Share the post "Reseña: Ori and the Blind Forest" FacebookGoogle+TwitterEmail De principio a fin, el título nos transportará a esos místicos lugares propios de...

Reseña Ori and the Blind Forest

De principio a fin, el título nos transportará a esos místicos lugares propios de cuentos infantiles que siempre serán disfrutables


Hablando de consolas de nueva generación, en algún punto nos veremos obligados a pensar en la escasez de títulos exclusivos. De hecho, en gran medida esto resulta una limitante a la hora de que cada usuario decide hacerse con un nuevo hardware. Moon Studios, un pequeño estudio perteneciente a Microsoft, hizo consciencia de ello, y por lo mismo ha decidido ofrecernos uno de los mejores juegos para Xbox One y PC en lo que va del año.

Ori and the Blind Forest, más allá de enfocarse en una experiencia gráfica impecable que a cualquiera agradaría, nos demuestra que las buenas ideas materializadas en una impecable historia aún existen y están en uno de sus mejores momentos. Lo sorprendente del caso es que, retomando elementos utilizados una y otra vez, las posibilidades de crear un producto fresco invadirán nuestra cabeza una vez decidamos darle oportunidad a este título.

Ori and the Blind Forest 4

El bosque ha caído en una amarga obscuridad la cual busca, segundo a segundo, encontrar un rayo de luz.

Para ser precisos, la historia nos atrapará en un par de segundos. Comenzaremos controlando a un extraño pero amigable ser llamado Ori, el cual habita en un bosque que se ha mantenido muy vivo y habitable durante su existencia, ello gracias a los esfuerzos por los árboles de luz al inundar cada rincón con su místico poder. Más pronto que tarde, nos daremos cuenta que, conforme la obscuridad corrompe todo a su paso, no quedará nadie más para hacerse cargo del mal que afecta nuestro mundo.

Después de una escena introductoria bastante estremecedora, nuestro amigable protagonista será llamado por el Árbol más importante de todos, el cual ha quedado marchito después de que la malicia se fue esparciendo por todo el Bosque de Nibel. Será gracias a la valentía y las habilidades que irá adquiriendo Ori como logremos reestablecer el equilibrio entre las distintas áreas que conforman este mágico terreno.

Conforme avancemos, lo único que lograremos como espectadores, será encariñarnos más con nuestro personaje, pues a través de diversos retos que poco a poco irán aumentando su dificultad, Ori irá dejando en nosotros una huella que sólo el propio arte puede brindarnos. ¿Pero cómo? Simple, sólo hay que preguntarnos qué tan resistentes podemos ser ante una aventura que por sí misma ya es una ejecución magnífica de todos los elementos que caracterizan a la industria.

Ori and the Blind Forest 1

Nuestra habilidad sólo será parte del gran camino que tendrá que recorrer nuestro personaje. Todo está en saber utilizar nuestro ingenio

Tratándose de un género tan utilizado como son los juegos de plataformas, podríamos pensar que ya lo hemos visto todo, pero en este título nos lo pensaremos nuevamente. Aquí se nos presentará un juego que utiliza las mecánicas de los ya conocidos “Metroidvania”, y por si fuera poco, las distintas ramificaciones que tendremos que completar para obtener nuevas habilidades nos recordarán un poco a algunos juegos RPG. ¿Alguien recuerda Child of Light? Bueno, pues nuestra mente tendrá vivo ese título en muchas ocasiones.

Ori and the Blind Forest puede resultar un título muy tierno a simple vista, pero ello sólo es un aspecto engañoso el cual podría ser un problema. Aunque no es el mayor reto que tiene la industria, definitivamente es una experiencia que requerirá gran parte de nuestras habilidades. Ya sea por enemigos feroces que cada vez son más resistentes, zonas de puzzle donde sólo podremos seguir realizando los pasos correctos o un laberíntico mapa lleno de secretos, tendremos en nuestras manos un juego que jugará con nuestra paciencia.

Ori and the Blind Forest 6

Aunque no lo es todo, el apartado visual en esta increíble aventura nos hará sentir como si estuviésemos realmente ahí

Intentar explicar lo que nos brinda el título en el apartado visual, es como intentar definir lo maravilloso que podemos ver día a día en la naturaleza si tan sólo nos ponemos a analizarla. De hecho, Ori and the Blind Forest parece que en lo que más resalta es en este aspecto. ¿Pero por qué? ¿Es un título más con texturas y espacios tridimensionales que resaltan el contexto? Pues no. El juego parece estar pintándose por sí sólo una vez avanzamos como si de un lienzo se tratase.

A lo largo de nuestra aventura, nos encontraremos con paisajes obscuros pero que no precisamente se ven sombríos en todo momento. Zonas infestadas de lagos, árboles, texturas que dan profundidad a los ambientes, colores vivos y otros que guardan cierta incógnita en sus distintos matices, serán algunos de los puntos que no dejarán de sorprendernos en ningún momento. Si lo nuestro es detenernos a apreciar lo impactante de las vistas panorámicas, aquí tenemos el mejor lugar para hacerlo.

Porque todo siempre es mejor con una orquesta sinfónica

A muchos les podría sonar exagerado al decir que este título hace una magnífica ejecución de todos sus apartados, pero es que, al probarlo, no podemos descartar la idea de que así lo es en la mayoría de sus casos. Hablando del sonido y la música, en este videojuego encontraremos con orgullo y fascinación increíbles melodías que se adaptan perfectamente a cada suceso dentro de la historia.

Para tener un mejor vistazo a lo antes referido, basta con probar el título 10 minutos, pues gracias a la orquesta encargada de musicalizar esta obra, nuestra mente se verá inundada una y otra vez por diversas sensaciones de melancolía, alegría e incógnita. Podría decirse que la música será parte fundamental en este pasaje por lo desconocido.

Ori and the Blind Forest 3

Siempre es momento para estar atento. Las segundas oportunidades tal vez nunca llegarán

Es importante mencionar que Ori and the Blind Forest vale cada centavo invertido, pues podremos invertir aproximadamente entre unas 7 a 9 horas en lo que logramos completarlo por primera vez, claro, siempre teniendo al tanto que todo cambiará según le dediquemos o no el tiempo a desvelar todos los secretos ocultos en el mapa. Aunque cumplamos con los objetivos principales, siempre llegará a nosotros esa curiosidad por regresar a alguna zona para obtener distintos objetos que antes dejamos por la falta de alguna habilidad.

En cuanto a la rejugabilidad, definitivamente tendremos las ganas de volver a pasar el título, independientemente de qué aspecto de los antes mencionados nos haya gustado más. Tal vez el único punto malo a favor de este juego es que, una vez entremos a las áreas principales donde encontraremos los objetos indispensables para continuar con nuestra aventura, ya no podremos regresar para coger lo que hayamos dejado olvidado. ¡Estar alertas en todo momento!

Ori and the Blind Forest 2

En conclusión…

Ori and the Blind Forest es un título que la mayoría va a recordar por un largo tiempo. No sólo se trata de un juego con apreciables personajes e increíbles animaciones, sino también de un viaje magistral por una obra de arte que no podrá ser suplantada en mucho tiempo. Si de juegos de plataformas bien logrados hablamos, Moon Studios se lleva el permio mayor en lo que va del año.

Así que, sin más, tomen su asiento y disfruten de este tipo de experiencias que pocas veces se pueden disfrutar por un precio bastante accesible.

Comentarios

Redaccion

Redaccion

Equipo de colaboradores y redactores en Gamer Style.