Connect with us

Published

on

Prince of Persia: The Lost Crown, presentado con anticipación en el Summer Game Fest del año pasado, emergió como un faro de expectación y escepticismo entre los seguidores de la franquicia. La dirección artística y los problemas previos de la serie se intercalaron con la promesa de una nueva entrega, generando una amalgama de emociones entre los fanáticos. Sin embargo, a medida que se abrieron las puertas para experimentar este metroidvania en 2D, las dudas iniciales comenzaron a disiparse.

La narrativa de la presentación en el evento dejó interrogantes en el aire. ¿Sería The Lost Crown capaz de revitalizar la icónica serie? ¿Podría superar las sombras de sus predecesores y ofrecer una experiencia que realmente resonara con los jugadores? Fue solo después de sumergirse en las intrigantes mecánicas del juego que la verdadera naturaleza de The Lost Crown comenzó a revelarse, despejando las dudas iniciales y creando un terreno fértil para una exploración más profunda.

La pregunta fundamental se presentó con claridad: ¿Lograría este metroidvania en 2D, con su estilo característico y una narrativa aparentemente envuelta en misterio, mantener a los jugadores inmersos en su mundo a lo largo de la experiencia de juego? Acompáñanos a descubrirlo.

Historia

The Lost Crown inicia su relato con la revelación de un nuevo protagonista, Sargon, un guerrero encargado de la crucial misión de rescatar al joven príncipe. Aunque el título evoca la memoria de la icónica franquicia de Prince of Persia, rápidamente se desvela que el enfoque narrativo ha tomado un giro inesperado. La trama se desarrolla en el mítico Monte Qaf, un lugar donde las leyes del tiempo parecen retorcerse y desafiar la linealidad convencional.

Sargon, en su búsqueda por salvar al príncipe, se ve envuelto en un complot que desafía sus propias creencias y perspectivas sobre el mundo. Este giro inesperado lleva a nuestro héroe a un viaje en el tiempo, una odisea a través de biomas únicos y desafíos que solo se pueden superar adquiriendo nuevas habilidades y herramientas a lo largo de la historia. El Monte Qaf se convierte en el escenario de una narrativa entrelazada con elementos metroidvania, donde la exploración y la progresión se vuelven esenciales.

Aunque la premisa de la historia es intrigante, The Lost Crown a veces flaquea en la ejecución de su narrativa. La conexión entre el enfoque metroidvania y la trama principal a veces se siente forzada, como si las mecánicas del juego fueran más obstáculos que enriquecimientos para la historia. Sargon, a pesar de su carisma como personaje jugable, se ve inmerso en una serie de desafíos que, aunque presentan momentos emocionantes, a veces parecen más una serie de obstáculos que un desarrollo orgánico de la narrativa.

Además, la forma en que se presenta la historia a menudo carece de la gravedad necesaria para cautivar a los jugadores en comparación con otros juegos del género de acción y aventura. Los diálogos emergentes son la principal herramienta para transmitir la trama, pero a menudo no logran transmitir la profundidad emocional y la conexión con los personajes que se espera en una narrativa de este tipo.

Los personajes secundarios, aunque presentes, no destacan de manera notable, y su contribución a la historia a veces se ve eclipsada por las trepidantes batallas y desafíos del juego. Si bien el juego ofrece un mundo lleno de mitos y leyendas, la narrativa, en su ejecución, parece carecer de la misma grandeza y majestuosidad que la ambientación promete.

Jugabilidad

Esta nueva entrega se destaca por su jugabilidad envolvente y variada, marcando una experiencia metroidvania que combina hábilmente elementos de plataformas y combate. Desde el primer momento, el jugador se sumerge en una aventura fluida y emocionante, donde las complejas plataformas y los desafiantes enemigos mantienen la atención y la emoción.

El estilo 2D del juego se adapta sin esfuerzo, ofreciendo una perspectiva que permite una ejecución impecable de movimientos y acciones. La mecánica de captura de pantalla, una adición ingeniosa, agrega profundidad a la progresión al permitir a los jugadores fotografiar lugares importantes para recordar la necesidad de regresar más adelante. Esta característica no solo se integra de manera orgánica, sino que también contribuye a la sensación de exploración y descubrimiento, elementos esenciales en un juego de este género.

