ese lugar.

Desde ya, Alan Wake 2 es mi principal candidato a ganar todos aquellos premios que tengan que ver con la narrativa de los mejores juegos de todo el año.

A la par de Saga Anderson como cara nueva en la franquicia, Alan Wake 2 introduce varios otros nuevos personajes, en su mayoría teniendo buenos momentos como sucede con los hermanos Koskela o Ahti, un conserje ya presentado antes en otro juego de Remedy Entertainment y que cuyas apariciones tan enigmáticas son brillantes.

Pero no todo son nuevos personajes, para quienes jugamos y disfrutamos mucho del primer Alan Wake, están de regreso rostros que rápidamente se nos harán familiares y que no solo están para cumplir con una cuota de nostalgia o para hacer el vínculo de esta secuela con el juego original más fuerte, sino su presencia tiene gran relevancia en algunos casos.

El guion de Alan Wake 2 por sí solo es magistral; sin embargo, la ejecución de todos los actores de captura y de voz hace realmente mucha de la magia del juego.

Durante la promoción de Alan Wake 2 fue muy habitual tener ciertos adelantos que mostraban escenas en live-action, escenas que ya dentro del juego fueron un completo acierto para que toda la narrativa tuviera una repercusión mayor.

No negaré que una cinemática en CGI siempre es espectacular, pero dejar a un lado eso para traer a todos los actores de imagen y voz para interpretar a sus personajes le da ese toque, ese empujón para hacer más creíble todo lo que vemos en pantalla.

El finlandés Ilkka Villi como imagen y Matthew Porretta como la voz hacen suyo a Alan Wake y a otro par de interesantes personajes por ahí, bajo una interpretación que te trasmite desde esa desesperación por estar atrapado en un sitio como El Lugar Oscuro y hasta esa locura a la que es empujado el personaje por momentos, en los que la línea entre lo real y lo ficticio ya no es muy clara, algo que difícilmente se transmitiría en cinemática CGI.

Todas estas cinemáticas aportan mucho a la historia en general, ofreciendo momentos muy tensos, tristes y, como no podía faltar, llenos de terror.

Las actuaciones en estas escenas live-action llegan hasta el punto de tener un Musical de lo más fantástico y hasta un cortometraje que no tiene desperdicio.

Saga Anderson

Pasando a lo que es la jugabilidad, Alan Wake 2 tiene muy marcadas dos líneas: la que es interpretada por Saga Anderson y la de Alan Wake.

Después de muchos años esperando una secuela de Alan Wake, saber que llegaba otro personaje que sería controlado por el jugador junto a Alan Wake no me emoción mucho de inicio, pero ya en los controles mi perspectiva cambió.

Comenzando precisamente por Saga Anderson, con esta tendremos una jugabilidad más apegada a la deducción detectivesca, todo basado en una habilidad que tiene la agente del FBI para ver mucho más allá que el resto de los demás.

Ya desde el inicio tenemos esta habilidad de ingresar a lo que se llama El Lugar Mental, que es un espacio dentro de la mente de Saga en la que va reuniendo todas las pistas obtenidas tanto de documentos, interrogatorios o simple observación de objetos.

Todos estos indicios se irán acomodando en una pizarra que unirá todos los cabos para darle dando forma al caso inicial de El Culto del Árbol, aunque claramente las cosas no tardarán en irse a todas direcciones y aparecer muchos otros casos de interés.

Este espacio mental de Saga Anderson también funciona para hacer perfiles de personajes claves que iremos conociendo durante la aventura. Cada que Saga tenga algún tipo de pista habrá que ir a este espacio para sacar una nueva deducción que nos permita avanzar.

Todo esto de El Lugar Mental en principio puede parecer un relleno para ir avanzando en la historia, pero prestarle atención a cada pista y cada deducción hace que te metas de lleno en la narrativa, llegando a pasarme que yo hacía mis propias teorías.

Un único punto negativo sobre esta mecánica de deducción de pistas es que todo se tiene que realizar en El Lugar Mental y tener este cambio hacia ese lugar si me hizo sentir que el ritmo se cortaba muy seguido por algunos momentos.

Con la investigación siendo la base en la jugabilidad de Saga Anderson esta deberá desplazarse por varios sitios ya presentes en el primer Alan Wake como Bright Falls o Cauldron Lake, todo en búsqueda de más pistas que le ayuden a su investigación.

Algo a destacar es que en esta secuela las ambiciones de Remedy fueron mayores al ponernos en un mundo semiabierto para explorar. Con Saga, podremos recorrer a nuestro antojo varios lugares ya sea como parte de la propia narrativa o por nuestra cuenta para explorar.

