Reseña: Dishonored: Death of the Outsider Reseña: Dishonored: Death of the Outsider
Share the post "Reseña: Dishonored: Death of the Outsider" FacebookGoogle+TwitterEmail Un cierre con honor. Dishonored es uno de los “bebés” más recientes de Bethesda,... Reseña: Dishonored: Death of the Outsider

Un cierre con honor.

Dishonored es uno de los “bebés” más recientes de Bethesda, particularmente de Arkane Studios (Dishonored, Prey). Se trata de una franquicia que ha sabido ganarse a sus fans (aunque pocos) por derecho propio gracias a la alta calidad de sus trabajos.

Ahora con Dishonored: Death of the Outsider, nos encontramos con una especie de spin-off, un DLC de Dishonored 2 que puede ser disfrutado sin contar con el juego base, donde nos encontramos con varias diferencias. Para esta ocasión Daud y Billie Lurk serán nuestros protagonistas, dándole así el relevo a Corvo y Emily. Prepárate para acompañar a este par de criminales en su camino para eliminar al culpable del desorden de su mundo: el Outsider.

Eliminar al fuereño

Death of the Outsider parece ser un nombre que nos deja un tanto clara nuestra misión. Aún así y para no dejar ninguna duda, la trama nos pone en los pies de Billie Lurk, siendo nuestro hallar y rescatar a Daud, quien fuera nuestro mentor hace un tiempo, siendo el objetivo de este matar al Outsider, el dios.

Evidentemente no estamos ante un trabajo sencillo, por lo que para salir airosos Lurk (una asesina) deberá poner en práctica todo su conocimiento adquirido en el arte de acabar con la vida de los demás, incluyendo el uso de sus poderes adquiridos desde el Vacío.

Atacar no siempre es la mejor opción

De hecho, nunca lo es. Siendo sinceros, hay juegos en los que a pesar de venderse como títulos “de sigilo”, la realidad es si eres experto en hacerte “el Rambo” e ir al frente dispuesto a todo podrás seguir avanzando sin mucho problema. Aquí no, mi amigo.

Si intentas hacerlo, tan pronto como desde la primera media hora de juego descubrirás que simplemente no se puede. Y no hablo de dificultades altas, sino que desde el modo “fácil” deberás acostumbrarte a avanzar de manera cuidada, utilizar sigilosamente tus habilidades para poder seguir avanzando y no terminar reiniciando la misión una y otra vez. Claro, si eres fan o has jugado alguna otra iteración de la serie eso ya deberías saberlo, pero me parece importante de resaltar en esta tercera entrega porque es un poco más notorio que en las anteriores. Inténtalo y verás.

Lo mismo, pero diferente

Este tercer juego a la Dishonored es como cuando tienes crema de cacahuate (o “maní”) con trozitos o sin ellos, o incluso un hot dog con tocino o sin él: te encuentras con lo que ya has probado y te gusta, pero ahora como que le falta “algo”.

Ese algo aquí es el llamado Chaos System. Para los nuevos, se trataba de un sistema mediante el cual el mundo dentro del juego reaccionaba en función de nuestras decisiones. ¿Somos violentos y atacamos sin piedad a cuanto civil se nos cruza? Entonces todos se lanzaban contra nosotros sin pensárselo dos veces. ¿Nos gustaba acercarnos meticulosamente? Los demás trataban también de llevar la fiesta en paz con nosotros.

Era una gran idea implementada de manera adecuada, la cual sin embargo para esta ocasión ha sido desechada por completo. No importa lo que hagamos, el mundo reacciona igual, reiterando que lo mejor es recordar que estamos ante un juego de sigilo y deberíamos actuar en consecuencia para poder seguir avanzando.

Nuestras habilidades, las mejores herramientas

Con Billie Lurk, contamos con habilidades por demás interesantes. Por ejemplo, uno de nuestros poderes es sacar el espíritu del cuerpo y dar un paseo de reconocimiento totalmente seguro, identificar posibles peligros y con base en ello, ahora sí proseguir “en cuerpo y alma” con conocimiento de causa,. Una habilidad que bien utilizada, nos facilita enormemente la vida.

