Adentrándome al mundo de los esports Adentrándome al mundo de los esports
Share the post "Adentrándome al mundo de los esports" FacebookGoogle+TwitterEmail Un gamer veterano que creció con E.T. de Atari nunca imaginó a lo que... Adentrándome al mundo de los esports

Un gamer veterano que creció con E.T. de Atari nunca imaginó a lo que llegarían los videojuegos con los esports.

Cuando eres un gamer veterano que creció literalmente con el juego de E.T para el Atari nunca te imaginas que los videojuegos llegarían a ser el boom competitivo que son ahora; incluso, podías soñar con ser el campeón de Moon Patrol o algún juego olvidado de carreras como el Top Gear 2 para Súper Nintendo, pero jamás imaginabas que esos sueños fumados podrían ser realidad algún día.

La semana pasada asistí a un evento de esports, donde jugadores de catorce años se disputaban el premio de ir a Madrid con todos los gastos pagados para representar a México en la competencias de Clash Royale, y al ver a un joven prometedor, cumpliendo todos sus sueños basados en los videojuegos, viajando por el mundo y ganando dinero hicieron que me preguntara: ¿Qué diablos estoy haciendo con mi vida?

La respuesta es simple, cuando yo tenía catorce años los esports no eran de mi conocimiento, ni siquiera sabía que existían competencias a nivel profesional, porque simplemente nadie se enteraba ya que no existían redes sociales como ahora, ya que jugar por internet era algo que volaba toda imaginación, ya que hacer un evento en masa era algo inalcanzable…a lo más que llegaba, con mis escasos conocimientos, era reunir a cuatro personas en casa de algún amigo para jugar Mario Party. Al contrario de esta generación que nació y creció con todo un mundo de tecnología, redes sociales y unos esports más que consolidados aunque tal vez no tan aceptados por tantos.

Recuerdo que mi primer acercamiento a los deportes electrónicos fue hace unos dos o tres años con League of Legends, donde se reunían equipos profesionales para competir por un título, una copa y una suma de dinero extremadamente ridícula. Ese primer acercamiento se me hizo colosal, extraordinario, fuera de la realidad y, lamentablemente, como una burla hacia todo lo conocido en mi mundo de los videojuegos, incluso, ¡Hacia mi persona! Porque ni en mis sueños más psicodélicos imaginé que algo así podría suceder y que podría ser parte de él. Literalmente, el hecho de que tuvieran comentaristas, como si fuera un partido de fútbol o las olimpiadas, era algo que mi cerebro no lograba entender ni asimilar. ¿Qué estaba pasando con el mundo del entretenimiento digital?

Con el paso del  tiempo comencé a entender ese tipo de ritual, donde miles de personas se reunían para apoyar a su equipo favorito, donde equipos profesionales hacían unas jugadas maravillosas que nunca llegaré a realizar y donde más títulos se sumaban a una enorme fiesta con pantallas gigantes, luces, música y adrenalina. Empecé a comprender que un fenómeno, imposible de creer, estaba sucediendo en la actualidad aunque muchos de nosotros aún no lo podamos comprender.

Pero el mundo de los esports no sólo se queda en los competidores, el universo de los deportes electrónicos ¡es enorme! Ya que existen los casters o comentaristas que se especializan en un título para poder narrarlo; asesores que ayudan a su equipo a lograr las mejores jugadas, psicólogos y demás comodidades como viajes, experiencia, fama, el gozo de una victoria y dinero…por lo que vuelvo a preguntar ¡¿Qué demonios estoy haciendo con mi vida?!

En México, este mundo de los deportes electrónicos ha estado en aumento con eventos y competencias que se realizan cada vez más seguido. Incluso, ya no es extraño ver que en algún lanzamiento se hagan competencias narradas y presentadas a los fans con toda la emoción posible, no es raro que cada vez más las marcas como cines o botanas volteen a ver este tipo de nuevo entretenimiento, no es raro que existan eventos exclusivos que potencialicen el talento y hablando de esto último; no es raro que cada vez más jóvenes entre catorce y veinte años se apasionen por este nuevo modo de vida, que representen a nuestro país en el extranjero, que exploten sus capacidades que, los que nacimos con un control cuya palanca y botón rojo nos otorgaba la mejor de las aventuras, pero tal vez, y digo, sólo tal vez, no con la habilidad necesaria como la que se requiere en un mundo tan vasto como los esports.

Tal vez siga preguntándome sobre lo que estoy haciendo con mi vida y aunque sé que ese no es el camino que deseo tomar en materia de los videojuegos, los esports me seguirán sorprendiendo cada vez más y siempre soñaré con ser parte de ellos; o tal vez ya esté dentro y aún no me he dado cuenta…es una de esas incógnitas que se resolverán con el paso del tiempo.

Comentarios

Rosée

Comunicóloga de profesión, escritora por vocación. Amante de los videojuegos, especialmente los RPG y los de terror. Ávida lectora, apasionada de la naturaleza, la música y la comida dulce. Ha viajado a Japón en dos ocasiones y desea recorrer el mundo y lo que éste puede ofrecerle. Actualmente es directora de la escuela de escritura “Cartas de Papel”, participa en el programa de radio “Navegando en Videojuegos” y está en proceso de publicación de dos de sus novelas.