Reseña: A Way Out
Share the post "Reseña: A Way Out" FacebookGoogle+TwitterEmail  ¡Hablemos al respecto sobre A Way Out! En la industria de videojuegos donde jugar en línea... Reseña: A Way Out

 ¡Hablemos al respecto sobre A Way Out!

En la industria de videojuegos donde jugar en línea es una parte fundamental para poder disfrutar con miles de personas que seguramente jamás podrás llegar a conocer frente a frente, A Way Out nos presenta una mecánica simple, diferente y entrañable que hace un par de años muchos olvidamos, donde lo esencial es jugar de manera cooperativa tanto de manera local o en su defecto, con una persona en línea que podía resultar en una mutua confianza.

Antes que nada, es interesante ver la manera con la que los desarrolladores de videojuegos que no están creando títulos AAA, llegan a presentar ideas sorprendentes que nos motivan a seguir conociendo más y más atmósferas y universos de este tipo. La diferencia de los juegos más esperados a nivel mundial contra un título que pocas personas esperábamos, se encuentra básicamente en lo importante que es el apartado artístico de las cosas, los escenarios, el efecto sonoro, el “sin miedo” de querer entregar un trabajo novedoso y la imaginación que se presenta con una historia que jamás te esperarías.

A Way Out es el segundo título dirigido por Josef Fares (su debut fue con Brothers: A Tale of Two Sons) junto con el equipo desarrollador Hazelight Studios quienes están a cargo de una interesante premisa de acción y aventura dedicada a 2 presuntos convictos que no se conocen pero que tienen algo que los mantiene unidos: Una mala jugada hecha por un frenético y psicológicamente dañado enemigo en común con el cual están dispuestos a hacer lo que sea para saciar su necesidad de venganza.

“Nunca confiar en nadie”

La historia de A Way Out trata sobre dos presos llamados Leo y Vincent que, por raras circunstancias, terminan estando en sus celdas debido a supuestos delitos de los que se les acusa. Leo es un joven delincuente con un perfil que se representa en toda la extensión de la palabra como un “peligroso e impulsivamente violento vengativo” gracias a su manera de actuar ante las cosas que se le van presentando de la manera más instintiva. Por otro lado, Vicent es aquel típico adulto que se mantiene cuerdo ante cualquier situación o circunstancia que esté pasando para poder obtener los mejores escenarios tanto en la fuga como en los bosques, casas, zonas las cuales explorar para seguir hacia dónde ir y el evitar a toda costa el ensuciarse las manos. Se podría decir que, aunque la manera de ser de cada uno es notablemente diferente, la cooperación entre sus acciones hace que funcione de la mejor manera; esa interesante combinación entre el agua y aceite termina resultando mejor de lo que esperábamos.

Desde que jugamos los primeros minutos, podemos entender la historia de una persona fuera de la cárcel llamada Harvey, el cual ha hecho que los dos protagonistas se encuentren donde están. Aquí lo principal (por lo menos una parte) es escapar de esa jaula para hacer justicia ante lo que el enemigo cometió y sufrieron Vincent y Leo. Como podrán notar (y aunque no tenga mucho sentido y a la vez sí), para quienes pudieron ver la serie estadounidense Prison Break o siguen viéndola después de que la 5ta temporada, no podemos dejar de pensar que en A Way Out se siente como si fuese un capítulo más en el que toda nuestra inteligencia junto con una parte de adrenalina y suspenso se encuentra remarcado en todo momento.

A Way Out nos presenta muchísimas ideas increíbles que son llamativas para un título donde sólo se puede jugar en cooperativo junto con cosas que te dejarán boquiabierto en cada momento si lo que buscas en un título de acción y aventura. Así mismo, la personalidad de los personajes no hace más que darnos ese deseo de querer seguir jugando cada capítulo hasta el final desde escaparnos de prisión, huir de la policía por bosques, lagos y puentes, hasta terminar con lo que seguramente te esperarías, pero que al final, te das cuenta de que “no todo es lo que parece”.

El problema aquí es que el juego termina por juntarse con demasiados clichés de series o películas policíacas donde hay una fuga constante en diversos escenarios como ya se havisto. No es que esa clase de clichés sean malos, ya que gran parte del éxito de las obras (como en las películas de Hollywood) se basa en costumbres que desde antes de que pase algo, ya sabes qué es lo que sucederá.

Por otro lado, una de las cosas que más me gustaron fue aquella toma de decisiones que debemos realizar en pareja. y se tiene que pensar siempre en las consecuencias de nuestras acciones y calcular cómo y a qué hora es el momento justo de atacar.

La cantidad de escenarios en los que nos veremos envueltos son excelentes. Nos asombraremos al estar en prisión y después huir de ella de la manera más espectacular, luego te trasladas vertiginosamente a los barrios bajos de la ciudad, a un hospital y hasta en un país latinoamericano que te sacará de tus casillas con los hilarantes comentarios de los enemigos. Aunado a eso, los personajes secundarios y (terciarios como los del ambiente con los que puedes decidir hablar con ellos o no hacerlo) hacen que las conversaciones sean muy divertidas y quisieras quedarte a charlar con todos los presentes.

¿Qué tal es la jugabilidad de A Way Out?

Definitivamente, una de las cosas más importantes para los juegos independientes y los juegos creados por grupos desarrolladores que tienen escasos recursos, son aquellas sorpresas, actos y la imaginación reverberante que crea satisfacción en los jugadores. En el caso de éste, la interactividad es primordial. La manera de actuar haciendo algo, quién lo hace y por qué deciden que hay una mejor manera de hacerlo a diferencia del resto.

