Reseña: Kirby Star Allies Reseña: Kirby Star Allies
Share the post "Reseña: Kirby Star Allies" FacebookGoogle+TwitterEmail El buen Kirby está de regreso, sólo que ahora está rodeado de amigos, ¡y en alta... Reseña: Kirby Star Allies

El buen Kirby está de regreso, sólo que ahora está rodeado de amigos, ¡y en alta definición!

Cada que una nueva consola de Nintendo llega al mercado, además de las mecánicas de juego únicas que suelen ofrecer en sus plataformas, lo que uno espera impacientemente es poder jugar las nuevas iteraciones de sus amadas propiedades intelectuales.

En ese sentido, Super Mario,, The Legend of Zelda y Xenoblade ya nos ofrecieron extraordinarias entregas en Super Mario OdyddseyThe Legend of Zelda: Breath of the Wild y Xenoblade Chronicles 2 respectivamente, cada una de ellas con los argumentos necesarios como para ubicarse entre los mejores juegos en la historia de las franquicias a las que pertenecen.

¿Es el mismo caso de Kirby con Kirby Star Allies?

Dream Land, ahora en alta definición

Tan pronto como inicia la primera cinemática del juego, te das cuenta de que la alta definición llegó para quedarse a los juegos de Nintendo. Aunque un poco tardado, pero cada una de las series han dado el salto al HD y todos esos personajes y escenarios de auténtica añoranza para quienes crecieron con ellos, nunca se han visto mejor.

Como podríamos esperar, en este primer video se nos cuenta la trama del juego, la cual es más bien sencilla y mero pretexto para comenzar con nuestra aventura controlando a nuestro redondo protagonista y a los amigos que vaya haciendo en su andar.

En Kirby Star Allies, ubica en una galaxia muy muy lejana, se encuentra un mago que resguarda celosamente un corazón oscuro. Pese a ello y gracias a un hechizo, este preciado objeto ha sido despedazado, y ahora cada uno de los trozos que lo componen se han esparcido a lo largo y ancho del universo.

Varios de ellos han caído casualmente en Dream Land, afectando directamente a muchos de los habitantes de esta tierra. Por fortuna, el buen Kirby se encontraba dormido y lo que tocó su mejilla no fue uno de estos pedazos, sino un corazón color rosa.

Tras despertar, nuestro héroe se percata de que unos Waddle Dee corren de manera apresurada al castillo de King Dedede. Ante tal hecho, Kirby decide investigar, sólo para ir descubriendo poco a poco que detrás de los corazones oscuros se encuentra un culto que busca poner en jaque a todo el mundo, por lo que no tendrá otra opción que detenerlos y devolver la paz al mundo, justo como es el deber de todo héroe que se precie de serlo.

Cuando la unión hace la fuerza…

La amistad, esa relación común de afecto que se “pacta” entre una y otra persona, es clave para el desarrollo del juego. Por supuesto, como es una costumbre, la habilidad principal de Kirby es absorber a los enemigos con el fin de adquirir sus poderes para usarlos en contra de cuanto chico malo se le atreviese.

Dicho lo anterior, en esta ocasión su poder de inhalación no será su habilidad más valiosa. En Kirby Star Allies ese lugar es ocupado por la capacidad de, lanzando corazones rosas sobre los enemigos, convertirlos en amigos. Sí, podrá sonar como algo muy “meloso”, pero en la práctica es algo bastante útil, pues gracias a los amigos que vayamos haciendo en nuestra travesía es que podremos avanzar más rápido por cada nivel y sobre todo, progresar en ciertas áreas donde requerimos de una habilidad en específico, o incluso más.

De manera simultánea podemos hacernos acompañar por un total de hasta tres amigos, buscando sacar provecho de sus cualidades así como la combinación que pueden arrojarnos la único específico de dos de ellos. Así, por ejemplo, mientras un enemigo convertido en amigo puede utilizar su espada, y otro más puede atacar usando fuego, si les indicamos que combinen sus fuerzas (apuntando el stick hacia arriba), obtendremos una espada de fuego aún más poderosa.

Algunas veces, tener muchos amigos termina por arruinar la diversión

Aunque el hecho de contar con otros tres personajes como aliados nos ofrece mecánicas interesantes, como la construcción de una cadena humana (bueno, cadena de personajes) o la “rueda de la amistad”, la mayor parte de nuestra aventura se ve afectada negativamente por contar con tantos amigos. Me explico.

En las batallas con los jefes finales es de mucha ayuda contar con un equipo de pequeños guerreros que nos respaldan, pero en el trayecto hacia los mismos, no. Técnicamente, podemos avanzar tranquilamente sin despeinarnos ni un pelo, pues tan pronto como un enemigo deja ver sus malas intenciones, nuestro grupo de amigos sale al rescate evitarnos la fatiga de dar un botonazo. El tener siempre a tres compinches peleando a nuestro lado termina por arruinar en mucho la diversión, pues pareciera como si el juego se va pasando solo.

