Reseña: Justice League Reseña: Justice League
Share the post "Reseña: Justice League" FacebookGoogle+TwitterEmail Justice League hace uso de la fórmula Marvel y entrega una película entretenida, pero genérica. Cuando DC... Reseña: Justice League

Justice League hace uso de la fórmula Marvel y entrega una película entretenida, pero genérica.

Cuando DC presenta un nuevo film de su universo cinematográfico siempre está latente la sensación de que la compañía y Warner Bros buscan ese producto de entretenimiento que pueda unir el éxito en taquilla con el gusto de la audiencia y de paso obtener críticas unánimes que sean favorables, de tal suerte que Justice League se apega a esta búsqueda, pero lo hace arriesgándose lo menos posible al seguir una fórmula ya probada.

Después de que Zack Snyder tuviera que dejar la dirección de Justice League por problemas familiares, Joss Whedon, el artífice de los éxitos de Marvel, tuvo que tomar las riendas del proyecto. Como se dio a conocer, algunas escenas tuvieron que rodarse de nuevo y Whedon terminó la película. Este cambio más bien provocado por el infortunio parecía como un mal presagio y auguraba una catástrofe para DC, sin embargo Justice League sale a flote como una entrega que resulta ágil y vistosa, sí un poco hueca, pero entretenida a final de cuentas.

Batman v Superman se perdió al tratar de presentar una rebuscada complejidad con muchas referencias y subtramas que pocos conocían o que no se explicaron bien, pero Justice League parece tener bien definido su destino y cómo llegar a él, aunque esto signifique presentar versiones más simplificadas de los héroes con el riesgo inherente de que pierdan su esencia en pos de una acción efectista.

Podemos dividir esta película en dos partes principalmente, en la primera se nota mucho más la mano de Snyder y es donde apreciamos cómo el equipo integrado por Batman (Ben Affleck), Wonder Woman (Gal Gadot), Aquaman (Jason Momoa) Flash (Ezra Miller) y Cyborg (Ray Fisher) se va conformando. Hay atisbos de motivaciones y dimensiones psicológicas más o menos definidas para los protagonistas, pero tan solo de forma superficial sin ahondar precisamente sobre qué los mueve o de dónde vienen, pues a final de cuentas ésto ya fue o será presentado en sus películas en solitario.

La segunda parte es mucho más Whedon, la vertiginosidad de la acción es detonada por una serie de peleas y efectos especiales que una vez que empiezan no se detienen sino hasta el final de la película y es aquí donde cualquier rasgo de personalidad de nuestros héroes e incluso del villano se pierde en pos de lo que podríamos llamar la “fórmula Avengers”, desgraciadamente es aquí donde se siente más como una película genérica de súper héroes y donde se nota cierto conformismo por usar sólo elementos ya probados.

El aspecto positivo de lo anterior es que Justice League es espectacular, las acciones de los personajes dan espacio al lucimiento del conjunto a la par de que por momentos se notan conflictuados por los retos que deben vencer y sólo pueden lograr como un equipo, pero de ahí en fuera no hay una verdadera amenaza que deban sortear y el desenlace se empieza a sentir predecible, desafortunadamente esto es provocado por un guion muy simple y tenemos personajes que rayan en lo caricaturesco, con un villano gris, que en un inicio parecía atractivo, pero se va desinflando a medida que nos acercamos al desenlace. Si a lo anterior le agregamos la constante presencia de chistes, podemos notar que esta película se parece mucho más a un episodio de Los Súper Amigos de Hanna Barbera que a una cinta madura con retos bien justificados para nuestros héroes.

En el afán de hacer a los personajes más digeribles tenemos buenas actuaciones por parte de Ben Affleck y Gal Gadot quienes se muestran más maduros y cimentados en sus roles sin necesidad de exagerar, pero en el caso de Aquaman y Flash presentan clichés ya muy gastados como el clásico héroe renegado, medio borracho y medio solitario y el niño impertinente y “graciosito” con un Ezra Miller que busca ser el “comic relief” para el equipo, pero que se termina pareciendo demasiado al Spider-Man de Civil War. Mientras que Cyborg es incluso más plano.

El soundtrack ofrece momentos memorables con varias referencias a películas de antaño y la elección de Danny Elfman en vez de Junkie XL, resulta un acierto, pero para un análisis más detallado de la música los invito a leer la reseña de Justice League Original Motion Picture Soundtrack aquí en Gamer Style.

Justice League

Desafortunadamente Justice League parece dejarnos el testimono que en el cine de súper héroes, para triunfar sólo se puede ser o muy Whedon (muchos efectos especiales y chistes con trama diluida) o muy Nolan (con aspiraciones realistas) y ya no hay lugar para otro tipo de visiones que cuenten con algún atisbo de originalidad o innovación que se aleje de la fórmula probada.

A su favor se puede decir que la película no se basa mayormente en alguna historia emblemática de DC y por lo mismo hay pocos elementos de comparación; siendo el mayor veredicto la idea previa que cada uno de nosotros tengamos de estos héroes universales que dejan a pocos indiferentes con cada nueva historia. Hablamos entonces de un trabajo que es entretenimiento puro con poca complejidad narrativa y que planta las semillas para el universo que está por venir.

 

Título original: Justice League

Director: Zack Snyder

Guion: Joss Whedon, Chris Terrio

Género: Acción

Reparto: Ben Affleck, Gal Gadot, Jason Momoa, Ezra Miller, Amy Adams, Diane Lane, Henry Cavill

Estreno en México: 17 de noviembre 2017

Comentarios

MikePerdomo

MikePerdomo

Editor en Jefe de Gamer Style, locutor y conductor en GS Radio y GS TV. Abrazo todos los géneros de videojuegos y todas las plataformas por labor periodística y por amor. Born @ the videogame era.