Share the post "Muppies, la nueva tribu urbana" FacebookGoogle+TwitterEmail Que si emo, que si hipster… lo de hoy son los muppies, y si tienes...

muppies

Que si emo, que si hipster… lo de hoy son los muppies, y si tienes entre 25 y 35 años de edad, quizás seas uno de ellos.

Cada generación va teniendo sus tribus urbanas y sus sub categorías. Es el turno de desglosar a los millennials, aquellos seres que nacimos entre 1985 y 1994 y que últimamente se nos ha analizado mucho por nuestras peculiares características.

Los muppies nacen de la mezcla de “millennial” y “yuppies” (young urban professional). Al muppie se le comprende por sus hábitos e ideologías. Individuos conectados con el ciber espacio prácticamente en todas sus actividades: shopping, consulta de noticias, trámites, comunicación en general. La tecnología es un must y no conciben un mundo sin Internet. Generalmente tienen estudios universitarios complementados con posgrados, talleres, cursos relacionados con su actividad profesional y sus intereses. Creen que el éxito se mide a través de la satisfacción personal y no necesariamente por el poder adquisitivo -aunque les gusta vivir cómodamente. Es común que un muppie deje de trabajar en una empresa, o en un empleo común, para dedicarse a ser emprendedores: sus propios negocios, proyectos. ¡Qué importa si son abogados! Son felices abriendo un estudio de yoga. O por fin decidirse por abrir ese start up de diseño de videojuegos que deseaban desde los 15 años. Satisfacer los más íntimos deseos personales y profesionales más allá de la jerarquía en la tarjeta de presentación.

muppies3

Las experiencias son el centro de los objetivos: conocer todos los lugares que se puedan, comer todo, vivir todo. Quizás no en una perspectiva tan YOLO, pero sí una mentalidad de que lo importante está en el aquí y el ahora. Hábitos sustentables, salud, ejercicio, productos orgánicos o de comercio justo, actividades que retornan a las bases: ir al tianguis o al mercado a comprar víveres, practicar hobbies vintage (ojo, no confundir con los hipsters), aunque finalmente las tendencias se entretejen las unas con las otras por lo que se forman híbridos algo extraños.

¿No les ha pasado que de repente han visto muchas de sus amistades de ese rango de edad (de entre 25 y 35 años) dejar sus trabajos en corporativos -incluso quienes tenían puestos generenciales o de dirección- y dedicarse a proyectos personales en los que creen fielmente? Bueno, pues están leyendo a una, y cada día son más mis compañeros generacionales que toman esa decisión de hacer algo que para nuestros padres es una locura. (En mi caso dejar un corporativo transnacional para insertarme en la industria del videojuego).

muppies2

Una de las controversias que había en torno a los millennials era que se les juzgaba como personas ególatras y flojas (vistos desde los ojos de otras generaciones, como los baby boomers), sin embargo, la realidad es que la mentalidad es el trabajo duro es para generar un beneficio propio, no para los dueños de los gigantes corporativos, quienes no tienden a valorar a las personas más allá del flujo de efectivo que generan.

Mucho tiempo me he referido a mí misma como adultescente, porque soy un adulto que paga sus cuentas, se encarga de la casa y visto playeras de personajes, juego videojuegos y paso mucho tiempo con mis amigos. Quizás no sea relevante clavarnos con las etiquetas, pero siempre resulta muy interesante ver los rasgos que compartimos con otras personas debido a la época en la que nos desarrollamos.

muppies-4

Fuente: Huffington Post

 

Comentarios

lyselhane