Share the post "Alphabet toma el control de Google" FacebookGoogle+TwitterEmail ¿Qué aventura le espera a Google a partir de ahora? En este mundo tan...

Alphabet-Google-Monopoly-2

¿Qué aventura le espera a Google a partir de ahora?

En este mundo tan dinámico y fluido en que vivimos, donde el más grande reto para una compañía es no estancarse y volverse sólida como piedra, la ley del más adaptable es una regla inquebrantable que nos puede decir si alguien continúa en el juego o desaparece del escenario para abrir paso a quien quiera y pueda adaptarse. Eso es algo que comprende muy bien Google, como muy pocas otras compañías y a modo de ejemplo, dio un paso grande hacia una nueva etapa en la empresa, ejemplo del que debiéramos aprender todos.

Google, hasta el momento, es una compañía sólida que goza de una posición cómoda en la industria. Pero su gente está muy consciente de que esto es peligroso si quieren seguir a la vanguardia como lo han hecho durante más de una década. Por lo mismo, hoy toman una nueva dirección que los llevará por un camino distinto y quizás algo más sinuoso y desconocido. Este camino lo conocemos ahora como Alphabet, una nueva empresa que será madre de Google y algunas otras más que originalmente se encontraban bajo la marca de la gran G.

La idea de esto es reestructurar al gigante de Sillicon Valley en una nueva familia de empresas que no se estorben entre sí y que le den más certeza a los inversionistas de dónde y cómo se utiliza su dinero al mismo tiempo que permite a Larry Page y secuaces aprovechar el talento humano a su cargo con menos burocracia de por medio.

google-anets

¿Qué significa esto para el usuario final, como tú y como yo? En realidad, no será un movimiento que nos afecte notoriamente. En sí, es puramente organziacional con el objetivo de quitarle a Google las riendas de proyectos que poco tienen que ver con Internet, el núcleo de sus negocios. Calico, por ejemplo, es un proyecto de investigación de longevidad; Ventures and Capital era la rama de Google para inversiones en startups prometedoras y otros proyectos con un buen futuro; Fiber es un proveedor de Internet de super alta velocidad. Ninguno de estos tiene que ver con los servicios principales que ofrece Google como negocio, salvo quizás Fiber, aunque separarla de Google es posiblemente un movimiento estratégico para evitar demandas por monopolios de mercado.

Así pues, estas empresas no debieran estar “detenidas” por un liderazgo que no les da libertad total y tener una empresa madre que se dedica a hacer negocios con servicios en Internet no me parece acercarse al concepto de una buena idea. Piensa en este ejemplo: imagina que en un equipo de fútbol, el director técnico es el mejor del mundo, pero está sujeto a las órdenes del dueño del equipo el cual es un fanático del ajedrez y no sabe ni siquiera quién es Leo Messi. Algo así es lo que pasaba con Google.

Por lo mismo, Calico, Nest, X Lab, Ventures and Capital y Fiber se liberan para ser compañías “independientes” que funcionan con presupuesto asignado directamente por Alphabet, no por Google, y así poder manejar su negocio como mejor crean conveniente. Claro, siempre que la mesa directiva de la compañía madre se los permita.

google-despues

Momento. Entonces ¿cuál es la diferencia entre que sea Alphabet o Google quien administre el dinero? Esta es una buena pregunta y por supuesto muy importante. La más grande diferencia es que Google no es una compañía que se dedique a adminsitrar capitales de inversión, se dedican a hacer negocios con servicios en Internet como Search, YouTube y Android. Por el contrario, Alphabet será creada justamente como aquello: será una empresa construida desde su fundamento para administrar dinero y capital para otras empresas que lo necesiten. Piensa en que el dueño del equipo será alguien que de hecho sepa de fútbol, aunque no necesariamente haya sido un jugador legendario o un técnico de renombre. Lo que este dueño sabe hacer son negocios; para jugar fútbol hay otros más talentosos que deben estar en la cancha, no en el escritorio.

Por lo mismo, antes de la reestructuración había mucho talento en Google que se dedicaba a administrar en vez de crear, por lo cual mucho de lo innovador que solía ser se veía bloqueado por esta fuga de recursos en proyectos que poco le permitían a su gente utilizar todo su potencial. Ahora con Alphabet, Google se quita de encima el embrollo de negocios y administración que no necesita para enfocarse en lo que mejor sabe hacer: productos y servicios para empresas y usuarios de Internet como nosotros.

De esta forma, a corto y mediano plazo no veremos cambios en cómo utilizamos Maps, Chrome , YouTube y demás servicios de Google. Quizás más adelante nos sorprenderán con ideas nuevas que a nadie se le habían ocurrido, justo como nos gustaba hace unos años cuando todos decíamos cuán chévere era Google.

Comentarios

Ricardo Fernández