Reseña: For Honor

For Honor

Un must para los amantes de la guerra. Eso es lo que Ubisoft nos da con For Honor.

La repetición de las cosas nos hace muchas veces pensar que ya todo está escrito, que ya todo está dicho y no hay nada nuevo que pueda sorprendernos. Sin embargo, de vez en cuando aparecen unos inconformes, unos que piensan que aún se pueden hacer las cosas de forma diferente. Esos “unos” ahora fueron los chicos de Ubisoft Montreal, plasmando una visión distinta de lo que deben ser los juegos de pelea en For Honor.

Apolión sólo quiere ver el mundo arder

Sea por el tipo de desorden mental que sea (o cualquier otro motivo), hay quienes sienten una extraña fascinación al ver cómo quienes le rodean luchan entre sí mientras su entorno está sumergido en el caos y la destrucción. Tal es el caso de Apolión (y el Joker, por supuesto).

Caballeros, vikingos y samurais viviendo todos en armonía. ¿Qué aburrido verdad? Vamos a ponerlos a darse hasta por debajo de la lengua. Básicamente ese es el precepto del modo campaña de For Honor, ya que aquí se nos narra como es que Apolión, señora de la guerra y máximo oponente del juego, un buen -o mal- día se cansó de ver como la paz reinaba y decidió provocar el caos entre los tres grupos de guerreros, plantando las semillas de la desconfianza en el interior de cada una de ellas y por supuesto ante las otras facciones.

For Honor

Como pudieron haber concluido tras leer el párrafo anterior, la trama del juego no es la gran cosa. No es más que una muy barata justificación para dar pie a las batallas sin fin que se viven en el corazón de este título: el multijugador.

Ojo: esto no significa que la campaña sea un desperdicio. Para nada. Sí, el hilo conductor es muy poco interesante, pero a cambio tenemos una presentación muy buena, cinemáticos que en verdad logran envolverte y querer ser parte de estas batallas históricas, todo aderezado con buenos doblajes tanto al inglés como al español latino.

La campaña es el mejor tutorial

Diseñar un buen tutorial no es para nada una tarea sencilla, y seguro muchos de ustedes al igual que este servidor ya lo ha comprobado en más de una ocasión. Sin embargo, en For Honor sucede algo bastante curioso, ya que la campaña es el modo de juego que sirve como un perfecto tutorial para más tarde ponerte serio y salir a combatir uno a uno en el multiplayer.

Y es que conforme avanzamos por la campaña, la cual se divide en 3 capítulos (uno por facción) y a su vez en distintas misiones, tendremos la oportunidad de ir aprendiendo cada vez más y mejores técnicas tanto para atacar como para defendernos.

For Honor

Eso sí, para que resulte un entrenamiento efectivo y en verdad represente cierto reto sugiero ampliamente elegir la dificultad realista (la máxima). En ella, le decimos adiós a la interfaz obligándonos a estar realmente atentos a los ataques del rival y así poner a prueba nuestros lo aprendido y por supuesto, nuestros  reflejos.

Algo que seguramente amarán quienes aman de completar sus juegos al 100%, es que aquí encontrarán varias objetos coleccionables, los cuales están localizados en jarrones. Rompe un jarrón, y obtendrás tu recompensa, agregando así unos cuantos puntos al replay value de este modo del juego en específico.

Art of Battle, es el nombre del juego

El mundo lo conoce como For Honor, quienes lo jugamos sabemos que su verdadero “yo” es “Art of Battle”. Se trata del nombre con el que ha sido bautizado su modo de combate. Podrá sonar muy rimbombante y pretencioso, pero créanme cuando les digo que está más que justificado y vaya si le hace honor.

Al principio debo confesar que sentía todo muy “lento”, lo cual entendía hasta cierto punto al tratarse de personajes con mucho encima, como escudos, espadas y armaduras en teoría bastante pesadas, sin que eso significara que me agradara el ritmo de juego. Una sincera disculpa al equipo de Ubisoft Montreal (y un saludo si llegan a leer esto: ¡Hola Ubisoft Montreal!), y gracias por el trabajo que se aventaron. Me quito la gorra ante ustedes.

For Honor

En verdad recomiendo a quienes tengan la oportunidad de probar For Honor, no desesperarse y en su lugar disfrutar de cada lección que nos brinda el juego, cada aprendizaje que más tarde será muy valioso. Comenzamos con tres direcciones de golpeo que elegimos con el stick derecho (izquierda, derecha y abajo), ajustando y cambiando rápidamente el frente por el que atacaremos, algo no muy complejo pero que menos pensemos, si tenemos paciencia, será la base para que aprendamos comandos más complejos y cuando menos pensemos ya seremos todos unos maestros en el arte de la guerra… Al menos, virtual.