Si los títulos de Kirby no suelen destacarse por su dificultad, con tanta ayuda lo que tenemos más bien una especie de “Mi Primer juego de Plataformas”. Y esto no es necesariamente algo negativo, pues si quien lo está jugando es alguien más bien con poco recorrido como videojugador, Kirby Star Allies es un excelente primer acercamiento. Sin embargo, para quienes ya tienen unos cuantos años jugando y desean un verdadero reto, la realidad es que lo mejor es buscar otras opciones. O al menos jugar lo menos posible con aliados y rifarnos por nuestra cuenta. Le quita un poco el “corazón” al juego, pero el reto mejora considerablemente. Y claro, jugarlo en compañía de hasta 3 amigos más arroja como resultado mayor diversión.

Más allá de la historia

Pero Kirby Star Allies nos ofrece más que el modo campaña. Una característica de los juegos de este personaje, es ofrecernos uno que otro minijuego para salir de la rutina. En este sentido, hay dos noticias, una buena, y una mala. La buena, es que sí, hay minijuegos. La mala, es que no son nada memorables, sino que más bien caen en la terrible categoría del “meh”.

Otro punto que me parece apenas “cumplidor” es el apartado sonoro. Durante todo el juego tenemos temas alegres y un tanto pegajosos, los cuales son remixes de temas clásicos que los fans de la serie reconocerán inmediatamente y dibujarles una sonrisa. Así mismo, algunas de las áreas secretas están musicalizadas con piezas de las versiones originales. No obstante, hay uno que otro tema bastante olvidable, y en general no podemos hablar de un soundtrack al que podríamos otorgarle calificativos como “épico” o similares.

En cuanto al diseño de niveles, aunque en ocasiones se nos presentan ingeniosas mecánicas de juego, el grueso del juego nos ofrece escenarios repetitivos. El hecho de ir avanzando desbloqueando áreas al principio es novedoso, pero a poco a poco puede volverse tedioso. Lo mismo pasa con los jefes finales, pues aunque en una primer momento parecen novedosos, rápidamente puede cansado al tratarse de peleas donde lo único que debemos hacer es dar botonazos. Eso sí, no puedo negar que la última batalla del juego me pareció clase aparte, muy divertida. Más como éstas hubiera sido perfecto.

Dejando de lado lo “no tan bueno”, pasemos a algo positivo: el replay value. La rejugabilidad del título es bastante buena, sobre todo para aquellos jugadores de gustan con tener sus juegos terminados 100% y no sólo ver pasar los créditos. En cada nivel, hay piezas de rompecabezas escondidas en áreas no tan fáciles de ver en primera instancia, obligándonos a revisitar una segunda o incluso una tercera ocasión para encontrar todo. Así mismo, conforme progresamos vamos desbloqueando niveles que no son necesarios para pasar el modo campaña, y que bien podemos dejar para más tarde. FInalizar el modo principal no significa que la diversión termine, pues aún quedan niveles por explorar.

Un plataformas sencillo y divertido

Respondiendo a la pregunta planteada al comienzo de esta reseña y habiendo expuesto ya mi opinión al respecto la realidad es que no, lamentablemente Kirby Star Allies no será recordado como “uno de los mejores Kirby de la historia”, pero sí como un juego divertido.

No es una propuesta mala ni mucho menos, sino una entretenida que capta la esencia de la franquicia, pero a pesar de tratarse en su mayoría de una experiencia agradable e incorporar la mecánica de irnos haciendo con aliados de batalla en el camino, no es un juego que busque en ningún momento realmente sobresalir del montón.

A pesa de su gran dirección de arte y apartado gráfico hermoso combinado con un diseño de niveles práctico y una buena rejugabilidad, lamentablemente con la creciente librería de la consola y otra grandes opciones tanto del propio género como en términos generales, este trabajo de HAL Laboratory no puede ser considerado como un “must have”  ni mucho menos.

Kirby Star Allies es un juego que puedo recomendar solamente para dos grupos de personas: para los fans de hueso colorado (o, ¿rosa?) de Kirby, o bien, para quien desee disfrutar de un plataformas más bien sencillo en cuanto a dificultad y de una duración de unas 6 horas, pero bien hecho.

Título: Kirby Star Allies

Desarrollador: HAL Laboratory Inc.

Publica: Nintendo

Género: Plataformas

Plataformas: Nintendo Switch

Estreno: 16 de marzo

Comentarios

Rigo Domínguez

Rigo Domínguez

Licenciado en Comunicación. Videojugador y aficionado al fútbol y la lucha libre de toda la vida.