Reseña: Skyrim Switch Reseña: Skyrim Switch
Share the post "Reseña: Skyrim Switch" FacebookGoogle+TwitterEmail Ningún gameplay es siempre el mismo y ninguna versión de Skyrim tampoco Pocos mundos y pocas historias... Reseña: Skyrim Switch

Ningún gameplay es siempre el mismo y ninguna versión de Skyrim tampoco

Pocos mundos y pocas historias han trascendido a lo largo de los años como la contada en las tierras del norte de Tamriel.

La saga de Elder Scrolls llegó a su quinta parte con Skyrim, título que en esos ayeres del 2011 vio la luz convirtiéndose en un exitazo en todo sentido, e incluso logrando el codiciado Game of the Year. Poco a poco, el título se transformó no solo en la cuna del ocio para muchos jugadores inmersivos que buscaban en un juego algo más que un lindo paseo de principio a fin. Los mods y expansiones hicieron de Elder Scrolls V: Skyrim un juego enorme en detalle, exploración e historia, tomando como primicia la parte que todo RPG presume, pero que Bethesda ha sabido llevar a otro nivel, me refiero a que “Ningún gameplay es el mismo para nadie”.

Pasando los años, hemos deseado una continuación a esta saga. En el lapso del lanzamiento de Skyrim, llegó a nosotros The Elder Scrolls Online, ubicado un par de milenios antes de la historia mostrada en este título, lo que nos mostraba que el mundo de Tamriel es un universo gigante. Pero también, hemos visto una y otra vez otra la reinvención del juego, con ports a consolas actuales, patches o ediciones especiales que le dan un acabado estético distinto, mas no innovando en lo absoluto su jugabilidad. Y bueno, como bien dicen: “Si no está roto, no lo repares”. Ahora llega Skyrim a una nueva consola, misma donde nadie pensó verlo tanto por su “onda” familiar como por su capacidad gráfica: el Nintendo Switch. ¿Y el resultado? ¡Por los reyes del norte, ES INCREÍBLE!

Sin ahondar en detalles, para aquellos que ya conocen la trama, Skyrim cuenta la historia de… ti, el Dovahkiin, o traducido a un idioma más “moderno”, El Dragonborn”.

Los Dovahkiin son personas que nacen con el cuerpo de un mortal, pero el alma de un dragón y dentro de la épica cultura de Nirn (el reino del norte), se cuenta que un dragón llamado Alduin vendrá a destruirlo todo, a menos de que este guerrero lo impida (o se entretenga matando gallinas y construyendo casas… lo que sea que decidas hacer).

Bethesda se caracteriza por tener contenido enorme en cada historia que plantea, y el éxito a través de los años con Skyrim es precisamente por esto. Hacerte parte del juego en vez de ser un personaje extra creando la empatización y personalización con tu propio avatar in game es algo que la compañía sabe hacer sin problema alguno. Esto hará que tu travesía sea de al menos 70 horas de juego, que seguramente no sentirás pesadas, y más si tomamos en cuenta la mecánica que tiene el titulo al crear una constante interminable de misiones secundarias y cacerías improvisadas de dragones. Además, la variación y estilo de combate que puedes crear para tu personaje es todavía más detallada, forjada a partir del uso y adaptación que tengas con las armas. Tomas absolutamente todo el control del juego, creando tu historia en Tamriel

Claro, si lo que te motiva es una historia mas lineal, también puedes llevarla a cabo, pues la versión de Switch es la que conocemos como “Special Edition”, misma que contiene los Add ons con expansiones a la historia principal.

Skyrim toma ventaja de las cualidades del Switch y sus controles. 