Debemos tomar en cuenta el ejemplo clave: Leo no podrá avanzar sin que Vincent avance con él. Así mismo, si alguno de los dos se encuentra en una circunstancia crítica, el otro tendrá un cierto tiempo para poder ayudarlo o de lo contrario, las cosas serán terribles y vas a tener que volver a hacer el proceso nuevamente; Mientras el juego va avanzando y los personajes principales van interactuando, ustedes también lo tendrán que hacer en la realidad. “¡Oye, ayúdame! Podría ser mejor que yo vaya para allá y consigamos lo que queremos mientras tú distraes al policía”.

Es lamentable, pero, no todo es tan bueno en A Way Out. En algunos escenarios, sentirás que todo es muy acartonado: en todo el tiempo irás del punto A al punto B pero aunque te hagan sentir que hay ciertos momentos donde tienes más espacios hacia dónde ir. Jamás se dijo que sería un juego de mundo abierto, pero, tal vez hubiesen aprovechado más esa tensión con poder tomar nuestras acciones en el acto más allá que sólo decidir en ciertos momentos indefinidos.

Otra de las cosas que más me disgustaron, fue la cantidad impresionante de bugs que rompieron por completo la manera de querer seguir jugando mientras me quedaba paralizado. No sé si yo tuve la mala suerte de que sucediera esto, pero, por contar uno de los 5 o 6 bugs que me sucedieron, llegó un momento donde yo como Vincent, tenía que ir a una parte de la prisión para agarrar una herramienta mientras Leo hablaba con los policías y los llevaba a otra parte… El asunto aquí es que los policías siguieron a Leo, pero, también me quedé atorado con el cuerpo de los como si de manera involuntaria me estuvieran llevando para cumplir mi sentencia.

A Way Out nos presenta momentos de suspenso que cambian de un segundo a otro con frenéticas escenas cinematográficas de acción, escenas de acción y planos secuencias (escenas o tomas que no tienen cortes donde la cámara va siguiéndote a donde quiera que vayas). El título en sí es demasiado simple, pero, no deja de ser súper llamativo si eres de aquellos que no quiere destruirse el cerebro pensando en cómo hacer algo; En muchas ocasiones contarás con diferentes acertijos que necesitas responder para avanzar, pero no tardarás más de 30 segundos en resolverlos.

“Paisajes asombrosos y llenos de vida”

Con una gran cantidad de escenarios que te puedes llegar a imaginar, en este título te encontrarás el tiempo con espectaculares vistas que dejarán asombrado y querrás seguir jugando de la manera más lenta para apreciar todo detalle a detalle. Pude que en los personajes principales no notes un apartado artístico muy realista, pero, una vez que estés jugando y de pronto se cambie de una escena a otra, terminarás dándote cuenta de que aquí se presenta más allá de lo que podíamos esperar siendo importante poner atención en lo que está frente a nosotros. Aquí es donde te das cuenta que contar con 30 cuadros por segundo de manera nativa es más que exitante de lo que parece.

Tal vez sea de mi parte, pero ¿quién no desearía ir en diversas áreas de la prisión, pasar por puentes donde estás en constante lucha para no caerte y perder la vida, mirar bosques rocosos con escalas de colores deslumbrantes gracias a la caída y subida de luces, escenas dentro de edificios que van desencadenando destrucción mientras todo se vuelve añicos y una isla tropical que puede resultarte familiar a algún país latinoamericano gracias a su flora?

¿Lo volvería a jugar?

Sin duda alguna. Más allá de el simple deseo de obtener logros o trofeos, en A Way Out nos encontramos con un concepto donde Vincent y Leo escuchan y viven comentarios y experiencias distintas. Desde el inicio pudimos saber cómo es el perfil de cada uno y, una vez que lo hayas decido para después terminar la historia, te darás cuenta de esa motivacóin por poder vivir todo lo que el otro personaje experimentó.

Lo que nos acaba de otorgar Hazelight Studios y EA Originals con A Way Out termina por ser más allá de lo que todos esperábamos gracias a su historia que, aunque es simple, acaba por entregarnos personajes atractivos con momentos de tensión que jamás pudimos esperar. Así mismo, la forzosa necesidad de jugar con otra persona hace que puedas recordar aquellos momentos con tu mejor amigo donde tú o él se quedaban a dormir en el mismo sitio hasta terminar el juego.

Por otro lado, para algunos les pude parecer excesivo que cueste $599 pesos (y más si contiene diferentes fallos (bugs), clichés, una duración en promedio entre 5 y 7 horas y una jugabilidad verdaderamente fácil) pero, no por eso es un juego para menospreciar. Puedo dar completamente mi palabra de que te divertirás y que toda la espera ha valido la pena.

Más que un juego de acción y aventura que quiere ganarse el título a “Mejor juego del año” para este 2018, A Way Out nos presenta una temática interesante, no tan pulida pero conmovedora y sorpresiva. Por si no lo sabes, este título ya está disponible desde el 23 de marzo y lo puedes jugar en Xbox One, PlayStation 4 y PC de manera digital y física.

¿Piensas jugarlo?

Título: A Way Out

Desarrolla: Hazelight Studio

Publica: EA Originals

Género: Acción Aventura

Plataformas: PS4, Xbox One, PC

Estreno: 23 de marzo 2017

Comentarios

Victor Dreuu

Victor Dreuu Estudiante

Ambivertido. Amante de la lectura, el cine y los videojuegos. "El salir a caminar por decenas de minutos sin un objetivo, es lo más placentero".