El equipo de desarrollo no descubrió el hilo negro, valiéndose de recursos ya probados como una barra de resistencia que limita los golpes que podemos hacer sin cansarnos, la implementación del golpe ligero y fuerte que datan desde la época del Super Nintendo e incluso más atrás con las arcadias, pero le da su propio toque reimaginándolo y aplicándolo con maestría.

Un ejemplo de esas “pequeñas grandes cosas” bien ejecutadas, es que contamos con un botón que nos da la posibilidad de realizar algo similar a un empujón para romper la defensa del rival, evitando así encuentros sosos donde ningún contrincante decide tomar la iniciativa sino que por el contrario, se quedan esperando para contraatacar.

ForHonorE3010

Y esto es sólo un ejemplo. En realidad son varios los elementos que se van añadiendo a nuestro repertorio de posibilidades, como el sistema de proezas, que son habilidades especiales que varían según la facción y el héroe que estemos usando; unas de estas habilidades nos ayudarán en cuestiones defensivas, otras en ataque, por mencionar sólo algunas.

4 facciones y 12 héroes, para empezar

¿Qué no eran tres facciones? Pues sí y no, ya que además de los Caballeros, los Vikingos y los Samurais, existen los “híbridos”, que como te imaginarás son personajes que combinan cualidades de las tres clases originales. Los 12 personajes con los que contamos desde el comienzo son:

Guardían (Caballero), Invasor (Vikingo) y Kensei (Samurai). Estos son “Los Vamguardia”, ideales como primeros personajes debido a su gameplay simplificado que nos permitirá dar un vistazo inicial a lo que nos espera en For Honor. Son los clásicos personajes “all-around“.

Pacificadora (Caballero), Bersérker (Vikingos) y Orochi (Samurai). Ellos son “Los Asesinos” (nos faltó el señor Auditore), y se caracterizan por tener una mayor velocidad que el resto de combatientes a cambio de un menor poder.

For Honor

Conquistador (Caballero), Huscarle (Vikingo) y Shugoki (Samurai). “Los Pesados”. Contrario a Los Asesinios, estos cuentan con una gran fuerza a cambio de una velocidad baja.

El Justiciero (Caballero), Valkiria (Vikingo) y Nobushi (Samurai). Para finalizar tenemos a los híbridos, los cuales cada uno tiene sus propias características que los distinguen del resto. Una vez que domines los demás estilos, lo ideal quizás sería dar el salto y probar con uno de estos personajes, los cuales requieren de un nivel importante de práctica antes de dominarlos por completo.

Así mismo, cabe recordar que se prevee la incorporación de 6 héroes más antes de que finalice el año.

5 opciones multiplayer

El corazón de For Honor es el combate multijugador, eso lo has leído aquí y seguro en todas partes. ¿Pero cuáles son los modos multiplayer?

Duelo. El modo más básico, donde nos enfrentamos en mano a mano a un oponente con el objetivo de ser el mejor de 5 rondas, sin poder usar las “proezas”, y con el “truco” de que cada ronda se desarrolla en una arena diferente. Y sí, existe la opción de ganar arrojando al oponente al vacío.

Pelea. Exactamente lo mismo que el modo anterior, sólo que aquí son duelos de dos contra dos. Como quizás imaginarán, el equipo que primero vea caer a un héroe tendrá la derrota casi asegurada, pues se vuelve muy difícil salir victorioso en un dos contra uno.

For Honor

Escaramuza. El Deathmatch de For Honor. Combates de equipos de 4 vs 4 en donde ya se vale usar las proezas y la cosa se pone sabrosa. El objetivo es lograr 1000 puntos, los cuales se consiguen al irte adjudicando muertes de los oponentes. Vale la pena aclarar que no todas valen lo mismo; de esta forma, si por ejemplo matas a alguien cuando te están echando montón (2 o 3 vs 1), ganarás más puntos que si lo hicieras en un 1 vs 1.

Eliminación. Para los fans de la WWE, esto es como un combate clásico de Survivor Series pero de 4 VS 4. Para el resto del mundo, es igual al modo anterior, con la variante de que aquí el objetivo es eliminar (una sola vez) a cada uno de los integrantes del equipo contrario para ganar una ronda, y el que gana más rondas de 5 es declarado ganador, como en cada modo de juego.

Dominio. ¿Recuerdas los trailers del juego, donde ves a muchos guerreros combatiendo en pantalla? Bienvenido a casa. Dominio la joya de la corona de For Honor. Es también para peleas de 4 vs 4, pero con la “pequeña gran diferencia” de que aquí ambos equipos cuentan con todo un ejército de NPC a su lado. Ahora sí que, su barrio los respalda. Pero hay más.