Al jugar con los Joy Con por separado, podremos atacar y defender dependiendo las armas que tengamos en cada mano y ejerciendo los movimientos. A la vez, podremos usar el acelerómetro del Switch para mejorar la precisión en los tiros con el arco, volviendo más dinámico el gameplay aunque un poco tedioso para los que estamos más acostumbrados a la “inmovilidad” de un mouse y teclado. No obstante, el resultado es bastante entretenido al final, e incluso, gracias a la vibración de los controles, los “mini juegos” de las cerraduras se vuelven más inmersivos a la hora de realizarlos.

Técnicamente hablando, Skyrim corre maravillosamente en la consola. Cierto es que para hacer “caber” un juego en 14 GB hay que suprimir ciertas cualidades gráficas, pero al final, lo suave que se ejecuta el título en Switch es digno de aplauso; cero caídas de frames y tiempos de carga mucho mejores que cuando fue lanzado el título.

De por sí, a Bethesda le debemos el arriesgarse a lanzar sus juegos más “hardcore” en este dispositivo y logrando una visualización y jugabilidad arriba de las expectativas de muchos. Tanto en el dock como en portátil, Skyrim luce excelente. No esperen el upgrade gráfico que vimos hace un año con la versión para la consolas ni mucho menos el mod de alta definición que salió casi a la par de la versión de PC en 2011, pero no quedarán decepcionados con nada estético y lo detallado que logra verse la texturización y renderización. Estamos seguros que el Switch da para esto y un tanto mas.

Creo que el problema que tuve estuvo relacionado con el audio. De pronto tronó de cierto modo que dejó de escucharse. Lo que hice fue meter la consola al dock y se restauró, pero como si fuese en mono. Al retirar nuevamente, el sonido se escuchaba peor en portátil y tuve que reiniciar el juego. Ocurrió un par de veces, y me pasó también con Doom hace una semana. Pero afortunadamente, Bethesda ya está trabajando en estas correcciones. Incluso, temí el toparme con los glitches de origen que son clásicos en juegos de Bethesda, pero de momento, todo en orden. En definitiva, Skyrim es un título que se nota ha pasado por una gran pulida antes de su lanzamiento. De ahí en fuera, la música es igual de épica cómo lo han sido desde su lanzamiento, y el Fus Roh Dah suena “delicioso”.

Para concluir, Skyrim es tan bueno como pensé que sería en Switch. Siendo consciente de que el acabado técnico sería ligeramente inferior y que podría ocasionar problemas en los frames con en el desempeño del hardware y/o el software, al final el resultado fue todo lo contrario. Cierto es que Skyrim no deja de ser el mismo juego con las mismas mecánicas de hace 6 años pero a diferencia del port de Doom, este ofrece un desempeño mejor y características únicas al control que lo vuelven una experiencia ligeramente distinta.

Ayudado por los trajes que los amiibos de Zelda pueden brindarte como un contenido extra, el juego ofrece lo mismo que la versión definitiva de hace un año, incluido las expansiones, lo que le da un mínimo de 100 horas al gameplay más las que quieras invertir (sin darte cuenta) matando dragones, haciendo quest o farmendo niveles. Ahora puedes llevar un universo de historias de forma portátil igualmente, ya que nada está recortado. Ojalá en algún futuro se pueda agregar el contenido para Mods, ya que sería ideal para completar este título cuyo gran parte de su éxito se debe a estos. No obstante, entendemos el riesgo que esto podría representar, además del espacio que requeriría en una consola tan limitada en almacenamiento como puede llegar a ser el Switch.

Da gusto que compañías como Bethesda se arriesguen al portear juegos a esta consola, ya que al mostrarle a los demás devs de lo que es capaz el Switch, tendremos mucho más y mejor contenido eventualmente, y no solo de parte de ellos.

 

Título: The Elders Scrolls Skyrim

Desarrolla: Bethesda

Publica: Nintendo

Género: RPG Aventura

Plataformas: Switch, PS4, Xbox One, PC, PS3, Xbox 360, PC

Estreno: 11 de noviembre 2011 / 17 de noviembre 2017

Comentarios

EvanFokalot