El Profesionalismo Imbécil
Share the post "El Profesionalismo Imbécil" FacebookGoogle+TwitterEmail La Pasión perdida en el Mundo de los Videojuegos La historia de los medios de videojuegos en... El Profesionalismo Imbécil

La Pasión perdida en el Mundo de los Videojuegos

La historia de los medios de videojuegos en México no es reciente, pero tampoco es lo suficientemente extensa como para perderse en fechas y referencias; algo que podría ocurrir fácilmente con sus similares en otras regiones. De hecho, los medios dedicados al entretenimiento interactivo en nuestro país tienen como su más grande característica el haber nacido casi a la par con los de muchos otros lados y al igual que en esas comunidades, a finales del siglo pasado y principios de éste tomaron una fuerza inesperada que en algún momento fue capaz de darle presencia a México no sólo como consumidor de videojuegos, sino que a nivel mediático también era capaz de proponer ideas y proyectos que sorprendieron en más de una ocasión a los desarrolladores de juegos.

Habiendo dejado esto en claro, no pienso hablar en esta columna de los múltiples medios que se han creado y desaparecido en nuestro país, de cómo el adoctrinamiento de Nintendo ha provocado que más de una generación dé más importancia de la que merecen las revistas y programas de televisión que se dedicaron exclusivamente a esa marca y mucho menos haré una extensa queja que acabe con la idea de que todo lo pasado fue mejor; no. Mi tema en este escrito sólo quiere señalar la forma en cómo los medios de los juegos en nuestro país fueron apareciendo con toda la pasión con la que un joven se dedica al oficio que definirá su vida pero, conforme pasó el tiempo esta dedicación se quedó meramente ahí, en el pasatiempo, en la idea del medio o del videojuego; haciendo que la flama que originó este movimiento desapareciera de una forma tan paulatina que ahora hasta se ve extraño o ingenuo entregarse de esa forma a esta línea de trabajo y más de uno justifica la poca o nula remuneración que se recibe de éste.

¿Qué fue lo que pasó? ¿Dónde quedaron los verdaderos líderes de opinión y medios confiables que debe tener toda industria? ¿Qué pasó con ese criterio formativo que buscan los consumidores y desarrolladores en los medios para madurar? La verdad, nada. A diferencia incluso de medios similares en su propia región, la gran mayoría de los creadores de contenido en México se quedaron simple y sencillamente en eso, en el videojuego.

Cuando comencé a trabajar como Community Manager para una desarrolladora de videojuegos, uno de los consejos más grandes que recibí decía que uno tenía que ser respetuoso con el fan de tu juego o compañía, porque ellos serían los editores del futuro. Esta oración no sólo habla de la importancia que le tienen los creadores a los consumidores dedicados, sino también del poder que éstos pueden llegar a tener en el consumidor en general.

¿Qué es lo que hace para el fan o consumidor dedicado un medio importante para una industria? La valoración (en este caso) del juego o producto, eso que los hace ver más allá del mero videojuego para buscar todo eso que lo llevó hasta ahí, desde sus creadores hasta el propio mercado para el cuál se lanza o no.

Cuando esa pasión se deja de sentir, se pierde y no hay quien ayude a levantarla; más allá de lo que dispone una agencia de publicidad o una línea editorial externa (de la cuál nomás se copian y pegan ideas sin entenderlas), el medio se queda simplemente en eso, en una repetidora de tendencias e información donde lo único que destaca es el nombre de quien las publica y hasta ahí.

En México no habrá jugadores interesados en las conferencias de personalidades como Yoshinori Ono (productor de Street Fighter) o se dará la debida importancia a escuchar en vivo a Yoko Shimomura (compositora de Kingdom Hearts) si no hay más de un medio que lo valore desde un principio. Por más dinero, planeación, investigación e interés con el que se desarrolle una propuesta en esta industria, si no hay cultura detrás de ésta que enseñe a los consumidores que su pasatiempo no es una moda pasajera que cambia de nombre con cada lanzamiento semanal, la industria seguirá estancándose. ¿Quién está encargado de crear y promover esa cultura? Los medios, y es ahí donde está el meollo de todo este asunto.

Sacar las notas de prensa y hacer las noticias del juego del momento cubren tus obligaciones en el medio de los juegos de video, pero dejar tu chamba ahí es hacer un profesionalismo imbécil. Para que en México ya se pueda dejar atrás una idea tan básica y común como la de ver de igual forma un título de Super Mario Bros. y uno de FIFA porque son videojuegos, y de ahí partir a valorar este pasatiempo con todos los elementos que lo conforman, necesitamos recuperar ese interés, esa pasión y esa iniciativa como medio.

Con todo esto no me refiero únicamente a la página web que visitas diariamente o a las fuentes de información que sigues en redes sociales o YouTube, sino también el saber exigir más; reseñas verdaderamente críticas, opiniones bien fundamentadas o investigadas, artículos editoriales originales y sobre todo, pensar que si queremos que nuestra industria y nuestros medios tengan la misma importancia y reconocimiento que las de otras regiones, primero tenemos que dárselas nosotros y para eso hay que crecer en pasión e interés.

Comentarios

José M. Saucedo

José M. Saucedo

Cinéfilo, Melómano, GAYmer. Creativo por Accidente, Psicólogo de Vocación, Marketing por Conveniencia. Cualquier parecido con la coincidencia es pura realidad.