En Dominio, como su nombre lo sugiere, debemos dominar la mayor parte del mapa como en los shooters cuando competimos por el control de la mayor cantidad de zonas. Aquí tenemos tres puntos en el mapa que debemos ocupar para ganar lograr sumar puntos y llegar al objetivo, eliminar a los enemigos y conquistar la zona.

Lo realmente interesante aquí es ver cómo se mezclan los jugadores de carne y hueso con los controlados por la computadora, peleando hombro a hombro por darle la victoria a su respectivo equipo. Aquí es donde se separan los hombres de los niños, donde los encuentros son en verdad caóticos y donde seguramente Apolión es más que feliz. Mientras escribo esto realmente me dan ganas de volver a jugar.

Cabe mencionar que demás de los modos multijugador, hay dos extras importantes a considerar.

Primero, que todos los días hay misiones especiales que al completarlas otorgan puntos de experiencia y de acero (la moneda del juego).

En segundo lugar y quizás más interesante aún está la pelea por los territorios. Caballero, Vikingo o Samurai, debes elegir a una de las tres facciones y luchar por su supremacía (sin importar a qué héroe eliges para combatir). La idea aquí es que todas tus peleas en línea te dan puntos, los cuales sirven para que tu facción vaya conquistando territorios a lo largo de una temporada, la cual está conformada por varias semanas.

For Honor

¿Y qué ganas? Uno que otro premio y la decoración de los mapas con detalles alusivos a la facción dominante del momento. Un par de extras que seguro son un incentivo adicional más que bienvenido.

Y ahora sí, todo lo que For Honor no es…

Un juego de acción y aventuras medievales. Sí, está ambientado en esa época, pero aquí todo es sobre las peleas entre caballeros, vikingos y samurais. Si lo que quieres es explorar y conocer más sobre historia, lo mejor es buscar en otro lado.

Un título con personajes memorables. Conforme vayas jugando te irás familiarizando con varios de ellos, pero no hay algo que te haga identificarte plenamente con ninguno, con sus motivaciones, sentimientos, nada. Sí, aquí se viene a pelear, pero no estaba de más algo de background, ¿no lo creen?

Una opción si no cuentas con suscripción para jugar en línea. Si no estás dispuesto a pagar, ya sea en PlayStation 4 o Xbox One, mejor ni te acerques. For Honor requiere que (literal) en todo momento estés conectado (y además que tengas cuenta de Ubisoft).

Multijugador local. El corazón de For Honor es el multijugador, pero en línea. Cada vez se extraña más el juego en pantalla dividida, ¿o sólo es cosa mía? Una oportunidad desaprovechada.

For Honor

For Honor

For Honor es un pedazo de juego como pocos. En un mundo donde pocos se atreven a innovar, donde es mucho más fácil irse con la tendencia que tratar de romper el molde, cargos de los cuales también ha sido acusada de forma justificada Ubisoft. es bueno, es grandioso ver que alguien se arriesgue a salirse de su zona de comfort.

Desde luego y como ya lo comenté, no es perfecto. Sus personajes son carentes de personalidad, la historia (o más bien el pretexto de historia) es totalmente olvidable, el no poder jugar si no tienes suscripción en línea, son detalles que sin duda le restan puntos.

Pero el gameplay, esa profundidad en el gameplay, que cuando parece que todo está inventado aparece y enamora. Y esa peleas en el modo Dominio que se vuelven auténticas guerras históricas. Uff. For Honor es la prueba viviente de que la rueda ya existe, pero aún se pueden crear diferentes formas de usarla.

Mi recomendación es que si estás dispuesto a dedicarle horas para dominarlo y gustas de la competencia contra otros en línea, definitivamente lo adquieras, pero que lo hagas ya. ¿Por qué la urgencia? Porque su valor depende mucho de la comunidad de jugadores que haya en línea y mientras Ubisoft le de soporte, ya que su corazón (y pulmones, riñones y todo) está en el multiplayer a través de internet.

De todo corazón, ojalá Ubisoft decida realizar una secuela y haga de For Honor un juego verdaderamente de 10.

Título: For Honor

Desarrolla: Ubisoft Montreal

Publisher: Ubisoft

Género: Peleas/Online

Plataformas: Xbox One, PS4, PC.

Estreno: 14 de febrero 2017

Historia6.5
Gameplay10
Gráficos9.5
Sonido8.5
Rejugabilidad8.5
8.6

Rigo Dominguez

Licenciado en Comunicación. Gamer de toda la vida. Amo el pollo, el chocolate y crear sonrisas.