Esta decisión de poner al jugador ahí a recorrer de una forma más o menos libre nos lleva a tener también ciertas misiones secundarias que complementan muy bien a la narrativa central y le dan ese golpe fresco todo el tiempo de estar buscando algo.

Estas misiones, y digo misiones ya que tienen una narrativa detrás, nos llevan con Saga a tener que recolectar un determinado número de loncheras con páginas que nos sirven para mejorar nuestras armas o participar en un tipo de investigación de un tercero algo peculiar que involucra rimas infantiles y unas pequeñas figurillas que, al completarlas, nos darán unos amuletos para que Saga pueda tener más vida, haga más daño, entre otros más.

Junto a estas dos también están unos recursos del Culto que nos ofrecen varios artículos de interés como bengalas, balas o pilas para la lámpara.

Algo bastante llamativo a mencionar es que tanto las cajas del Culto como las rimas tienen para su resolución unos acertijos que sí que llegan a ponerte en aprietos. Este agregado de acertijos se me hizo fantástico como una forma de darles una solución para tomar el determinado premio del momento y no solo buscando una llave sin mucho chiste.

Con Saga Anderson tendremos una jugabilidad que se aleja un poco a lo visto en el primer Alan Wake para tener una sensación muy a lo Resident Evil 2 Remake o Resident Evil 4 Remake con una cámara más cercana al hombro.

Para avanzar con Saga esta cuenta con un arsenal que se compone de pistola, escopeta, rifle o hasta una ballesta, esta última muy recomendable para no batallar con la munición ya que las flechas se podrán recoger de los enemigos eliminados.

Hablando de enemigos, bajo el control de Saga tenemos a los poseídos por la presencia oscura. Al igual que en el primer juego, para eliminar a estos primero habrá que retirarle esa oscuridad con la linterna o con bengalas o con una granada de flash, para posteriormente acabar con estos.

A tener en cuenta que, a diferencia del primer Alan Wake, acá no tendremos todo el tiempo esas largas secciones en las que teníamos que correr y enfrentar a varios enemigos a la vez. No, aquí el combate es menor y realmente es un cambio que le viene bien al juego debido a su naturaleza ahora apostando por el género del survival horror.

Eso sí, hay peleas contra algunos jefes que vaya, vaya que son muy retadoras, tanto por las mecánicas de los propios jefes como de los entornos.

Fuera de estos jefes, la verdad es que los tipos de enemigos no es muy amplia, aunque no por ello dejan de ser hasta cierto punto complicados, ya que habrá enemigos que se muevan muy rápido, otros con una gran fortaleza que aguantarán muchos más disparos y un tipo de enemigo animal que solo escuchar que está cerca es sinónimo de pasarla mal.

Es importante señalar que con Saga Anderson al mando se mantiene la mecánica del primer juego de ir recolectado páginas del manuscrito para que estas, posteriormente, tengan cierto impacto en los sucesos que estamos por vivir.

La nueva presentación de los manuscritos está excelente con esta pequeña presencia de imágenes live-action de fondo, todo mientras se narra lo que se lee.

Eso sí, a diferencia del primer juego, aquí las páginas no llegan a predecir con tanta antelación lo que nos va a suceder, lo que con el paso de las horas de juego llegara a hacer que al encontrar una nueva página la guardara y leyera un poco más adelante.

¿Y Alan Wake?

Aunque en el inicio tomamos el control de Saga Anderson, no pasará mucho antes de volver a ponernos a los mandos de Alan Wake.

Separé la jugabilidad de ambos personajes ya que estas funcionan de maneras algo distintas y abordarlas así resulta un poco más claro.

Llegará un punto en la trama que nos iremos directo hacia Alan Wake, quien desde el final del primer juego está en El Lugar Oscuro. Wake ha intentado escapar de este sitio, aunque sin tener hasta el momento nada de éxito.

Controlando a Alan Wake estaremos viendo todo lo que este está haciendo para salir de El Lugar Oscuro, eliminar a la presencia oscura y reunirse nuevamente con Alice, su esposa.

Mientras las cosas con Saga Anderson transcurren en Bright Falls y sus alrededores, con Alan Wake estaremos en una versión algo peculiar de Nueva York. La estética no podía ser la mejor con un entorno vacío y decadente que da ese toque terrorífico.

Con Alan nuestro objetivo es escribir una nueva historia que nos saqué de El Lugar Oscuro, aunque también no pasará mucho tiempo antes de estar inmersos en algo más que nos hará visitar diferentes lugares de esta Nueva York alternativa.

