Crítica: Tomb Raider Las Aventuras de Lara Croft Crítica: Tomb Raider Las Aventuras de Lara Croft
Share the post "Crítica: Tomb Raider Las Aventuras de Lara Croft" FacebookGoogle+TwitterEmail Lara Croft vuelve después de 15 largos años de ausencia a la... Crítica: Tomb Raider Las Aventuras de Lara Croft

Lara Croft vuelve después de 15 largos años de ausencia a la pantalla grande, con una muy simple y acartonada interpretación.

El mundo de los videojuegos en el cine ha tenido muchos tropiezos y pocos aciertos, lamentablemente a lo largo del tiempo, las adaptaciones buenas son muy contadas y son mayoría las que han sido pésimas o un total insulto para fans como espectadores, dando como resultado que muchos estudios cinematográficos eviten producir películas basadas en ellos.

“Tomb Raider” fue una saga muy querida a mediados de los años 90, con una trilogía muy buena  por parte de los estudios EIDOS para PS1 y PC; no pasó mucho tiempo para que Lara llegara al cine a principios del nuevo siglo, pero sus entregas fueron muy limitadas, con guiones débiles y como actuaciones cayendo en los típicos errores de las adaptaciones de videojuegos al cine, aún a pesar del éxito que consiguieron las cintas protagonizadas por Angelina Jolie.

Ahora 15 años después vuelve la saga “Tomb Raider”, a cines, basándose casi por completo en el remake de 2013 hecho por “Crystal Dynamics y Square-Enix”, con una “Lara Croft” más joven y una identidad menos sexualizada y más femenina,  y no como fueron los orígenes del personaje creado por Toby Gard.

La película cae en varios errores, desde los típicos clichés y caminos fáciles de una trama floja, poco arriesgada y quitando cosas que Square-Enix y Crystal Dynamics habían hecho muy bien en el resurgir de esta franquicia.

Los puristas notarán la ausencia de personajes del juego como Jonah, Roth y Sam, y la omisión del misticismo y sobre natural que el juego tenía originalmente, además de que a Lara le cambiaron el sentido de su crecimiento como personaje, evitando por completo el slogan original, que empoderó está nueva interpretación y que ciertamente nutrió a sus personaje, el lema en aquel entonces decía: “Una Sobreviviente ha nacido” y eso lamentablemente no pasa nunca en esta película.

Dejando las comparaciones de lado, la parte más débil es su guion, porque usa la típica formula ya vista y gastada, sin tomar en cuenta lo rico del trabajo hecho por renovar a un personaje como mostró “Crystal Dynamics” que se basaron en la supervivencia y superación ante la adversidad, en cambio, en esta cinta, todo es fácil para Lara, desde las armas obtenidas hasta sus escapes, sin olvidar sus habilidades poco creíbles.

Tristemente es feo ver que la oportunidad de hacer una muy buena película de “Tomb Raider” no es llevada a cabo aquí, incluso la actuación de Alicia Vikander, no es lo suficiente buena para lograr levantar la película y eso se intensifica si tomamos en cuenta los ratos muertos que se presentan, aderezado de efectos especiales muy promedio, que a veces son buenos, pero otros son menos logrados.

Para finalizar esta película es una más al repertorio de intentos fallidos, simplemente es mediocre y acartonada, entretiene sólo por momentos con ciertas escenas fan service que metieron con calzador, sin olvidar un villano acartonado y de cliché.

 

Título: Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft. 

Director: Roar Uthaug.

Género: Acción/Aventura. 

Guion: Geneva Robertson-Dworet, Alastair Siddons.

Reparto: Alicia Vikander, Dominic West, Walton Goggins.

Estreno: marzo 16 2018.

Comentarios

Octavio Hernandez