Mi Juego Favorito: Double Dragon Mi Juego Favorito: Double Dragon
Share the post "Mi Juego Favorito: Double Dragon" FacebookGoogle+TwitterEmail Uno de nuestros Stylers nos cuenta su anécdota de porqué Double Dragon es su juego... Mi Juego Favorito: Double Dragon

Uno de nuestros Stylers nos cuenta su anécdota de porqué Double Dragon es su juego favorito.

Por Alfredo Aceves.

Ha habido algunos juegos que han marcado mi vida gamer pero le tengo un lugar especial a Double Dragon de NES; Un “Beat’em Up” con una historia sobre 2 hermanos poseedores de un estilo de pelea sin igual, en una ciudad con los clásicos líderes del crimen que desean por cualquier medio obtener los secretos del estilo de pelea de los hermanos.

Para ello raptan a “La Chica” (muy clásico en los juegos de esa época) con el fin de obtener un intercambio con los hermanos; “La Chica” por el secreto de su estilo de pelea.

Sin embargo nuestros héroes deciden utilizar sus dones para luchar y obtener por sus propios medios, la libertad de la damisela.

En mi opinión es uno de los mejores títulos en su campo, no solo por los ataques, el poder quitarle las armas a los adversarios para después usarlas, o el nivel gráfico adelantado a la época y sobre todo lo que realmente me asombró fue la opción de poder “Jugar de 2” como comúnmente se decía.

 

En aquella época era un must para que nos compraran videojuegos debido a los constantes pleitos entre mi hermano y un servidor para saber quién jugaba primero, por lo que este juego al ser cooperativo se volvió uno de los favoritos.

Pasábamos horas para poder vencer a los enemigos jugando juntos, aunque algunos parecían casi imposibles de derrotar sin ayuda.

Fue tanta la emoción por terminar el juego que no hacíamos caso de nuestros padres, al llamarnos a comer con gritos desde la planta baja o cada que mi madre iba al “super” nosotros aprovechábamos la oportunidad de subir a jugar, hasta el grado de que mi madre debía bajar el switch de la casa y con ello quitar la energía eléctrica, el siguiente paso era la chancla pero no entraré en esos detalles macabros.

El problema era que en la siguiente ocasión que tuviéramos para jugar habría que iniciar de nuevo. Al final después de muchas horas, llegamos a la última fase solo para encontrarnos que la última batalla sería nada más que entre los dos personajes principales solo para saber quién se queda con “La Chica”.

Esto me marcó ya que reavivó el sentido de competencia y necesidad de ganar entre hermanos. Lo bueno de todo esto fue que de ahí en adelante nos unimos más para terminar muchos más juegos.

Esta columna fue escrita por un miembro de nuestra comunidad Styler: Alfredo Aceves (@alfcheves).

Tú también puedes ser publicado en esta sección, lo único que tienes que hacer es relatarnos cuál es tu juego favorito mandando tu escrito a [email protected]

Comentarios

Redaccion

Redaccion

Equipo de colaboradores y redactores en Gamer Style.