Lo que nos dejó la Beta de Ghost Recon: Wildlands

Estamos a unos cuantos días de la beta abierta de Ghost Recon: Wildlands, pero ¿qué nos dejó la beta cerrada? Aquí lo que aprendimos.

El siguiente juego en la saga de Ghost Recon sale a la venta el próximo 7 de marzo y Ubisoft nos dio una probadita un mes antes. Y antes de que lo pruebes tú mismo, queremos compartirte el sabor de boca que nos dejó.

Cualquier parecido, es mera coincidencia

Las tónicas de los Ghost Recon siempre han sido más aterrizadas a la realidad que muchas otras sagas de acción táctica, pero la seriedad y la similitud de la trama de éste juego al tiempo actual es abrumadora. Y no lo digo en el buen sentido.

Tú y tus tres acompañantes son lo mejor de las tropas encubierto que los estadounidenses pueden mandar a un territorio boliviano controlado por el cártel de Santa Blanca. Con diplomacia de poco tacto, tienes que desmantelar de una vez por todas dicha organización narcoterrorista.

Tom Clancy’s Ghost Recon Wildlands

¿Qué tiene esto de malo? En sentido del juego, solo el asunto de ser abordado con demasiada seriedad, pues no existe una interacción grande con los personajes cuando el juego se presta para ello. Pareciera que tú y tus compañeros son robots que meramente siguen órdenes.

Atravesando la cuarta pared, es un tema muy fresco y cercano a la realidad considerando cierta llamada telefónica que los actuales presidentes mexicano y estadounidense tuvieron hace un par de semanas. Si bien no involucra a Bolivia como tal, si involucra a los Estados Unidos enviando tropas a países latinoamericanos como México.

Agente encubierto

Una de las más grandes dudas de quienes están entusiasmados por este título, es ¿cómo se juega? Y esa pregunta no es solo sobre los controles, sino sobre el estilo e identidad de Ghost Recon Wildlands. La beta nos dejó aún con cierta incertidumbre de cómo se sentirá el juego después de las horas que promete.

¿Es un clón de The Division? ¿será muy parecido a Far Cry? O más bien ¿tiene un tinte parecido a GTA o a Just Cause? Y la respuesta es, inciso “d”, todas las anteriores.

El proyecto es muy ambicioso por parte de Ubisoft y contiene muchos elementos de los títulos enlistados, y a la vez, no se siente como alguno de ellos. Si bien falta mucho que explorar y explotar en el juego final, las horas que pasamos en la beta de Ghost Recon Wildlands no nos aclaran la identidad específica del juego.

Ahora, esto no necesariamente es malo, pues al terminar la beta, quedamos con una sensación satisfactoria del modo de juego. El peligro que encontramos es ¿cómo se sostendrá a lo largo de su vasta campaña y mapa sin una identidad muy bien definida?

El manejo de los vehículos es complicado y las físicas de los mismos a veces caen en lo absurdo, pero te divierten. Las mecánicas de disparo son bien logradas pero en ciertas ocasiones dejan a desear algo más táctico. Esas son las dicotomías a las que se enfrenta Ghost Recon Wildlands que veremos si en la entrega final logra superar.

Tour Completo

Algo que impresiona, y bastante, es el tamaño del mapa. La beta solamente tenía disponible una región del mapa y tardabas algo de tiempo en recorrerla toda, por lo que no nos imaginamos la cantidad de tiempo que invertiremos para recorrer todo el mapa que ofrece Ghost Recon Wildlands en su entrega final.

No solo se trata del tamaño, sino la variedad y cantidad de cosas por hacer y los paisajes por descubrir. La diversidad pasa por zonas montañosas, bosques, selvas, dunas y mucho más, que aportan a las mecánicas de juego sus retos y ventajas particulares.

Además de eso, tenemos los ya acostumbrados coleccionables de Ubisoft, que en este caso son suministros tecnológicos, de alimentos, gasolina, etc. con los cuales podrás desbloquear tus habilidades, diferentes mejoras de las mismas y aumentar tu arsenal.

Solo en la región que exploramos en la beta había mucho por hacer y por encontrar, que tenemos la incertidumbre de cuántas cosas habrá en el mapa completo. ¿Caerá en la monotonía y, por ende, en lo aburrido? Esperemos que no.

Más vale solo

Un eje vital del juego es su naturaleza multijugador, la cual ahora si tuvimos la oportunidad de experimentar como se debe. Anteriormente en la E3 2016, el demo era muy controlado y dirigido por gente de Ubisoft. En esta ocasión tuvimos que liderar o seguir órdenes.

Este modo cooperativo traerá grandes satisfacciones y diversión a nuestra tour por Bolivia, pues la sensación es única al experimentar un ataque bien coordinado, la adaptación a las situaciones y el ingenio que puede salir de cuatro personas que buscan hacer el juego divertido y satisfactorio.

La otra cara de la moneda es no tener amigos que lo jueguen, estar enrolado con personas que no les importe explotar las mecánicas del juego o que simplemente no tengan un micrófono para comunicarse eficientemente.

Por esto, es un arma de dos filos que el multijugador sea una mecánica principal del juego. Agradecemos que haya una opción de un solo jugador para esos momentos en el que los servidores no nos ayuden a darnos un equipo serio, pero Ghost Recon Wildlands nació para ser jugado acompañado.

¿Jugaste la beta? Cuéntanos tu experiencia y lo que te gustó y lo que no. Ghost Recon Wildlands estará disponible el 7 de marzo de 2017 y antes, la beta abierta el siguiente fin de semana.

Edgar Hurtado

Mejor conocido como Pollo. Soy Ing. Mecatrónico de profesión pero Gamer de corazón. Plataforma favorita: PlayStation y PC. Android. Me gustan los deportes, el cine y viajar.