Reseña: L.A. Noire (Switch) Reseña: L.A. Noire (Switch)
Share the post "Reseña: L.A. Noire (Switch)" FacebookGoogle+TwitterEmail Todo un detective de bolsillo. En el 2011 L.A. Noire revolucionó la manera en cómo actuaban... Reseña: L.A. Noire (Switch)

Todo un detective de bolsillo.

En el 2011 L.A. Noire revolucionó la manera en cómo actuaban los personajes en un videojuego gracias a la tecnología MotionScan desarrollada por Depth Analisis, la cual utilizaba 32 cámaras para captar las expresiones faciales de los actores que representaban a cada individuo de este título ambientado en 1947 en Los Ángeles. Esto no era sólo para apantallar o crear algo sin sentido, ya que las expresiones faciales son integrales para las investigaciones detectivescas que presenta el título y la cuales continúan siendo únicas en la industria.

Ahora estamos a seis años del lanzamiento original, y viéndolo con otros ojos ante su re-lanzamiento para consolas de nueva generación nos preguntamos: ¿el juego aún vale la pena? Y hablando específicamente de la versión reseñada, ¿Switch es capaz de captar estas expresiones faciales integrales al juego?

1947 era una época totalmente diferente

El juego está ambientado en la década de 1940 en el estado de California tomando el papel de Cole Phelps, a quien vemos ascender de un mero policía patrullero con buenas habilidades para la investigación criminal, luchando por ser un buen elemento en un sistema corrupto y a quien le interesa muy poco la verdadera resolución de crímenes.

Aunque la historia personal de Cole y su pasado en la guerra solamente es explorada con flashbacks y uno que otro personaje que lo conoce, el grueso narrativo se enfoca en la carrera de Phelps y su envolvimiento en diferentes investigaciones criminales, que aunque parecen sueltas, algunas se relacionan.

Todos los casos cuentan una historia individual y muchas veces autocontenida, por lo que algunas son muy buenas y otras llegan a ser aburridas y tediosas, variando dependiendo del tipo de ellas: tráfico, homicidios, vicios e incendios. Cada una está ligada al avance de la historia marcado por un compañero nuevo que altera la relación entre ambos; mientras en tráfico Bekowsky es casi de la misma edad y motiva a Phelps en sus investigaciones, en homicidios Galloway es ya un agente viejo y harto, queriendo resolver el caso a como dé lugar, criticando el método “honorable” de Phelps.

Aunque estos no llegan a desarrollarse más allá de sus particulares casos, da variedad a la interacción con otro humano más en este mundo, ya que sería tedioso siempre tener que estar con el mismo. Las animaciones faciales ayudan, ya que es notorio cuando alguno de ellos está en desacuerdo o si siente que Phelps está haciendo algo correcto.

Un trago en seco dice más que mil palabras

El principal atractivo de L.A. Noire es la utilización de esta avanzada tecnología de gesticulación empleada al cuestionar a los sospechosos y testigos de los diversos crímenes, por lo que cada una de estas interrogaciones depende enteramente de leer el lenguaje corporal y proceder de manera adecuada. En la versión original esto era más complicado, ya que las opciones eran menos directas, ahora se diferencian como buen policía, mal policía o acusar utilizando evidencia.

Funcionan mejor, pues si un sospechoso está diciendo  la verdad, actuar como buen policía dará más información, o bien, si están mintiendo pero no se tiene la evidencia pertinente, se actúa como un mal policía, amenazando o forzando a que digan más, esto se puede detectar usualmente cuando no mantienen contacto visual o se mueven más de lo normal.

Estos interrogatorios dependen de la búsqueda de evidencia en la escena del crimen, además de saber diferenciar cuando un testigo está diciendo la verdad. El problema es que es muy raro fallar un caso por cuenta propia, ya que el título siempre encuentra la manera de avanzar la trama, por lo que puede agradar a quien se le dificulte leer a los personajes, pero para quien busca un verdadero reto como detective, puede no ser de su agrado.

En realidad esto no importa mucho, es bastante entretenido seguir la línea de investigación de ver el cuerpo, buscar y anotar pistas, interrogar a sospechosos y testigos hasta obtener un posible culpable. En ocasiones es acompañado con secciones de manejo y disparos, las cuales aunque son bastante entretenidas y una bocanada de aire fresco, agregando algo nuevo y extra a una investigación.

