Reseña: Assassin’s Creed

Assassin's Creed

¿Podrá Assassin’s Creed romper el maleficio de las malas adaptaciones de videojuegos a películas?

En pantalla veremos a Callum Lynch, un convicto sentenciado a la pena de muerte y con un pasado lleno de violencia y tragos amargos. Mientras cuentan parte de su pasado y su presente, se descubrirá su vínculo con la vieja hermandad de los asesinos.

Dicho vínculo genético atrae el interés de la poderosa e igual misteriosa organización Abstergo, una fachada científica y económica para la élite mundial conocida como los templarios. Con el pretexto de su ejecución, Abstergo salva a Lynch y lo desaparece del conocimiento público.

Assassin's Creed

Aquí Lynch, a través de la tecnología del Animus, será transportado a la inquisición española en 1492 a la vida de su ancestro Aguilar, miembro de los asesinos y último que tuvo en su poder un artefacto muy poderoso, la Manzana del Edén.

Ese artefacto contiene los secretos del libre albedrío humano. Tanto los templarios como los asesinos han librado una guerra secreta durante siglos para hacerse del poder de la manzana y ahora Lynch es el eslabón que podría definir esta guerra para cualquiera de las dos partes.

Trabajamos en la oscuridad

Assassin’s Creed como videojuego tiene varios rasgos característicos y algunos se transportaron al cine, el misterio es uno de ellos. Durante toda la película se maneja un grado de intriga sobre las acciones que ocurren, de los objetivos y de las estrategias para lograrlos.

Lo anterior es más real para los personajes en pantalla que para el espectador, pues en ciertos lapsos la película es linear y sabes lo que sucederá después. Esa certeza aplica para la trama, no para el trasfondo, me explico a continuación.

Cualquiera que llegue a la película con previo conocimiento de los juegos, libros o novelas gráficas, no tendrá problemas para entender a Lynch en el universo de Assassin’s Creed, lo que pasa en pantalla, la tecnología del Animus o la lucha entre templarios y asesinos.

película Assassin's Creed

El espectador sin previo aviso, tendrá algunas dificultades para unir los puntos de la trama, pero, sobretodo, para darle la magnitud real a la lucha, al artefacto y al complejo trasfondo de ciencia ficción que tiene esta obra, pues la película no ayuda mucho para eso.

Si bien dos horas no son suficientes para explayarse en la cultura de Assassin’s Creed, sí han sido suficientes para contar buenas historias y desarrollar entrañables personajes. Algo que esta película no logra en su totalidad.

La historia no es mala, sino simple a comparación de la complejidad que esperaríamos de un material de Assassin’s Creed, por supuesto sabemos que trasladar todo esa mitología a unas horas de película es imposible. Y los personajes, incluidos los dos protagonistas (Lynch y Aguilar), no toman tiempo ni esfuerzo en desarrollarse hasta lo último de sus personalidades y objetivos.

Assassin's Creed

La saga se caracteriza por un ángulo humano cuando los protagonistas se hayan en dificultades, cuando entienden más el porqué de las decisiones de sus ancestros y así, hacen suya la misión de proteger la Manzana del Edén.

En la película se desperdicia esa gran oportunidad de tener dos protagonistas con los cuales vincularte, el del pasado y el del presente, pues las motivaciones y luchas son presentadas a la ligera. Sin contar la falta de un villano icónico, como sí lo hay en los videojuegos.

Para servir a la luz

No todo es malo en la película, pues si bien queda corta en varios rubros, en otras tiene gran calidad. Para empezar, es la película de videojuegos con mejor reparto que se ha hecho. Michael Fassbender, Marion Cotillard y Jeremy Irons (incluidos varios secundarios también) hacen un increíble trabajo trayendo a la vida a los personajes.

Assassin's Creed

Si bien no son papeles tan complejos como alguna vez los hemos visto interpretar, las emociones que deben reflejar en el filme las expresan a la perfección y cumplen bien con el cometido de darle vida y sentimientos a la historia.

Las escenas de acción cumplen de forma sobresaliente incluyendo el canon que esperarías de Assassin’s Creed: Parkour, persecuciones, trepar por edificios altos, navajas ocultas y saltos de fe. Todo está incluido y bien envuelto para su disfrute.

Si bien hay algunos detallitos en el CGI que son fácilmente perceptibles, la calidad de los efectos especiales y el logro en las coreografías de las batallas es de alta calidad.

Algo muy importante a resaltar es la dirección de cámaras. Al igual que en otros departamentos tiene algunos detalles, pero las tomas que se logran, sobretodo en la inquisición, son grandiosos. En eso, Assassin’s Creed es un nuevo estándar en las películas de videojuegos (aunque Warcraft se acerca mucho).

Assassin's Creed

Todo está permitido

Si eres fan de la saga, lo mejor que puedes hacer es ir esperando un producto nuevo y diferente a lo que ya conoces, sobretodo por tratarse de un personaje desconocido. Si eres alguien que no tiene mayor conocimiento del credo, sería buena idea aprender un poco sobre la trama y la premisa del Animus, sobretodo para dimensionar mejor la historia y no tener tantas preguntas.

Pareciera que el director Justin Kurzel intentó complacer a toda clase de público y por ello quedó corto en entregar una película con una identidad bien definida, con personajes bien desarrollados y con una historia que motivara a adentrarse más al genial mundo de Assassin’s Creed.

Aún así, logra establecer un estándar nuevo para las adaptaciones de videojuegos en algunos departamentos, que bien deberían seguir algunas entregas que vienen.

¿Ya la viste? Déjanos tu opinión en los comentarios.

Título: Assassin’s Creed

Género: Acción

Director: Justin Kurzel (Macbeth)

Guion: Michael Lesslie, Adam Cooper y Bill Collage

Reparto: Michael Fassbender, Marion Cotillard, Jeremy Irons

Estreno: 5 de enero 2017

Edgar Hurtado

Mejor conocido como Pollo. Soy Ing. Mecatrónico de profesión pero Gamer de corazón. Plataforma favorita: PlayStation y PC. Android. Me gustan los deportes, el cine y viajar.