Juegos para inducir a tus padres a los videojuegos Juegos para inducir a tus padres a los videojuegos
Share the post "Juegos para inducir a tus padres a los videojuegos" FacebookGoogle+TwitterEmail Porque ellos también merecen entrar a este hobby Con el lanzamiento... Juegos para inducir a tus padres a los videojuegos

Porque ellos también merecen entrar a este hobby

Con el lanzamiento de Final Fantasy XIV: Dad of Light por medio de Netflix, nos conmovimos por una historia que está basada en un videojuego, pero que lejos de enfocarse en los combates, personajes o trama, se centra en narrar cómo un videojuego puede unir a un padre y su hijo, es por eso que hemos ideado este especial.

Los videojuegos son un hobby (o carrera, en el caso de los esports) que comúnmente iniciamos con el consentimiento de nuestros padres, ya que para comprar una consola y un cartucho se requiere de la autorización y el dinero de alguno o ambos progenitores. En casos más recientes, los mismos padres son los que están induciendo a sus hijos en este pasatiempo, invirtiendo tiempo de calidad juntos, antes con una pelota y ahora con un control.

A algunos nos tocó en su momento compartir el control con hermanos, primos y amigos, pero más raramente con un padre, tal vez vez porque en su momento, no entendía cómo hacer que Mario planeara con una capa o cómo hacer un shoryuken con Ryu. Puede que el interés de ellos estaba ahí, pero no querían verse rebasados por sus hijos, o bien, no sabían como entrarle a ese extraño mundo de bits controlado por una cruz y 8 botones.

Tal vez estén leyendo esto y digan “pero si mi papá me hacía fatality con Sub-Zero en perfect “, está genial, quiere decir que sus padres son la excepción a la regla, pero era más común ver a la mamá de alguien horrorizada de ver cómo un ninja azul le arrancaba la espina dorsal a Bruce Lee.

En la actualidad, los videojuegos se han vuelto más accesibles, tanto para chicos y grandes, y hay una infinidad de títulos y géneros que pueden apelar a los intereses de cada persona, inclusive a los padres. Recuerdo perfectamente cómo mi papá solo tuvo interés en una ocasión de jugar Mario Paint conmigo, y eso, porque era algo accesible para él, solo dibujar, y hasta lo hacía mejor que yo. Mi mamá por su cuenta, alguna vez agarró el control mientras jugaba Mega Man X, solo para dármelo 20 minutos después claramente entretenida, pero diciendo que casi no le entendía.

Final Fantasy XIV: Dad of Light presentó de una manera muy entretenida, cómo el título sirvió a un hijo para conocer más de su papá al meterlo de lleno al mundo de Eorzea, y llevarlo de la mano a convertirse en un héroe más de luz.

Aquí les presentamos cinco juegos que pueden jugar ya sea en cooperativo, con alguno de sus padres, alternándose el control, o dejándolo jugar solo, ustedes asesorándolo al lado.

 ¿Le gustan los viajes por el campo y la montaña? Dénle el control y siéntense junto a platicar mientras experimentan Journey.

 

Journey es uno de esos juegos que significa muchas cosas para diferentes personas, pero en lo que todos están de acuerdo, es que su objetivo es de los más simples: llega a la cima de la montaña.

Aunque sencillo, la maravilla del título son el conjunto de sonidos y paisajes que simplifican una travesía épica, volviéndola accesible para cualquier, pues inclusive cometer errores es parte de la historia que uno mismo va formando.

Es casi perfecto para poner a cualquiera de sus padres a jugarlo, sentarse a un lado únicamente a platicar mientras juega, hasta podría servir para verlos reaccionar ante cada uno de los escenarios y el final de la travesía, prestándose a una plática al terminarlo de qué significó para él o ella.

Además, podría enseñarles a moverse en un entorno 3D, algo que quien no ha tenido mucho tiempo jugando, se le llega a dificultar, y Journey se presta a que se cometan errores. Vaya, hasta si se traban pueden prestarles una mano para continuar.

Empiecen juntos personajes desde cero en Torchlight II / Diablo III

Tal vez lo que quieran, es emprender una travesía épica con sus progenitores en un mundo totalmente diferente, y una de las mejores opciones que tienen para hacerlo, es con un Dungeon Crawler como Torchlight II o Diablo III, ambos títulos dando la posibilidad de elegir personajes diferentes que se complementan. Y si se dedican a jugarlo solamente juntos, en muy poco tiempo llegarán al jefe final.

Diablo tiene la ventaja de que puede jugarse en consola en una sola pantalla, por lo que si no tienen una computadora extra donde cada quien pueda jugar, la experiencia del couch co-op está ahí a su disposición, a solo un control de distancia.

