31 Días de Terror Gamer Style: Brainscan 31 Días de Terror Gamer Style: Brainscan
Share the post "31 Días de Terror Gamer Style: Brainscan" FacebookGoogle+TwitterEmail Cuando la realidad virtual se vuelve terriblemente real Un día más para nuestra... 31 Días de Terror Gamer Style: Brainscan

Cuando la realidad virtual se vuelve terriblemente real

Un día más para nuestra serie de recomendaciones. Probablemente ya se han puesto a buscar muchas de las obras que mis compañeros han elegido para ustedes y enhorabuena, ya que nos quedan solo un par de semanas para calentar motores antes de la noche más divertida del año.

Esta vez, me encantaría regresar a esas joyas noventeras que carecen de sentido y sueles dejar en el pasado, solo para volverlas a encontrar en algún botadero por $20 y disfrutarlas de manera inesperada.

Brainscan es parte de esas joyas, raras e ingeniosas que a simple vista parecen solo una película más dentro del gigantesco océano de dramas adolescentes que abundaban en ese entonces. Sin embargo, es una mezcla de horror, ciencia ficción, suspenso y drama que sin duda es un desastre, pero un desastre entretenido de ver, de esos que te tienen al borde del asiento esperando por el próximo giro.

La trama

La historia nos presenta a Michael (interpretado por Edward Furlong a quien quizá recuerden por películas como Terminator 2 y American History X), un adolescente solitario, fanático del cine de terror y los videojuegos. Huérfano de madre y descuidado por su padre; ¡Oh! y el detalle más importante para toda cinta de los noventa: es el marginado de la clase, enamorado de la chica más popular de la escuela y quien resulta, es su vecina.

Técnicamente Michael es como todos nosotros. En cuanto se entera que un juego de realidad virtual de CD-ROM llamado Brainscan le promete violencia, gore y la oportunidad de vivir una experiencia como un verdadero asesino, duda sobre toda la oferta y llama para preguntar que tan cierto es eso (y es de esperar, yo no le creería mucho a la publicidad de los videojuegos).

Durante su llamada hace algunas preguntas, escéptico aún sobre el contenido que le prometen, pero termina con el juego impuesto a la fuerza y en camino a su domicilio. El juego es una experiencia de realidad virtual, pero en su lugar induce a Michael en un estado hipnótico que lo hace soñar con una experiencia con vista de primera persona donde apuñala a un hombre hasta la muerte.

Como es de esperarse Michael se despierta sorprendido y contento con la experiencia, sobre todo al comprobar que lo que prometen es cierto, hasta que al día siguiente descubre que el hombre quien había matado durante el juego realmente fue asesinado y él es el asesino.

En ese momento, la película toma un giro predecible, pero divertido en forma de un personaje llamado Trickster, una especie de demonio que funge como encarnación física del juego.

Trickster servirá como una especie de guía sumamente peculiar; un personaje raro que incorpora cierto humor y llega para explicar las reglas: ahora tiene que jugar el juego tres veces más o arriesgarse a ser atrapado por la policía o simplemente ser asesinado.

En conclusión…

La película tiene un tipo de gore realmente ligero, sin embargo las muertes están bien trabajadas y los gráficos no se basan en puro CGI, sino en un gran trabajo de maquillaje. La historia se maneja de forma rápida pero adecuada y la peculiar premisa nos regresa a principios de 1990 cuando las empresas de videojuegos se abalanzaron sobre la idea de la realidad virtual.

Recomendada 100% si quieres volver por hora y medía a toda aquella sensación distintiva de los noventa, haciendo principal hincapié en un soundtrack que incluye a White Zombie, TAD y Dandelion.

Es posible que el final les parezca algo cursi y pretencioso, pero de nueva cuenta: es un desastre entretenido de ver, que juega de una manera bastante inusual e interesante con el suspenso y probablemente te mantenga pegado de forma involuntaria al televisor.

¿La habían visto antes? ¿La odiaron o disfrutaron? ¿Considerarían disfrazarse como Trickster este Halloween?

¡Cuéntenme en los comentarios!

Comentarios

Frida Salazar

Diseñadora con un interés extremadamente enorme por las caricaturas, los idiomas, los videojuegos y las películas de horror. Un día mi padre me obligo a jugar NES y lo demás es historia.