El combate, central en cualquier juego de acción, se presenta con gran profundidad. Los enemigos, tanto normales como los jefes, atacan con velocidad y ferocidad, exigiendo habilidades de parada, esquiva y conocimiento de patrones para superarlos. Este aspecto estratégico y desafiante es un componente clave que añade capas de complejidad al juego, convirtiéndolo en una experiencia gratificante para aquellos que buscan más que simplemente una aventura de plataformas.

La variedad de habilidades y técnicas de movimiento a disposición del jugador amplía las posibilidades tanto en combate como en la exploración. Desde inversiones temporales hasta teletransportación, cada habilidad tiene su lugar y propósito, lo que permite a los jugadores enfrentar los desafíos de diversas maneras. Esta versatilidad agrega una dimensión estratégica y creativa a la jugabilidad, elevando la experiencia a un nivel más allá de lo convencional.

La progresión del personaje y la gestión de recursos también se han manejado de manera efectiva. Las mejoras se obtienen a un ritmo que mantiene el interés del jugador, y la posibilidad de personalizar y mejorar objetos agrega un elemento estratégico adicional. La inclusión de amuletos, que ofrecen beneficios específicos y mejoras, permite a los jugadores adaptar su estilo de juego a sus preferencias, añadiendo profundidad y personalización al juego.

La jugabilidad de Prince of Persia: The Lost Crown se presenta como uno de los aspectos más sólidos del juego. La combinación de plataformas desafiantes, combate estratégico y un sistema de progresión bien diseñado contribuye a una experiencia inmersiva y emocionante.

Gráficos

El apartado visual de The Lost Crown es un logro destacado que refleja la atención al detalle y la calidad de diseño. Concebido con la Nintendo Switch en mente, el juego ofrece una experiencia visual sorprendentemente suave y detallada, con tasas de fotogramas que generalmente se mantienen a 60 FPS o más en la mayoría de las plataformas. Nosotros tuvimos oportunidad de jugar en Xbox Series X.

El diseño de niveles, especialmente en el icónico Monte Qaf, demuestra una maestría artística. Los entornos variados y detallados presentan una combinación de paisajes impresionantes y biomecánica única. Cada rincón del juego parece cuidadosamente elaborado, contribuyendo no solo a la estética general, sino también a la inmersión en la narrativa y la experiencia de juego.

La fluidez en la animación es otro punto a favor. Los movimientos del personaje principal, Sargon, así como los de los enemigos y jefes, se ejecutan de manera natural y realista, añadiendo un nivel adicional de autenticidad a las interacciones del juego. Los efectos visuales, como las habilidades especiales y los ataques, están bien ejecutados, creando un espectáculo visual que complementa la acción del juego.

Aunque la mayor parte del juego destaca visualmente, es importante señalar que la calidad gráfica puede variar en ciertos momentos, especialmente en escenas en primer plano. En estas instancias, algunos detalles pueden perderse, y el estilo artístico, aunque en su mayoría atractivo, puede volverse un tanto discordante. En general, logra un equilibrio impresionante entre rendimiento técnico y diseño artístico. Los gráficos ofrecen una experiencia visualmente cautivadora que respalda y mejora la experiencia de juego.

Sonido

El apartado sonoro de The Lost Crown complementa eficazmente la experiencia general del juego. Los efectos de sonido sumergen al jugador en el mundo del juego, desde los pasos resonantes hasta los choques de la batalla. La calidad de la grabación y la mezcla de sonido contribuyen a una experiencia auditiva envolvente.

La banda sonora, por su parte, agrega una capa adicional de inmersión y emoción. Las composiciones musicales, adaptadas a los momentos clave del juego, intensifican la atmósfera y contribuyen al ritmo y la tensión del juego. La elección de instrumentos y estilos se alinea hábilmente con la temática del juego, brindando una experiencia auditiva cohesiva y memorable.

Sin embargo, a pesar de los logros en el apartado sonoro, la narrativa del juego, en gran medida entregada a través de ventanas emergentes de diálogo, no alcanza la misma gravedad que otros elementos del juego. La falta de una presentación más inmersiva de la historia puede restarle impacto a ciertos momentos clave y a la conexión emocional con los personajes.

