Reseña: Need for Speed: Payback Reseña: Need for Speed: Payback
Share the post "Reseña: Need for Speed: Payback" FacebookGoogle+TwitterEmail Un juego de carreras genuinamente entretenido… si hubiera salido hace 10 años. Por José M.... Reseña: Need for Speed: Payback

Un juego de carreras genuinamente entretenido… si hubiera salido hace 10 años.

Por José M. Saucedo

Con más de 23 años de historia y cerca de 30 títulos en su haber, la franquicia de Need for Speed ha contado con tres importantes momentos en su desarrollo, dos de los cuales comparten, coincidentemente, el mismo nombre. El primer momento ocurre con Hot Pursuit en 1998, ya que con ésta entrega la serie finalmente deja toda intención de ser un simulador de autos para convertirse en lo que con el tiempo sería el arcade racer más importante de la industria. El segundo hito viene en el 2005 con Most Wanted, juego que consolidó el concepto que un par de títulos antes había creado Need for Speed al incorporar a su narrativa el bajo mundo de las carreras clandestinas y, finalmente, en el 2010, el tercer gran momento de esta franquicia llega cuando Criterion Games toma todo lo que creó para la serie Burnout y lo une al gran legado de Need for Speed para crear lo que podríamos considerar como sus dos mejores juegos hasta el momento: Hot Pursuit (2010) y Most Wanted (2012).

Han pasado muchos años desde que una entrega en esta serie de carreras fue relevante para la industria y sus consumidores, y aunque ha habido más de un intento de renovar su fórmula o de plano, reiniciar todo regresando a sus raíces, nada ha logrado levantar a la franquicia una vez más y, desafortunadamente, su más reciente entrega también se queda en ese camino.

Need for Speed Payback

Need for Speed: Payback nos ofrece un título más de la serie donde ir velozmente del punto A al punto B en un mapa se vuelve el elemento central en su modo de juego, y la excusa para recorrer cada reto es una historia donde un grupito de corredores buscará vengarse de “La Casa”, una organización criminal que tiene dominada la ciudad. Dejando a un lado lo hueco y acartonado de sus personajes, cuya presentación y motivaciones no podían ser más genéricos -porque en ese momento la trama se convertiría en una comedia- la historia del título va de común a aburrida e incluso, su final llega más como una obligación que como un punto que llame verdaderamente la atención para el jugador.

Afortunadamente, como ocurre con las cintas de Rápido y Furioso, uno no está buscando este juego por su historia y personas, sino por la acción, ¿verdad? Y cito la serie de películas de Universal Pictures porque así como otros títulos de Need for Speed se centraron primero en las carreras clandestinas per sé y después empezaron a agregar hazañas inverosímiles, Need for Speed: Payback se va de las carreras frenéticas donde hay que ganar en primer lugar a las persecuciones para realizar complicados robos y escapes como ha ocurrido con las últimas producciones estelarizadas por Vin Diesel, Dwayne Johnson y toda su “familia”.

Need for Speed: Payback

La estructura de Need for Speed: Payback no es nueva; de hecho prácticamente nada en su modo de juego lo es (especialmente si se conocen bien otros juegos de esta serie o del género en sí). El jugador toma el control de uno de los tres personajes principales, quienes son especialistas en correr cierto tipo de eventos que pueden ser carreras, corridas a campo traviesa, retos de derrape, carreras contra el tiempo, etc… El objetivo del juego es mejorar las habilidades de cada corredor con cada evento para obtener un mejor dominio del vehículo y tipo de carrera en cuestión, ganando dinero con el cual se pueden comprar más y mejores autos, mejorar las especificaciones de los que ya se tienen y además, comprar garajes para poder guardar tu colección y también, moverte rápidamente de un punto a otro del mapa sin tener que manejar distancias muy largas. Subiendo de posición en el mundo de las carreras clandestinas, venciendo a las diversas pandillas de corredores que encontrarás en la región, podrás finalmente infiltrarte en las competencias de los malos, ganarles y así, darles su merecido… ¿ven? Un poco más genérica y predecible esta historia y de seguro acababa en boda.

En fin, aunque el mundo en el que se desarrolla Need for Speed: Payback es extenso y visualmente atractivo, el título nos da una sensación de sentirse artificial, hueco y aburrido, nada que ver con las ciudades vivas que vimos en otros títulos como Midnight Run L.A. u otros juegos de la propia serie como el ya mencionado Most Wanted.

Los autos se ven bien, los escenarios están bien logrados y hasta los efectos de iluminación son aceptables pero, si hay algo más desesperante que los tiempos de carga en el título son los personajes humanos, cuyo trabajo de renderización y animación sólo serían aceptables en juegos de la generación pasada. Finalmente, si algo también me llamó la atención del título es que esa sensación visual de velocidad presente en otros juego de la serie, aquí se siente forzada y a momentos es prácticamente nula.

Sobre las carreras, el desarrollo y avance por el mismo juego tiene el grandísimo problema de no ofrecernos nada más que lo que mencioné anteriormente: ir del punto A al punto B sin una variación mayor que esa. Incluso cuando tu misión no es ganar una carrera, sino manejar el auto cerca de un camión en movimiento para que un compañero tuyo logre subirse a él, la acción que te propone el juego jamás pasa de hacerte acabar tu trayecto y ya.

La inteligencia artificial del título no ayuda siquiera a hacer el reto interesante, ya que los autos “enemigos” y el tráfico común de la zona parece que sólo está ahí para estorbar y punto, no hay competencia “real” y si llega a ocurrir, ésta aprovecha los tantos bugs del juego para sacarte del camino, atorarte en una zanja o piedra o de plano, rebasarte únicamente porque no deben ganar esa carrera y hasta ahí.

Need for Speed Payback

Si a todo lo anterior le aunamos que para poder obtener más dinero y mejores autos se deben repetir las mismas carreras una y otra vez, y que las modificaciones a los autos son casi imperceptibles durante las primeras horas del juego, Need for Speed: Payback se vuelve increíblemente rutinario y a momentos, frustrante, un grandísimo problema para un juego de carreras.

Sí, el mundo abierto de Need for Speed: Payback ofrece muchas oportunidades para quien sólo quiere salir a dar la vuelta y el equipo de Ghost Games llenó el mapa de curiosidades por hacer, retos por lograr y secretos que encontrar, pero nada de esto rescata al título de ofrecernos algo que ya hemos visto aplicado en otros juegos, sino que la propia serie de Need for Speed ya lo ha hecho y mucho mejor.

Como juego de introducción para los que no conocen el género el título es aceptable y quizá podría resultar entretenido durante sus primeras horas, pero para los que gustan de los juegos de carreras, nada en Need for Speed: Payback da una razón que lo convierta en algo más que una curiosidad menor; ni siquiera su modo en línea.

 

Título: Need fo Speed: Payback

Desarrollador: Ghost Games

Publica: Electronic Arts

Género: Carreras / Acción

Plataformas: PlaySTation 4, Xbox ONE, PC

Estreno: 10 de Noviembre del 2017

Comentarios

José M. Saucedo

José M. Saucedo

Cinéfilo, Melómano, GAYmer. Creativo por Accidente, Psicólogo de Vocación, Marketing por Conveniencia. Cualquier parecido con la coincidencia es pura realidad.