Entre los sitios que Alan puede visitar esta una estación de tren, un cine, un hotel y una estación de televisión. Todos estos lugares, aunque pueden parecer pequeños a comparación de la extensión grande de mapa que hay con Anderson, lo cierto es que tiene muchos cuartos para recorrer y muchos misterios por descubrir.

La jugabilidad con Alan Wake se basa en encontrar los elementos adecuados para escribir la novela que sacará al escritor de El Lugar Oscuro.

La forma en la que se va tejiendo la historia tiene como base visitar determinados lugares y encontrar unos llamados ecos. Estos ecos alteran la historia y al mismo tiempo el entorno. Así, tendremos varias posibilidades para cambiar un mismo lugar y, con ello, ir avanzando. Al inicio es algo complejo, pero no tarda uno en acostumbrarse.

La escritura de esta historia se lleva a cabo en un tablero muy en la línea de El Lugar Mental de Saga. En esta zona veremos los escenarios principales, y debajo de estos estarán las opciones disponibles que hemos desbloqueado para utilizar.

Algo que si debo señalar es que con Alan Wake el combate es mucho menor que con Saga. Aquí, será más de contemplación y de ir rellenando esos huecos para nuestra historia, obviamente con giros aquí y por allá por donde menos lo esperas.

El campeón de la luz

Además de los ecos para reescribir la historia que estamos armando, Alan ahora tiene como aliado una pequeña lampara en forma de un ángel.

Esta lámpara será un aliado importante para la jugabilidad, ya que esta nos permite hacer un salto entre realidades para ir abriéndonos paso.

El agregado de esta lámpara le da esa capa de complejidad necesaria para tenernos pensando como avanzar en determinado lugar. Por ejemplo, la lámpara puede jalar la luz de un determinado sitio y con ello despejar una zona inicialmente cerrada. Esta misma carga de luz que ya tenemos se puede usar a su vez en una zona sin luz y con ello abrir sitios.

De resto, Alan cuenta con su clásico revolver a seis tiros, una escopeta, una pistola de bengalas y su inseparable linterna, aunque como ya dije el combate en las secciones con Alan Wake son menores que las que se tienen con Saga.

Así como sucede con Saga y la recolección de fragmentos de manuscrito en pequeñas loncheras, para Alan Wake existe algo similar en El Lugar Oscuro, esto en forma de unos símbolos llamados Palabras de Poder. Estas palabras estarán ocultas en todo el mapa y deberemos ir encontrándolas para tener diferentes tipos de mejoras para Alan que están más ligadas a sus ítems como lo son la curación, su linterna, entre otros cuantos más.

Sobre la función de Saga Anderson y Alan Wake como personajes, llegará un punto en el que podremos intercambiar con qué personaje queremos jugar.

Que la decisión recaiga en nosotros para qué personaje usar me parece uno de los pocos desaciertos del juego ya que, al no tener un orden, hay sucesos que se van entremezclando y llega a pasar que te des sin querer un adelanto de algo que va a pasar con el otro personaje.

Abarcando ambos personajes, otro punto que tampoco terminó por convencerme es lo referente a los enfrentamientos, esto más del lado de Saga Anderson, aunque aplica igual para los pocos combates que llegamos a tener a los mandos de Alan Wake.

En ambos casos enfrentar a los enemigos nunca se sintió bien, sobre todo al querer esquivar. El botón de esquivar hace que los personajes hagan un movimiento más de agacharse que de verdad intentar no ser golpeados, haciendo que casi en cada ocasión que intentaba esquivar terminaba por ser golpeado. Al final la mejor opción fue simplemente disparar frente a frente.

Tanto con Saga como Alan tendremos disponibles una gran cantidad de materiales para ir enriqueciendo la historia en forma de videos, canciones y emisiones de radio que deberemos ir descubriendo. En este apartado debo reconocer mi decepción total al no tener todos esos episodios del programa Night Springs como en el primer juego.

Aquellos breves videos que nos íbamos encontrando en las televisiones y que presentaban situaciones muy en la línea de programas como The Twilight Zone no están, para ahora aparecer unos anuncios de los hermanos Koskela, aunque todos aquellos videos que involucran la desesperación de Alan Wake por escapar de El Lugar Oscuro son muy buenos.

Un desastre en Xbox Series S

Como fan de Alan Wake y que estuvo esperando con unas enormes ansias el pasar de los días desde que se anunció esta secuela, no podía dejar de probar inmediatamente todo lo que Alan Wake 2 ofrecía… sin importar las enormes frustraciones que eso trajo.