Así como el Chaos System se fue, otra cosa a la que podemos decirle adiós es a nuestro “sangrado profuso de mana”. Mientra antes debíamos buscar elixires para reponerlo y así poder usar nuestros poderes, con Lurk, gracias a que no fue marcada por el Forastero, es algo de lo que no tenemos que preocuparnos.

Esto no sólo está justificado desde el punto de vista del argumento, sino que además es una adición que termina por hacerle bien al juego, ya que nos da carta abierta para usar nuestros poderes a placer e intentar cuanta cosa se nos ocurra. Claro, la salud aún hemos de reponerla con pociones, lo cual continúa siendo un tanto problemático.

Pero bueno, como no somos nosotros contra el mundo, también contamos con una que otra arma que es de bastante utilidad. Para no “spoilearte”, sólo diré que la que más usada nos permite disparar, además de balas, cargas eléctricas, minas y una granada.

Visual y auditivamente, sin problema

Comenzando por el apartado gráfico, nos encontramos exactamente con lo visto en Dishoored 2, ya que Dishonored: Death of the Outsider parte precisamente del segundo juego de la serie, siendo un DLC que puede ser jugado por separado.

Aquí un breve paréntesis para hablar sobre la que parece ser una naciente práctica en al industria, la de los contenidos descargables que pueden ser jugados sin tener el juego “principal”. El más claro exponente de esto lo tenemos en Uncharted: The Lost Legacy, “DLC” de Uncharted 4: A Thief’s End. Lo considero una gran opción, ya que aunque se trata de contenido que podría rayar en lo “caro” para un DLC, al final del día se termina convirtiendo en un juego completo por sí sólo a bajo costo. Death of the Outsider es eso: una continuación directa de Dishonored 2, pero que puede ser disfrutada de manera individual.

Retomando la reseña y hablando del apartado sonoro, aquí no puedo pasar por alto el muy buen trabajo logrado por Rosario Dawson, actriz de cine que prestó su voz para Billie Lurk. Su labor es crucial, ya que al tratarse de un juego bastante “solitario”, donde en muchas ocasiones solo se tiene a sí misma Lurk, terminamos escuchándola hablar consigo en múltiples momentos. El “feeling” que le impregnó a su interpretación es bastante bueno, brindándonos una capa de inmersión bastante fuerte a la experiencia en su totalidad.

Corte y queda

Dishonored es una de esas series que llegó casi de la nada y sin hacer mucho ruido previo, y la cual lamentablemente parece ser se irá de igual forma. De la mano de Arkane Studios, Bethesda nos ha entregado dos grandes juegos que, a juzgar por las ventas, no han sido disfrutado por muchos, aunque quienes sí le han dado la oportunidad seguramente la echarán de menos.

Si tú eres de estos últimos, definitivamente te recomiendo Death of the Outsider. Si ésta es tu llegada la serie, lo mejor sería que tratarás de conseguir el original y de ahí la secuela, pues de esta manera podrás disfrutar en su totalidad de esta tercera entrega. Aprovecha, que ambos ya los puedes encontrar a muy buen precio.

Dishonored fue una muy grata sorpresa, Dishonored 2 elevó los estándares de calidad del original. Dishonored: Death of the Outsider es el punto final que cierra de manera más que digna la franquicia que comenzó en 2012. Seguramente el estudio aprendió muchísimo en estos años, y sólo resta esperar con qué nos sorprenderán en un futuro.

Título: Dishonored: Death of the Outsider

Desarrolla: Arkane Studios

PublicaBethesda Softworks

Género: Acción-Aventura / Sigilo

Plataforma: PlayStation 4, Xbox One y PC

Estreno: 15 de septiembre de 2017

Comentarios

Rigo Domínguez

Rigo Domínguez

Licenciado en Comunicación. Videojugador y aficionado al fútbol y la lucha libre de toda la vida.