Un adelanto a Ni no Kuni II: Revenant Kingdom Un adelanto a Ni no Kuni II: Revenant Kingdom
Share the post "Un adelanto a Ni no Kuni II: Revenant Kingdom" FacebookGoogle+TwitterEmail Es una experiencia maravillosa poder probar tus juegos favoritos antes de... Un adelanto a Ni no Kuni II: Revenant Kingdom

Es una experiencia maravillosa poder probar tus juegos favoritos antes de que salgan al mercado, no porque te hagan sentir especial o porque seas de los primeros en tener el juego, sino porque puedes fangirlear a gusto antes de que los demás logren hacerlo, como yo, que tuve la dicha y el placer de jugar Ni no Kuni II: Revenant Kingdom, juego que se volvió de mis favoritos a los escasos minutos de jugar su antecesor.

Hace algunos años, ocho para ser exactos, salió al mercado japonés un juego titulado Ni no Kuni: Shikkoku no Madōshi para DS, título que nadie peló. Un año después, para PlayStation 3, salió Ni no Kuni: La ira de la Bruja Blanca, juego que también nadie hizo caso a pesar de que estaba desarrollado en conjunto con el estudio de animación Ghibli, famoso por películas como Mi Vecino Totoro, El Viaje de Chihiro y El Castillo Vagabundo. Ni no Kuni se volvió un juego que pocos conocían, que un grupo menor lo había jugado y todavía menos podías encontrar personas que lo terminaran al 100% (como yo).

Pero a pesar de que este juego no era muy popular, con 1,4 millones de unidades vendidas en todo el mundo, Level-5 decidió sacar un segundo título aunque Ghibli ya no formara parte en el desarrollo, pero eso no impidió que el juego hypeara a más de uno (como a mí) y deseáramos su salida a pesar de que lo atrasaran un par de veces.

Como en el primer juego, Ni no Kuni II nos relata la vida de un humano que, por alguna razón, viaja a otro mundo, al segundo mundo; donde existe la magia y criaturas fantásticas. En esta nueva entrega le tocó turno a Roland, un presidente de casi cincuenta años que al llegar al otro mundo se convierte en un joven de veinte y protector del rey Evan, quien fue expulsado del reino de Ding Dong Dell y ahora debe buscar una nueva forma de reclamar su lugar.

Algo que caracteriza a Ni no Kuni, es su diseño caricaturesco, la carga sentimental y las enseñanzas, o moralejas, que deja el juego y esta segunda entrega no pasó desapercibido estos tres aspectos ya que los personajes tienen el estilo del primer juego, lindos, graciosos y aniñados, y en los primeros minutos del gameplay, los personajes profundos lanzan frases con un aprendizaje detrás; además de una comedia que te hará reír por momentos, como un anillo especial que mantiene recargada el arma de Roland, una pistola de su mundo, por siempre.

El modo de juego es parecido al anterior: un mapa gigante que puedes explorar y encontrarte con criaturas que te darán experiencia y recompensas; subir de nivel como cualquier RPG, pero con un modo de batalla más dinámico y no tan cansado como en el anterior, ya que existen dos formas de  enfrentarte a las criaturas: directamente, donde los monstros caminan libremente y les llegas a espadazos como si nada; o cuando estás en el mapa, donde entras a un mini modo de pelea que no cansa tanto como en el primer Ni no Kuni. La movilidad de los personajes es igual: libre y dinámica, aunque al momento de combatir tienes un círculo que, si te sales, es como si huyeras del combate.

Y así como en el primer título, eres libre de escoger al personaje que desees para la batalla, con el que más te acomodes o al más fuerte y veloz, ya que éstos tienen habilidades diferentes y hasta las armas son especiales para cada uno de ellos. Como dato adicional, podrás cargar tres armas principales como espadas o sables, y una secundaria como una varita mágica o un arma de fuego.

Como nota graciosa, si alguna vez jugaste Ninja Gaiden 2 y Devil May Cry, cuando utilices a Roland, no podrás pasar desapercibido el parecido que tiene con los protagonistas de estos dos juegos ya que, cuando usas las espadas y la pistola, es como se tuvieras a Ebony e Ivory (aunque no igual de increíble) y cuando terminas una batalla, el movimiento final del personaje es muy parecido al de Ryu en el momento de finalizar el combate (aunque no igual de sangriento).

Por otro lado, la banda sonora es muy similar al del primer juego. La canción del mapa es la misma y en algunos puntos podrás escuchar fragmentos de canciones del primer título, para revivir los años de gloria como cuando jugabas Ni no Kuni: La ira de la Bruja Blanca.

Pero lo que sí notarás y extrañarás, será a los Únimos, estos seres que puedes atrapar, evolucionar y alimentar (tipo Pokémones) para usarlos en combate, ya que en Revenant Kingdom no existen, pero no te pongas triste (como yo cuando me enteré de la noticia) ya que en el viaje podrás tener Higgledies o “Espíritus de los corazones”; espíritus de la naturaleza que sólo pueden ser vistos por personas de buen corazón. Estos “cositos” hermosos te ayudarán en el combate, convirtiéndose en cañones o curándote la vida, o con la magia que Evan posee para crecer como mago y como rey, y puedo decirles con seguridad, que son adorables y graciosos, ¡Incluso llevan ropa! Tal vez en un futuro los puedas vestir.

Como nota final, les aseguro que en el tiempo en el que disfruté del juego, no me defraudé en ningún momento y aunque tiene las típicas fallas de lógica características de los videojuegos, aquellas que nos causan risa; los cambios en los gráficos, la historia, los personajes y las mejoras considerables en el modo de juego, hicieron que esa hora y media fueran mágicas e increíbles.

Estoy en la espera del juego que sale el 23 de marzo del 2018 ya que deseo terminarlo y explorar el mundo a mi antojo y no lo digo porque sea fan, quiero dejar en claro eso.

 Y tú, ¿ya lo quieres jugar?

Comentarios

Rosée

Comunicóloga de profesión, escritora por vocación. Amante de los videojuegos, especialmente los RPG y los de terror. Ávida lectora, apasionada de la naturaleza, la música y la comida dulce. Ha viajado a Japón en dos ocasiones y desea recorrer el mundo y lo que éste puede ofrecerle. Actualmente es directora de la escuela de escritura "Cartas de Papel", participa en el programa de radio "Navegando en Videojuegos" y está en proceso de publicación de dos de sus novelas.