Narrativamente es de lo mejor que he jugado, su jugabilidad me tuvo en sesiones de al menos seis horas y todos esos aspectos como las pistas y coleccionables me tuvieron como loco buscando cada rincón hasta completar al 100 por ciento el juego; sin embargo, las cosas fueron muy complicadas durante las más de 35 horas de juego.

Esta reseña, al igual que otros juegos que he tenido la oportunidad de jugar este año como Dead Space Remake o Resident Evil 4 Remake, fue realizada en una Xbox Series S, consola que simplemente no puede con Alan Wake 2.

Y quiero ser muy enfático en este aspecto ya que, aunque en muchos aspectos la pasé increíble con Alan Wake 2, el rendimiento fue un dolor de cabeza.

Alan Wake 2 en Xbox Series S es, actualmente, la peor manera de jugar.

No puedo negar que había momentos en los que veía ciertas escenas y texturas y quedaba maravillado por cómo es que corría en Xbox Series S. Sin ir más lejos, cierto combate contra jefes en un bosque de noche y lloviendo era espectacular por las luces y sombras que se hacían con la lluvia y la lámpara. En esos momentos estaba maravillado.

Mi emoción fue decayendo cuando texturas en paredes o el suelo se veían extrañas, como si se quedaran a medio cargar o simplemente no estuvieran ahí, hasta bugs en los que la escopeta o el arma desaparecia por completo al recargar.

Pero lo más frustrante de Alan Wake 2 en Xbox Series S, al menos en las más de 35 horas que me tomó completar el juego en su 100 por ciento fueron los crasheos.

Tan solo en la primera parte con Saga Anderson tuve al menos cinco crasheos que cerraban por completo el juego. Aquí lo veía como algo “normal” de un juego exigente; sin embargo, después de contar más de 30 crasheos, si, más de 30 crasheos, caí en cuenta que algo muy extraño estaba pasando y no podía no dejar de mencionarlo.

El problema con estos crasheos durante todo mi andar en Alan Wake 2 no fue solamente que se cerrara el juego, sino que perdía mucho avance y tenía que pasar secciones completas de hasta 20 minutos. Así es, repetir todo eso.

Dado que el guardado automático solo se activa en determinadas zonas específicas y el guardado manual solo se puede hacer en cuartos seguros, me vi en bucles de repetir hasta tres ocasiones la pelea contra un cierto jefe, todo porque al matarlo se crasheaba el juego.

Hablo sobre estos crasheos en particular por todos los fans de Alan Wake que quieren disfrutar de esta secuela y tienen una Xbox Series S, que estén consientes que, al menos hasta el cierre de esta reseña, Alan Wake 2 en Xbox Series S es un desastre en rendimiento.

No dudo que más adelante lleguen los arreglos y se pueda tener una mejor experiencia, pero por el momento, quienes tengan una Xbox Series S bien pueden dejar pasar un momento y esperar a que lleguen esos arreglos para ahora si disfrutar como se debe de este juego.

Sin contar con la posibilidad de probar el juego en otra de las plataformas en las que está disponible, al menos en el caso de Xbox Series S si el desempeño, en su mayor parte, deja que desear y corta mucho de la gran experiencia que es el título.

El rock pesado de los Olds Gods of Asgard y hasta un Musical

En lo que respecta a apartados como el sonoro, Alan Wake 2 repite la fórmula del primer juego al dejarnos momentazos musicales y vaya que son momentazos.

Si hay algo muy presente en mi cabeza son las canciones del primer Alan Wake de la banda ficticia Old Gods of Asgard, interpretados por la banda real Poets of the Fall que nos dejaron en su momento canciones como The Poet and the Muse, Balance Slays the Demon o Children of the Elden God, canciones que honestamente forman parte de mi repertorio.

Para esta secuela, Tor y Odín Anderson están de vuelta con nuevas piezas.

Sin entrar en muchos detalles para no arruinar dos grandes momentos, llegan canciones como Herald of Darkness como parte de una de mis escenas favoritas con Alan Wake y Dark Ocean Summoning en un momentazo con Saga Anderson. ¡Rock al máximo!

Otras canciones más que no tienen ningún desperdicio son Anger’s Remorse, Prayer at the Gate, Superheroe, Follow You Into the Dark o Yötön Yö, esta última cortesía de un personaje que ya apareció en otro de los juegos de Remedy Entertainment.

Siendo algo ya conocido desde hace un tiempo, no está de más hacer la aclaración que Alan Wake 2 no cuenta con doblaje en voces al español latino.

