Reseña: Horizon Zero Dawn: The Frozen Wilds Reseña: Horizon Zero Dawn: The Frozen Wilds
Share the post "Reseña: Horizon Zero Dawn: The Frozen Wilds" FacebookGoogle+TwitterEmail Un nuevo motivo para regresar al mundo de Alloy Desde su lanzamiento el... Reseña: Horizon Zero Dawn: The Frozen Wilds

Un nuevo motivo para regresar al mundo de Alloy

Desde su lanzamiento el pasado 28 de febrero, Horizon Zero Dawn se convirtió en uno de los favoritos tanto de los jugadores como de los críticos por su premisa, jugabilidad, arte e historia. La prueba más importante de esto, es que Horizon Zero Dawn está nominado a juego del año para esta edición de The Game Awards y con justa razón. Si quieres conocer más de este juego, te invito a que leas nuestra reseña de Horizon Zero Dawn antes, pues en esta ocasión, nos enfocaremos exclusivamente a su expansión: The Frozen Wilds.

Tengo que admitir que no tuve la oportunidad de jugar Horizon en su lanzamiento, así que la experiencia de jugar el juego base y la expansión, fue más que extraordinaria. ¿Cuántas veces nos hemos quejado o escuchado a algún amigo hablar sobre la corta duración de los juegos de hoy en día? ¿De verdad vale la pena invertir nuestro dinero en un producto que no nos va a rendir más de seis horas de juego y sin un valor para volver a repetirlo? Horizon y su expansión son un completo caso contrario a este problema de primer mundo y sobra decir que, en cuanto a horas de contenido, dudo que encuentres una sola queja.

El nuevo mapa y como lo indica el nombre mismo de la expansión, es un territorio congelado e inhóspito, lo que le da el toque al periodo de la era del hielo. En dicha región encontraremos a una nueva tribu: Los Banuk, quienes se rigen por el honor y están muy apegados a una cultura de shamanes. Tu aventura comienza al llegar a la aldea de los Banuk, donde el misterio de una montaña y el repentino extraño comportamiento de las máquinas, son solo el prólogo a una nueva aventura. El argumento principal es realmente bienvenido, pues esclarece y explica mucho más de la trama principal del juego, además que te permite conocer un poco más sobre las máquinas y su comportamiento agresivo.

Frozen Wilds es una genial experiencia tanto para el veterano que retoma el control de Aloy (la protagonista) como para nuevos jugadores, de hecho, mejora en varios aspectos, como el hecho de presentar uno que otro enemigo mecánico nuevo, mismos que cuentan con una inteligencia ligeramente superior a las de la entrega original. Además podremos también utilizar una nueva arma de combate cuerpo a cuerpo que nos ayudará en nuestras misiones.

Además de lo anterior contaremos con nuevas hablidades para asignarle a Alloy por medio de un renovado árbol de skills que están enfocadas en viajes, desde mejoras para tus monturas y, la mejor la optimización a la recolección y administración de recursos. Gracias a esto, podemos aumentar nuestro espacio de inventario, recolectar mayor cantidad de recursos por nuestras cazas y obtener mayor cantidad de piezas cuando reciclamos cualquier objeto. Sin lugar a dudas, esta característica mejora aún más la experiencia del juego base haciéndolo más cómodo para el jugador nuevo e invita al veterano a empezar otro juego nuevo desde cero, o quizá en la modalidad plus.

El juego base ofrece más de 15 horas aproximadamente haciendo la historia principal y algunas misiones secundarias y exploración, buena suerte si quieres completarlo al 100%. Y la expansión, agrega alrededor de 10 horas extra en una corrida normal (no al 100%). Estas sí son expansiones, no como las que tengo en casa.

Pero, ¿Y la expansión en sí? Bueno, para empezar nos abre un nuevo territorio, que a decir verdad, es demasiado extenso y se encuentra disponible para explorar apenas te atrevas a aventurarte hacia esa región, aunque si no cumples los requisitos mínimos de nivel, posiblemente pases un muy mal rato. (El juego avisa un mínimo de nivel 30, yo personalmente sugiero un poco más o estar muy preparado para el primer enfrentamiento.) Además del nuevo mapa, Frozen Wilds añade más máquinas feroces con la capacidad de hacerte trizas si les das la más mínima oportunidad, armas, armaduras, logros, actividades, una campaña altamente disfrutable que esclarece más misterios y enriquece la historia del juego y por supuesto, varias misiones secundarias divertidas.

The Frozen Wilds ofrece una adición interesante a este gran juego, quizás gráficamente presenta algunos problemas como la aparición de un extraño brillo en algunos NPC y animaciones no tan bien logradas en las nevadas, pero fuera de eso complementa de forma satisfactoria a la aventura mayor otorgando muy buenos momentos de combate, exploración e historia en este salvaje mundo.

Frozen Wilds es una expansión en toda la extensión de la palabra que vale cada centavo de su precio de compra. Si disfrutaste de Horizon, entonces te recomiendo encarecidamente que juegues la expansión, no te vas a decepcionar, y si eres un nuevo jugador, Guerrilla Games te tiene cubierto con un paquete que incluye el juego base y la expansión a un precio reducido. Muchos otros DLCs con un precio igual o mayor al de Frozen Wilds ($19.99 dólares americanos) no logran justificar su precio, o aportan apenas un par de horas juego, por lo que este tipo de contenido es gratamente bienvenido, y al igual que las expansiones de The Witcher 3, Frozen Wilds es un llamado a los desarrolladores para que ofrezcan DLCs o expansiones que hagan eso precisamente: Expandir, añadir y enriquecer la experiencia del jugador, y que no se sienta como contenido bloqueado o faltante del juego base para justificar su posterior venta.

Título: Horizon Zero Dawn: The Frozen Wilds

Desarrolla: Guerrilla Games

Publisher: Sony Interactive Entertainment

Género: Acción RPG

Plataformas: PS4

Estreno: 7 de noviembre 2017

Comentarios

shinjo

Game Reivewer| Caster profesional de esports| Twitch Partner| Conductor de Respawn Point| Apasionado de los videojuegos, esports y el tocino.