El principal problema que tuve con el juego es su intento de forzar un mundo abierto como Grand Theft Auto sin contar con atractivos para ello, brilla como un título de detectives, pero es estorboso el hecho de recibir un nuevo caso y tener que ir por todo California hasta el lugar designado. Por lo menos parece los desarrolladores se dieron cuenta de lo tedioso de esto, ya que es posible darle el volante al compañero en turno.

Por desgracia, continúa arrastrando algunos bugs de su versión original, pues en una ocasión particular tuve que reiniciar una misión la cual ya había hecho un avance considerable, pero al tener al sospechoso en la comisaria no pude entrevistarlo, por lo que al no poder crear puntos de guardados específicos, debía reiniciar por completo la misión. Esto solo sucedió una vez más, pero por fortuna no perdí tanto tiempo dando vueltas.

Todo un detective completo y de bolsillo… de gabardina

Gráficamente no noté a primera vista una diferencia a sus versiones de generación pasada, y lo más importante, los rostros de los personajes no presentaban omisión alguna de detalle. Tal vez algunos se veían menos detallados que otros, pero la experiencia clave de poder leer sus gesticulaciones está presente, sin alteración alguna.

Si en algún momento llegué a equivocarme fue por cuenta propia al no “leer” a quién estaba interrogando de manera adecuada, nunca por algún error gráfico.

Lo único a notar es que si hay cierto pop-up en algunas áreas congestionadas, algunas palmeras a la lejanía que aparecían a pocos metros de distancia o ciertos letreros de fondo que se mostraban sólo al estar cerca, pero nada nunca que alejara de la inmersión completa al título, aún en modo tableta.

Un ruido celestial avisa el final de la investigación

El título tiene muy poca música, pero la que tiene evoca a las películas de detectives de los 50 con ligeros saxofones en el fondo que ayudan a compenetrarse con la historia de Cole Phelps y su rol de detective. Aunque su ausencia es lo que engrandece más su uso, que se limita a las balaceras, persecuciones o algunos cinemas.

Donde se hace el mejor uso es durante la recolección de pistas, donde una tonada anuncia el comienzo y la ausencia de ella, por lo que es necesario a veces tener cierto volumen para notar cuando esta etapa concluye y proceder a la siguiente. Tan importante es, que en una ocasión perdí tiempo por tenerlo silenciado.

Es difícil hacer una descripción fiel a la importancia del apartado sonoro del juego, pero fue lo suficientemente bueno para motivarme a tener el volumen encendido. Principalmente en las interrogaciones, en donde un sospechoso puede decir algo, pero al detectar algún titubeo en su voz es más sencillo saber si dice la verdad o no.

1947 sigue siendo un buen año para los detectives

Aún después de seis años, L.A. Noire sigue siendo un juego único, pues la tecnología actual no ha logrado replicar la gesticulación realista del título, especialmente porque pocos pueden valerse de ella y ejecutarlo de una manera impresionante. Aunque la historia es finita y da poco incentivo para repetirse, a menos claro que sea para conseguir todas las pistas y respuestas correctas de los testigos, es lo suficientemente buena para mantener el interés de inicio a fin de cada una de las investigaciones.

Aunque no es perfecto por algunos bugs y un sistema de juego repetitivo, la narrativa y las mecánicas de interrogación son lo suficientemente llamativas para mantener el interés del jugador, buscando esa manera correcta de resolver un caso y encontrar al culpable de cada uno de ellos. Y qué mejor al tenerlo en Switch y poderlo llevar a cualquier lado, poniendo a prueba las habilidades detectivescas de uno y obteniendo satisfacción al conseguir cerrar una investigación de manera exitosa.

Título: L.A. Noire

Desarrolla: Team Bondi (originalmente), Virtuos (encargados del port)

Publisher: Rockstar Games

Género: Detectives

Plataformas: Nintendo Switch, PlayStation 4, Xbox One, L.A. Noire

Estreno: 14 de noviembre de 2017

Comentarios

kojy

kojy

Psicologo treintañero con TDAH, gusto por los RPG y repulsión a los MMO. Adicto al Ramen y esportologo (?) de cabecera para Dota.
De niño instale el Atari de mi papá para jugar Fantasia