Crítica: The Cloverfield Paradox
Share the post "Crítica: The Cloverfield Paradox" FacebookGoogle+TwitterEmail No culpes al Slusho. Las películas de Cloverfield se caracterizan por abordar los conflictos y las... Crítica: The Cloverfield Paradox

No culpes al Slusho.

Las películas de Cloverfield se caracterizan por abordar los conflictos y las emociones ante una adversidad específica, enfocándose más en hacer un retrato intimista de la condición humana por encima de la acción de mounstros, sus características, su destrucción y demás elementos del cine del subgénero. Entendiendo lo anterior podemos dilucidar un poco más hacia dónde se mueve esta saga y darle un poco de coherencia a un proyecto que se extiende ya por tres películas y que a veces pareciera que sólo conserva como unidad la palabra Cloverfield.

La primer entrega se valió del found footage para entregarnos un relato que volviera lo más realista posible una temática que se ha abordado en el cine en repetidas ocasiones, la de la aparición de uno o varios mounstros gigantes. La segunda película que podríamos considerar hasta ahora como un apéndice nos ofrecía un vistazo interesante a los horrores de los que es capaz el hombre ante un desastre ficticio; el resultado fue un proyecto arriesgado e interesante que servía para hacer más grande un universo cinematográfico.

Es difícil dejar de comparar Cloverfield Paradox con sus dos antecesoras y es que mientras las dos primeras películas de la saga lograban darle un giro al género ofreciendo así un toque de originalidad, esta producción se siente un tanto más genérica y de no ser por que ofrece una explicación acerca de lo que originó todo, se sentiría muy separada del estilo Cloverfield.

Esta película tiene lugar antes y durante los sucesos que presenciamos en la primer entrega. Cuando la vida en la Tierra está sufriendo por la escacez de recursos energéticos, una misión internacional es enviada al espacio para activar un súper colisionador que le dará energía libre a todo el mundo. Sin embargo las cosas salen mal y la tripulación empieza a enfrentarse a una complicación tras otra, mientras la gente en la Tierra sufre las consecuencias.

El guion sufre en la construcción de un ritmo ágil precisamente por todos los problemas que se van presentando para la tripulación, uno tras otro, uno tras otro y es que por momentos pareciera que se buscaban complicaciones gratuitas tan solo para extender el tiempo de duración de la película, dándole muchas vueltas para llegar a algo concreto.

Las actuaciones sufren de un elemento presente en toda la película, un acartonamiento que no te deja vincularte del todo con los personajes ni con la temática que están enfrentando, ni la participación de Daniel Brühl ni Ziyi Zhang (El Tigre y el Dragón) logran destacar y se percibe en muchas escenas la novatez del director Julius Onah, que prefirió irse por lo seguro y la fórmula en vez de ofrecer algo original.

Por su parte la protagonista Ava Hamilton (Gugu Mbatha-Raw) tiene quizás el papel más convincente y su conflicto junto se vuelve a final de cuentas el más interesante y paradójico a la vez. A la par, presenciamos los problemas por los que pasan aquellos que se quedaron en la Tierra, como el esposo de la protagonista Michael (Roger Davies) enfrentándose a los hechos presentados en las películas anteriores, esta temática, vista apenas de reojo, pudo haber sido mejor explotada y queda como una serie de escenas meramente anecdóticas.

Quizás el mayor problema de la película radica en que la explicación de los sucesos que vamos a presenciar se da en los primeros minutos y se hace de una manera muy directa, volviendo la historia demasiado simple y obvia y que bien nos la pudimos ahorrar si la explicación nos la hubieran dado como un easter egg o hasta en un video viral como esos a los que nos acostumbraron JJ Abrams y su equipo de mercadotecnia.

Es probable que para aquellos que gusten de la saga, esta película les parecerá satisfactoria o no, a medida que encuentren relevante la explicación que se da aquí de los orígenes de los monstruos, si acaso es ésta. Sin embargo no deja de sentirse que por medio de The Cloverfield Paradox, se le ha quitado un velo de misticismo y enigma que tenían estas películas y que era justamente una de sus principales cualidades, el enfrentarse a una catástrofe sin saber qué la había originado y que tal vez no necesitábamos saber.

 

Título: The Cloverfield Paradox

Director: Julius Onah

Guion: Oren Uziel, Doug Jung

Género: Ciencia Ficción

Reparto: Gugu Mbatha-Raw, Daniel Brühl, Ziyi Zhang

Estreno: 4 de febrero 2018

Comentarios

MikePerdomo

MikePerdomo

Editor en Jefe de Gamer Style, locutor y conductor en GS Radio y GS TV. Abrazo todos los géneros de videojuegos y todas las plataformas por labor periodística y por amor. Born @ the videogame era.