31 días de terror Gamer Style: H. P. Lovecraft 31 días de terror Gamer Style: H. P. Lovecraft
Share the post "31 días de terror Gamer Style: H. P. Lovecraft" FacebookGoogle+TwitterEmail Un universo en infinita expansión que lejos está de destruirse Dicen... 31 días de terror Gamer Style: H. P. Lovecraft

Un universo en infinita expansión que lejos está de destruirse

Dicen que quien no conoce a dios a cualquier santo le reza y si bien en estos momentos los fans del terror literario están flotando de emoción por el éxito de la adaptación cinematográfica de IT, lo cierto es que el trono del reino de la literatura de terror ya tenía dueño desde antes que Stephen King siquiera tomase su primera bocanada de aire en este planeta, de hecho el señor terror encontró gran parte de su inspiración en la obra de otro escritor estadounidense que llegó al mundo en el año 1980 y cuyo legado no hace más que volverse cada día más grande desde el día que sus escritos vieron la luz.

Acompáñenme a cerrar octubre con broche de oro en este especial de 31 días de terror Gamer Style dedicado a una de las mentes más brillantes que el mundo de la fantasía y el terror cósmico jamás podrá ver: H. P. Lovecraft.

Normalmente cuando mencionamos a un autor famoso de inmediato nos viene a la mente el nombre de la obra más reconocida del mismo, en el caso de Lovecraft no aparece una obra como tal, sino el nombre de Cthulhu, la criatura más reconocida del universo y mitología que él mismo creo a través de su narrativa y que pertenece a un grupo de seres que habitaron la tierra antes del tiempo y que luego de pasar una era vagando en el espacio, deciden que es momento de volver a intentar recuperar lo que en algún momento fue suyo y que ahora pertenece a los humanos.

Las historias de Cthulhu se narran a lo largo de los llamados “Mitos de Cthulhu” que no es en sí una novela, sino un compilado de historias inspiradas en el llamado universo Lovecraftiano que se caracteriza por infundir terror mediante la existencia de seres espaciales o extradimensionales, en lugar de presencias espirituales o satanismo, como tiende a hacerlo el terror convencional.

Fue precisamente lo poco convencional del estilo de Howard Phillips lo que hace que la mayoría de quienes leemos su trabajo quedemos fascinados, al menos yo después de leer su trabajo pasé un tiempo temerosa de que seres enormes de lugares desconocidos llegasen a desatar una guerra en nuestro planeta, y todo porque el ingenio y la narrativa de este hombre logran convencerte de que las atrocidades que describe tan detalladamente en sus textos pueden realmente llegar a pasar en la vida real.

Recordemos que este escritor logró no solo crear grandes textos individuales, sino desarrollar un vasto universo en el cual cada una de sus historias es una estrella más que se agrega a él, haciendo que se expanda más y más con el paso de los años y que incluso hasta nuestros días sigue expandiéndose gracias a los trabajos de otros creativos que se inspiran en el mismo y que existen no solo en el campo de la literatura, sino también en el cinematográfico y la industria del gaming.

Influencias Lovecraftianas en BloodBorne

Bloodborne es un videojuego de rol en primera persona lanzado en exclusiva para la consola de Sony en 2015. El juego sigue los pasos de un cazador que se encuentra en búsqueda del Paleblood, por lo cual debe viajar a Yharnam, una ciudad donde la medicina tiene como base de desarrollo la sangre y ha logrado grandes avances en este campo, pero algo se sale de control y cuando nuestro protagonista llega a la tierra prometida se encuentra con muchos obstáculos que no estaban contemplados en el camino.

La historia se divide en dos partes: la parte de la vida y la parte del sueño. Esta última ocurre cuando el protagonista muere y queda suspendido en una especie de limbo llamado El sueño del cazador, donde se encuentra con dos personalidades que buscan ayudarle a cumplir el objetivo por el cual llegó a ese lugar, aunque desde luego no será tarea fácil, pues para conseguirlo debe aniquilar a los diferentes monstruos que habitan el lugar.

Gran parte de los elementos del juego están inspirados en las historias de Lovecraft, desde ciertos ambientes, hasta los enemigos que parecen una representación gráfica bastante cercana a lo que las obras del autor de terror cósmico presentan con el nombre de Primigenio, criaturas extraterrestres conocidas también por su nombre en inglés: The old ones. Llamados así debido a que fuerón los primeros en habitar la tierra; de hecho Cthulhu forma parte de está “especie” y en algún momento del juego se hace una referencia directa a los mismos bajo su nombre original, confirmando así que el parentesco de estos elementos con los descritos por H. P. no son solo una coincidencia, sino algo previamente meditado.

El juego como tal ha recibido una gran cantidad de críticas positivas, incluso fue galardonado con el premio a la excelencia durante el año de su lanzamiento, y el éxito sigue siendo tal que recientemente se anunció un nuevo cómic de la historia, además de la ya muy mencionada secuela del videojuego.

En general el tipo de terror que busca el autor y las obras que en su trabajo se inspiran no es el de hacerte brincar del asiento, sino de meterse en tu cabeza y poco a poco tejer una serie de teorías que realmente podrían resultar válidas; te hace sentir que en cualquier momento todo lo que acabas de leer podría empezar a suceder y ese es precisamente el encanto de este literato.

Como lo mencioné antes, hablar de la obra de Lovecraft no es hablar de un título en especial, sino de un universo completo compuesto cada vez de más estrellas, que cada vez brillan con mayor intensidad y que para extinguirse tendría que primero hacerlo la humanidad completa.

 

Comentarios

Mildred

La etapa de ver anime y jugar videojuegos nunca se me pasó / Actualmente grindeando materias para subir a Ingeniero.