Torchlight II es ligeramente más accesible, ya que es más barato y sus mecánicas más sencillas de seguir que las de Diablo, pero no importando cuál decidan jugar juntos, ambos son buenas opciones para emprender juntos una aventura y llevarla hasta el final.

A la segura con cualquier Mario Party/Kart/deportes

Muchas veces los adultos tienen a los videojuegos en un concepto violento: disparos, muertes, explosiones, etc. A veces, es bueno recordarles que este pasatiempo no es solo eso, sino hay juegos que buscan solo divertir y entretener, y la mayoría de títulos de Spin-offs de Mario ofrecen esta experiencia positiva.

Son sencillos de entender y jugar, y con meros 30 minutos de juego, ya se aprende lo necesario para pasar una noche entretenida de juego en familia. Uno nunca sabe cuándo nuestros padres necesitan desestresarse un poco con una partida de Tenis entre un ex-plomero y una tortuga, o una tarde de convivencia “armónica” familiar en un tablero de Mario Party.

Solo no vayan a destruir su relación familiar por robarse estrellas.

Emprendan una Aventura por el tiempo en Teenage Mutant Ninja Turtles: Turtles in Time

 

A veces, una de las mejores maneras de convivir con alguien en el mundo virtual, es propinando trancazos a diestra y siniestra en la seguridad de su hogar, y qué mejor que como una tortuga ninja, golpeando robots, dinosaurios híbridos mitad jabalí y mitad humano. El juego además de ser de los mejores del genero beat-em up, es muy sencillo de jugar, solo es avanzar pantallas por pantallas, eliminando a todos los enemigos que aparezcan.

Es muy raro un padre de familia que tuvo hijos en los ochenta o noventa no conozca por lo menos a una de las tortugas, así que los personajes no serán del todo desconocidos para sus padres. Además, no importa que tan “malos” sean, siempre pueden bajar la dificultad e intentar con más continues, ya que lo importante aquí no es medir quien puede terminarlo en una dificultad superior, sino convivir y compartir uno de sus pasatiempos favoritos con sus padres.

Cuando todo lo demás falla, intenten con un juego que vaya acorde a sus intereses/gustos

Si ya intentaron inducirlos al “vicio” de los videojuegos, y les dijeron que no tienen interés de romper un mouse en Diablo, prefieren ver el fut que jugar Journey, les dicen que su hermano les ayude a matar a “destructor” o tiraron el control al no entender porque se resbalan con un platano en Mario Kart, no desistan, puede ser que simplemente no tienen el interés de jugar eso.

Cuando iniciamos a jugar videojuegos, fue porque algo nos llamó la atención de un título: su portada, la descripción de atrás o lo que leyeron en una revista; algo les impulsó a querer jugarlo, sus padres, puede ser que ya tengan gustos muy definidos y de plano no quieran jugar nada de lo que les proponen, pero pueden encontrar algo de esos intereses particulares y buscar un juego relacionado.

¿Son fanáticos de la historia y las guerras? Tal vez un Total War sea lo que buscan.

¿Les gusta bailar, pero nunca tienen tiempo para ir a tomar clases? Just Dance está ahí para ustedes

¿Quieren ellos hacer un viaje en carretera, pero no tienen el tiempo ni el dinero? Tal vez Truck Simulator sea lo que necesitan

¿Les gusta el fútbol y siempre están gritándole a la tele durante el clásico? Football manager puede cumplirles su sueño de manejar una franquicia de fútbol.

Tal vez nuestros padres tengan un interés no encontrado por los videojuegos, pero lo que necesitan es un catalizador para poderlo explotar, y ese, puede ser algún juego de nicho que pueden ni saber que existía hasta que se los muestran. Mi padre, por ejemplo, siempre le gustaron las naves de guerra, por lo que cada que leía o veía algo de ello, le llamaba la atención. Y estuvo a nada de sacar una suscripción a World of Warships, pero nunca se dio el tiempo por el trabajo, o también, creo que nunca se sintió con la confianza de sacarla.

Tal vez lo que sus padres necesitan, es una patadita inicial para compartir con ustedes, o a su lado, su gusto por los videojuegos, y nunca es muy tarde para empezar.

kojy

kojy

Psicologo treintañero con TDAH, gusto por los RPG y repulsión a los MMO. Adicto al Ramen y esportologo (?) de cabecera para Dota. De niño instale el Atari de mi papá para jugar Fantasia

  • Johan Sánchez (@AsranZara)

    07/09/2017 #1 Author

    Jajaja, yo induje a los juegos a mi papá con el kinect sports de XBOX 360, esta totalmente enamorado del sensor, le encantan los juegos que lo usan

    Responder

Leave a Reply

%d bloggers like this: