Reseña: NieR: Automata

Una conjunción de géneros bien lograda que no debes perderte.

Nier, un título de nicho que debutara en 2010 y que muy pocos tuvieran la oportunidad de jugar, está de regreso con una secuela directa, que, a pesar de tener relación, no es imprescindible jugar para disfrutar plenamente de ésta nueva aventura.

Desarrollado por Square Enix y Platinum Games, NieR: Automata supone una continuación a los sucesos del primer juego, donde los robots se levantaron en armas y atacaron a la raza humana para revelarse en contra de sus propios creadores. Los humanos, debido al fracaso que tuvieron al defender su hogar natal, se vieron en la necesidad de escapar y refugiarse en la Luna, desde donde YorHa, una organización de androides al servicio de la humanidad, busca la manera de erradicar a las máquinas rebeldes y recuperar el planeta Tierra.

Tomarás el papel de 2B, una elegante y letal androide, que es asignada junto a su escuadrón a una misión para eliminar los peligros más prominentes y así finalmente, ver un haz de luz dentro de la fracturada historia de la humanidad. A lo largo del camino, te encontrarás con 9S, un androide de reconocimiento, que rápidamente se convertirá en un valioso aliado que cambiará la perspectiva de la misión para la que fue encomendada, e incluso, la hará reflexionar sobre sus ideologías, comportamientos y propósitos.

La mancuerna entre ambos androides hace de la historia una aventura llevadera, pues la sobriedad y hostilidad de 2B se compensa con la actitud relajada y carismática de 9S. Lo anterior genera una gran química entre ambos personajes dando paso a interesantes conversaciones que se ven relacionadas con los temas existenciales que se tratan en el juego, desde los conceptos de vida, la muerte y la moral.

Concebido como un RPG, NieR: Automata posee elementos y mecánicas que van más allá de éste género, pues al momento de desmenuzarlo y ahondar más, te encontrarás con un sólido sistema de combate hack n’ slash que solo Platinum Games podía ofrecer, un amplio y desolado mundo semi-abierto por explorar y secuencias llenas de acción al puro estilo shoot’em up/ bullet hell con perspectivas laterales o superiores en 2D, donde incluso el platforming se hace presente.

Uno de los pilares principales del juego es su robusto sistema de progresión con el que podrás personalizar el estilo de combate, armas, habilidades especiales y las de tu compañero, Pod, un pequeño robot de asistencia que te acompañará durante toda la aventura para servir de apoyo dentro y fuera de los combates, gracias a las mejoras en sus modos de ataque.

Por otro lado, 2B también contará con mejoras constantes al subir de nivel tras obtener puntos de experiencia, lo cual le permitirá fortalecer sus habilidades de combate, mientras que los chips dotarán al androide de nuevas cualidades y así podrás experimentar con ellas hasta encontrar la combinación que más se adapte a tu estilo de juego; ya sea que prefieras ver la barra de vida de los enemigos, aumentar tu ataque, defensa, barra de vida o tener el mapa siempre a la vista, tú tendrás la libertad de elegir de entre una amplia variedad de alternativas.

Las armas también cuentan con sus debidas mejoras y variaciones, ya que éstas podrán ser compradas, construidas o actualizadas a través de los mercaderes, quienes en el mejor de los casos te las intercambiarán por una determinada cantidad de dinero, o si no, deberás ir en busca de las piezas necesarias para su debida fabricación o refinamiento.

El arsenal estará compuesto por espadas, espadones, sables, katanas, mazos, entre un sinfín más de armas de largo y corto alcance, para que tu decidas cuáles van mejor con tu estilo de combate.

Hablando de combate, éste tiene influencias notorias por parte de Platinum Games al contar con un sistema de juego al puro estilo hack n slash, muy característico del estudio a lo largo de su repertorio de juegos.

Tal y como en otros títulos del género, contarás con un comando para un golpe débil y otro para uno fuerte, mismos que tendrás que ir ejecutando de manera consecutiva para desatar secuencias de golpes fluidas y congruentes y no únicamente dar botonazos sin sentido, todo es parte de una jugabilidad muy sólida, que viene a complementarse con transiciones muy sutiles y justificadas de bullet hell y platforming, donde la perspectiva cambia a una cámara lateral o superior para una experiencia mucho más auténtica.

Tras un par de minutos de haber iniciado tú aventura, el juego se abrirá para ofrecerte un mundo semi-abierto, el cual cuenta con las virtudes de los sandbox al ofrecer una variedad de misiones primarias y secundarias esparcidas a lo largo de los escenarios, mismas que se te motivarán a realizar en el momento con el fin de ahondar más en la historia al narrarse desde distintas perspectivas, si no lo haces, estas dejarán de estar disponibles posteriormente y perderás la oportunidad de ampliar tu conocimiento, repertorio de armas u obtener experiencia para subir de nivel.