En el apartado del doblaje, es una pena que Ubisoft ya no tome en cuenta al mercado latinoamericano con el doblaje de sus juegos al español latino. Si bien los jugadores más “mayores” solemos jugar con  el idioma original, los jugadores más jóvenes desean que el doblaje para el mercado latinoamericano regrese, no es por nada pero el castellano es un idioma que sigue sin gustar de este lado del continente.

Conclusión:

Prince of Persia: The Lost Crown se erige como una obra notable en el género de metroidvania, ofreciendo una experiencia que amalgama hábilmente elementos de plataformas, combate estratégico y exploración en un entorno visualmente cautivador.

A pesar de algunos desafíos en la ejecución de la narrativa, el juego destaca en su jugabilidad, presentando un sistema sólido y variado que mantiene la atención del jugador desde el principio hasta el final. Las complejas plataformas, la profundidad del combate y la variedad de habilidades y técnicas de movimiento ofrecen una experiencia rica y envolvente.

El apartado gráfico refleja una atención meticulosa al diseño y una ejecución técnica impresionante. El mundo del juego cobra vida con entornos detallados y animaciones fluidas, aunque se reconoce una variabilidad en la calidad gráfica en ciertos momentos.

En cuanto al sonido, los efectos y la música contribuyen significativamente a la atmósfera del juego, a pesar de la presentación de la narrativa a través de ventanas emergentes que podrían beneficiarse de una mayor inmersión.

En última instancia, Prince of Persia: The Lost Crown es la nostalgia que se fusiona con la innovación, dando vida a una experiencia de juego que rinde homenaje a sus raíces mientras abraza el futuro.

9 Calificación
Historia
Jugabilidad
Gráficos
Sonido
Rejugabilidad

Gracias a Ubisoft Latinoamérica por proporcionarnos un código del juego para poder realizar esta reseña.

Nuestras Redes Sociales

Últimas reseñas

Lo último

Especiales6 horas ago

Assassin’s Creed: Shadows y su crítica desinformada

Las críticas ridículas sobre la etnicidad de Yasuke en Assassin's Creed: Shadows ignoran la historia real. ¡Descubre al verdadero samurái...

Videojuegos8 horas ago

PlayStation trabajaría en una nueva consola portátil

Se habla de un catálogo de juegos inicial con títulos ya lanzados en PlayStation 4.

Videojuegos8 horas ago

Contenido de Fallout llegará a Fortnite

La nueva temporada de Fortnite iniciará el viernes 24 de mayo.

Noticias9 horas ago

Samsung México Women Forum 2023: Inspiración y empoderamiento

¡Celebremos el liderazgo femenino! Únete al Women Forum de Samsung México y descubre historias inspiradoras de mujeres líderes.

Noticias9 horas ago

Disney encanta Liverpool con su Animation Cafe

Liverpool y Disney unen magia en el Animation Cafe. Disfruta de platillos inspirados, realidad virtual y accesibilidad para todos. ¡No...

Videojuegos10 horas ago

Nuevo Call of Duty llegaría de lanzamiento al Xbox Game Pass

La nueva entrega de la franquicia de Call of Duty se estrenaría en algún momento del otoño.

Videojuegos10 horas ago

PUBG MOBILE Se une a SSC para una colaboración de alta velocidad

PUBG MOBILE colabora con SSC North America, añadiendo los hipercoches Tuatara y Tuatara Striker. Disponible hasta el 9 de julio....

Videojuegos10 horas ago

Square Enix presenta “Future Funk”, la cuarta temporada de Foamstars

Square Enix lanza "Future Funk", la cuarta temporada de Foamstars, con nuevos mapas, eventos emocionantes y atuendos inspirados en Hololive.

Esports11 horas ago

Santander México es nuevo patrocinador de la Liga Regional Norte de League of Legends

Banco Santander México se une como patrocinador oficial de la Liga Regional Norte de League of Legends, apoyando los esports...

Música20 horas ago

Bon Jovi estrena su nuevo sencillo “Living Proof”

¡Bon Jovi regresa a sus raíces con "Living Proof"! No te pierdas el nuevo sencillo del álbum Forever, lanzándose el...