Share the post "Windows 10 podrá deshabilitar juegos y hardware pirata." FacebookGoogle+TwitterEmail ¿Una medida para atraer desarrolladores o para irritar jugadores? El pasado 1...

jack-sparrow-scaerd

¿Una medida para atraer desarrolladores o para irritar jugadores?

El pasado 1 de agosto, Microsoft actualizó los términos y condiciones de uso de Windows 10 y debemos poner especial atención al apatado 7b. Traducido y en resumen quiere decir que Microsoft tiene el derecho de revisar la versión de tu sistema para instalar actualizaciones y archivos de configuración que les permitan negarte el acceso a los servicios de Microsoft asociados a tu(s) cuenta(s) y bloquear juegos piratas o hardware no autorizado. Y tampoco habrá escape si decides no actualizar “voluntariamente” tu sistema: quien no lo haga también podría recibir sanciones.

Pero ¿qué significa esto? Teóricamente no debiera representar ningún problema para un usuario común que tenga todo en regla. Teóricamente. La medida supuestamente está diseñada para aquellos usuarios de Windows que suelen descargar juegos pirata en vez de conseguirlos de una forma legal. Aquellos quienes no tengan estos juegos en su sistema no debieran notar problema alguno y todo debiera ser transparente, por lo que tu colección de Steam está a salvo. Teóricamente.

Hasta ahora, este problema había sido ignorado por Microsoft en la medida que no es asunto suyo qué decida hacer un usuario en su computadora personal, pero al parecer ahora ya se han puesto en la postura de “dueños” del hardware donde corre Windows 10 e implementarán medidas cero populares, pues todos sabemos que en la práctica han resultado más dañinas para los usuarios “legales” y poco hacen para mitigar el supuesto impacto negativo en las ventas de juegos por culpa de la piratería.

La forma en que está redactado este apartado es tan ambigua que no faltan las preguntas acerca de qué impacto tendrá en el uso diario de una computadora con Windows 10. Por un lado está la parte de los juegos la cual no sabemos con exactitud hasta donde podría extenderse como medida de protección de derechos de autor. Y por otro ¿será que más adelante buscará cualquier clase de software pirata, juego o no, y bloqueará el acceso a éste? ¿Qué hay de quienes hayan activado a Cortana por medio de diversos trucos a pesar que está fuera de su región? ¿Los desarrolladores de programas y estudiantes están a salvo? ¿Qué califica como pirata?

También está el ambiguo concepto de “unauthorized hardware peripheral devices“. ¿Qué significa este término? ¿Qué califica como hardware no autorizado? ¿Quién decide o autoriza el uso de hardware en una computadora? ¿Qué debe hacer uno para que la pieza sea autorizada?

Y la misma clase de preguntas podríamos hacer para los juegos. ¿Cómo sabrá Microsoft que el juego indie super underground que acabo de comprar por tres dólares no es pirata? ¿Cómo afectará esto a negocios como los de GOG.com quienes pueden vender juegos old school gracias al emulador DOSBox? ¿Quienes desarrollen juegos deberán tener cuidado extra de no quedar bloqueados del ambiente de Microsoft por haber cometido un error de programación?

Como ven, este osado movimiento de Microsoft trae puntos a la mesa que potencialmente podrían hacer de la medida un auténtico desastre más allá de ayudar a la comunidad de PC a crecer como plataforma para videojuegos. El tiempo nos dirá qué será mejor y aquí en Gamer Style seguiremos muy de cerca el asunto para tenerte informado.

Fuente: Wired UK

Comentarios

Ricardo Fernández