Desafortunadamente, las mecánicas de mundo abierto se logran a medias, pues éste se remite a corredores que dan paso a secciones amplias para explorar, mismas que se sienten muy segmentadas y limitadas por enormes árboles o edificaciones que marcarán tajantemente las áreas que tienes a tu disposición.

Si bien, la historia se ubica en un planeta post-apocalíptico donde la humanidad ha sido expulsada de su propio hogar, y éste ha sufrido de las inminencias de la naturaleza, resultó difícil ignorar la esterilidad del mundo y su ausencia de “vida”, al recorrer lugares con muy pocos enemigos para combatir, lo cual propicia que el jugador haga uso del viaje rápido para omitir dichas secuencias de desplazamiento.

NieR: Automata no es un juego extremadamente difícil, sin embargo, cuenta con una variedad de dificultades que requerirán de cierta maestría para superarlo. Los desarrolladores, en su intención por brindar más reto al jugador, crearon el sistema de “Relicario”, con el cual, al momento de sucumbir durante los combates, la mente de 2B será transportada a un nuevo cuerpo, pero tus objetos y créditos se habrán quedado en el lugar exacto donde moriste, por lo que tendrás la tarea de regresar a dicho punto para recuperarlos, o también, hacerte con un valioso aliado al revivir tu cuerpo inerte.

La rejugabilidad es un aspecto importante, pues ofrece mayor tiempo de diversión y hace que la inversión del jugador haya valido cada centavo, Square Enix está al tanto de ello, y por tal razón dota a NieR: Automata de cuatro finales diferentes que además de fungir como un New Game+, permite descubrir nuevas perspectivas a través de las decisiones que tomes en el transcurso de la historia, así como desbloquear otras características y habilidades de 2B para hacer frente a la hostilidad y complejidad de sus enemigos. Cada final te hará más fuerte, pero también a tus contrincantes.

El expertise de las mentes detrás de NieR: Automata se hace presente. Por un lado, tenemos a Akihiko Yoshida, quien fue el encargado del diseño de personajes y anteriormente ha demostrado su pericia en títulos de la saga Bravely Default y Final Fantasy. En ésta ocasión nos entrega una variedad de personajes y jefes finales bellamente modelados que se diferencian entre sí por su aspecto y rico bagaje histórico. Lo anterior contrasta con el aspecto de los robots enemigos, ya que la diversidad es muy escasa y se remiten a ser del mismo tipo, pero con una diferencia de tamaño o habilidades, un aspecto que pudo explotarse con un gran número de posibilidades a desarrollar.

A pesar de no gozar del mejor apartado visual, la ambientación y diseño del mundo es digna de mencionarse al disfrutar de escenarios bien representados para hacer que el jugador se vea rodeado de un mundo desahuciado y carente de expresión tras la invasión de las máquinas. El sentimiento de soledad se verá acompañado de la constante repetición de escenarios y monotonía de los mismos, pues al no haber una diferenciación notable entre cada sección que recorres, visitarás continuamente amplios campos verdes, desiertos, fábricas o asentamientos abandonados que gozaban del calor humano.

En cuanto a la musicalización, Keiichi Okabe logra magníficas composiciones orquestadas que son acompañadas de coros que imprimen mucho más impacto en los momentos de acción en pantalla, mientras que en las transiciones de escenarios y exploración se disfruta del sonido ambiental y tonadas neutras para amenizar el trayecto. Un apartado que disfrutarás a cada instante y se grabará en tu subconsciente para escucharlo dentro y fuera del juego.

Finalmente, y para los amantes de los JRPG, el juego cuenta con voces en japonés e inglés, mientras que los subtítulos estarán disponibles en una gran cantidad de idiomas, entre ellos el español, por lo que no resultará una limitante para los menos políglotas o puristas del idioma original.

Un sólido sistema de combate, progresión, personalización, junto a un memorable apartado sonoro y de diseño de personajes, hacen de NieR: Automata una exclusiva más de PlayStation 4 y PC que vale la pena tener en el radar y experimentar por sí mismo. Gracias a su excelente conjunción de géneros, una intrigante historia que va más allá de las narrativas cliché con un trasfondo coherente y emocionante, así como la invitante rejugabilidad que promueve el título, será una aventura que los amantes de alguno de los géneros que combina o jugadores escépticos disfrutarán por igual.

Título: NieR: Automata

Género: Action RPG

Desarrolla: Platinum Games

Publisher: Square Enix

Plataforma: PlayStation 4, PC

Fecha de estreno: 7 de marzo 2017

Historia9
Jugabiidad9
Gráficos9
Sonido9
Rejugabilidad9
9

Ivan Salinas

Todo un Gamer Casual que experimenta cualquier videojuego/ Rockero hasta la médula/ Diseñador industrial en formación/ @Un_Gamer_ Casual/ PS id: IvanSlns