La ausencia del doblaje al español latino es bastante decepcionante. En lo personal, la voz de René García en el primer juego le dio esta aurora de misticismo al personaje y, aunque las voces en inglés hacen un increíble trabajo, todo el trabajo de doblaje del primer Alan Wake fue muy bueno y aquí se extraña y bastante.

Conclusión

Con sus aciertos y errores, Alan Wake 2 es sin duda de lo mejor de Remedy Entertainment, haciendo que la espera de 13 años por esta secuela haya valido la pena.

Narrativamente, Alan Wake 2 es de lo mejor que he tenido la oportunidad de jugar en años, con tantos giros, tramas, diálogos y otras áreas más relacionadas con la historia que es hasta difícil procesar todo lo que se nos está mostrando en la pantalla.

Aunque es abrumador, toda la narrativa va juntándose para crear un monstruo de historia.

La llegada de Saga Anderson a la franquicia le da ese refresco en cuanto a jugabilidad con todo lo relacionado a la investigación detectivesca, al mismo tiempo de ser un engranaje perfecto para poder seguir ofreciendo historias con otros personajes y situaciones de Bright Falls.

Si pensabas que Alan Wake quedaría relegado en esta secuela, el escritor tiene secciones bastante bien ejecutadas que no solamente son entretenidas de jugar, sino también de apreciar, todo dando varias respuestas a incógnitas del primer juego.

Lamentablemente, todo lo bueno que tiene Alan Wake 2 se ve empañado por un muy mal desempeño en Xbox Series S.

La enorme cantidad de crasheos afectan muchísimo a la experiencia, siendo ya en un punto algo demasiado frustrante, más que los propios enemigos.

Si como yo son muy fanáticos de Alan Wake 2 y no pueden esperar para conocer lo que depara de Alan Wake tras el primer juego y piensan jugarlo en una Xbox Series S, vayan preparándose para una gran frustración en cuanto a crasheos, pero si sus ganas de jugar Alan Wake 2 no son tan grandes, recomiendo mucho más esperar a que Remedy les dé solución a todos los fallos y disfrutarlo sin interrupciones, vale muchísimo la pena.

Alan Wake 2 superó mucho las expectativas que tenía y me ha dejado con ganas de mucho más. Solo pido que Remedy no tarde otros 13 años en un tercer juego.

A futuro todavía están ya dos expansiones confirmadas, la primera de estas para estrenarse en algún momento de la primavera del 2024 y la segunda a finales de ese mismo año.

9 Calificación
Historia
Jugabilidad
Gráficos
Sonido
Rejugabilidad

Agradecemos a Epic Games por el código para la realización de esta reseña.

Sigue a Gamer Style en Google News

Nuestras Redes Sociales

Últimas reseñas

Lo último

Videojuegos37 min ago

Nintendo compra estudio de Embracer Group

Estudio responsable tras el port de Hogwarts Legacy para la Nintendo Switch.

Videojuegos51 min ago

Tesla elimina Steam de sus vehículos Model X y S

Una medida que no afectará a los vehículos Model X y S que ya hayan sido entregados.

Videojuegos1 hora ago

Shadow of the Erdtree, DLC de Elden Ring, se deja ver en nuevo tráiler

Disponible en consolas PlayStation, Xbox y PC a partir del próximo 21 de junio.

Videojuegos22 horas ago

Ya habría luz verde para nuevos proyectos en Ninja Theory

Se afirma que no hay planes en el corto plazo para un cierre de Ninja Theory.

Videojuegos22 horas ago

Filtrada posible fecha de lanzamiento de Dragon Ball: Sparking! ZERO

La fecha oficial se podría conocer en el Summer Game Fest 2024 a celebrarse el próximo 7 de junio.

Videojuegos23 horas ago

¡Skins de Gundam, en camino a Call of Duty!

Contenido que llegará a Modern Warfare 3 y Warzone como parte de la Temporada 4 que arranca la próxima semana.

Videojuegos1 día ago

Jason Voorhees y el Agente Smith llegarán a MultiVersus

El gran regreso de MultiVersus tendrá lugar el próximo 28 de mayo.

Videojuegos1 día ago

Grand Theft Auto 6 saldrá si o si en otoño del 2025

Hay gran confianza en Take-Two Interactive de que el nuevo Grand Theft Auto salga en otoño 2025.

Videojuegos1 día ago

Call of Duty cambiaría al Xbox Game Pass

La nueva entrega del shooter podría incrementar el precio del servicio o traer consigo un nuevo plan.

Videojuegos1 día ago

Black Myth: Wukong estrena nuevo tráiler

El soulslike del estudio chino Game Science es uno de los estrenos más esperados de junio.