¿Éxito, fracaso? ¿Cuál será el futuro de Nintendo Switch?

Switch

A poco más de 6 semanas de su lanzamiento, un breve análisis sobre el destino de la próxima consola de La Gran N.

Predecir las tendencias y el comportamiento del mercado ante la llegada de un nuevo producto es algo similar a lo que sucede con el pronóstico del clima: todo puede indicar de manera clara que algo sucederá en unos cuantos días, pero de pronto todo cambia por la aparición de otro factor que no había sido tomado en cuenta o se veía muy lejano.

En el caso de las llamadas “guerras de consolas”, propiciadas algunas veces por las propias compañías, otras tantas incluso por la prensa, y de alguna manera siempre alimentadas por los llamados fanboys que defienden a capa espada una u otra marca, el anticiparse al éxito o fracaso de una nueva consola no es tarea fácil, aunque así lo parezca.

Primero, recordemos un poco el pasado inmediato.

Wii y Wii U; dos casos diametralmente opuestos

El catalogar a una consola como un éxito o un fracaso es complicado. Cualquiera pensaría que Wii fue un éxito y Wii U un fracaso. Los números que movieron y sus lugares en el top de ventas de sus respectivas generaciones así parecen indicarlo, ¿pero es eso realmente lo que más le importa a Nintendo?

Por supuesto que haber vendido más de un millón de consolas en el caso de Wii fue una gran noticia para Nintendo, así como las menos de 15 millones de Wii U son una mala noticia, pero quizás los objetivos a alcanzar eran otros.

Quizás se esperaba más de Wii, quizás su real éxito está en el haber logrado que quienes no son videojugadores habituales como tu o como yo se acercarán a esta industria, pasatiempo o como gustes llamarlo. Quizás más allá de la baja colocación de unidades, el fracaso real de Wii U fue el no haber sabido mantener a esas nuevas personas que pudieron haberse consolidado como jugadores, quizás no “hardcore“, pero sí habituales y no limitarse sólo a los juegos que pueden aparecer en la App Store o en Google Play, por ejemplo.

Nintendo Switch, la culminación de años de esfuerzo

Bien fue comentado al comienzo de la presentación de la consola que Switch lleva instaurado en su ADN elementos de las distintas consolas de Nintendo. Desde el NES, pasando por el Super Nintendo hasta llegar a Wii U. Botones clásicos, el regreso un formato propio (cartuchos o “game cards“), sticks, vibración (mejorada con “Rumble HD”), pantalla táctil (por primera vez, multitáctil), sensores de movimiento (optimizados), compatibilidad con amiibo, en fin. “Lo mismo, pero mejor que nunca”. Básicamente, esa es la promesa de Nintendo.

Así mismo, el presidente de Nintendo of America, Reggie Fils-Aime, comentó recientemente que la compañía está consciente de los grandes fallos que tuvo con el manejo de Wii U, como lo son la falta de claridad en el mensaje a comunicar (¿recuerdan que al ser presentada muchos dudaban si era una nueva consola o un aditamento para Wii?), y la fluidez de lanzamientos importantes. Sólo el futuro nos dirá si estas declaraciones quedarán como algo anecdótico o realmente significan cambios importantes, aunque desde ya parece haber indicios de un cambio de mentalidad.

Lecciones aprendidas

Algunas veces puede ser muy complicado aceptar que te equivocaste. Nintendo no sólo lo ha hecho, sino que además lo ha aceptado de manera pública y ha estado dando señales de una nueva forma de pensar de cara al futuro a corto, mediano y largo plazo. Aún a semanas de su llegada, los cambios de Switch están ahí y no hay marcha atrás:

  • Adiós a los tan detestados Friend Codes, que de “amistosos” parecían no tener nada
  • Adiós al bloqueo regional; ahora, si una compañía no piensa localizar un juego, podrás recurrir a la importación
  • Lanzamientos de juegos importantes de manera constante; de inicio llegará The Legend of Zelda: Breath of the Wild; en menos de dos meses Mario Kart 8 Deluxe, remake definitivo del multiplayer por excelencia de Wii U; para el verano Splatoon 2, secuela de la nueva y exitosa IP de Nintendo; para fin de año Super Mario Odyssey, la próxima gran aventura del famoso plomero. Durante su primer año de vida cuenta ya con al menos 4 juegos must have, y los que faltan
  • Online de cobro: una decisión para nada popular, pero que parece necesaria si queremos una mejor experiencia de juego en línea, como la que disfrutan usuarios de otra plataformas

Mensajes claros desde el principio

Mientras que con Wii U, en vivo, en E3, se nos comentó vagamente que se trataba de una nueva consola con un control con forma de tableta, en el video de introducción a Switch revelado en octubre del año pasado Nintendo no sólo dio un mensaje, sino que al menos fueron cinco y muy claros todos ellos:

  • Primero, es una consola para jugar donde queira y de distintas formas, con controles novedosos pero también con la opción de un mando clásico
  • Segundo, el público objetivo ya no son las familias. Es el público adolescente, ese que busca juegos “cool”, que quiere compartir todo (y lo podrá hacer con el botón “share” del Joy-Con izquierdo), que quiere socializar
  • Tercero, es consciente que ese público gusta de la actividad deportiva y de experiencias que hay en otras plataformas, y ahí entran NBA 2K (que ahora sabemos será NBA 2K18) y Skyrim
  • Cuarto, es consciente de la importancia de los e-Sports y quiere ingresar a la fiesta, con Splatoon 2 como su primera apuesta
  • Quinto, el multijugador y la convivencia con los demás sigue siendo importante para la compañía, por eso basta con un par de Joy-Con para jugar con alguien más, y hasta 8 Switch pueden conectarse a nivel local

Apoyo third party: la gran asignatura pendiente

El que un alto representante de Electronic Arts haya estado, en vivo, en la presentación de Nintendo, es sin duda algo muy significativo, al igual que el hecho de anunciar que podremos jugar FIFA en Switch. El detalle es, ¿qué edición de su saga deportiva será? Al no numerarla como FIFA 2018, la especulación no se hizo esperar señalando que veremos una especie de “FIFA for Swtich” que podría no estar a la altura de las versiones para otras consolas. Ya veremos cuál les el producto final.

Bethesda también regresa. Después de una ausencia de prácticamente 10 años en consolas de Nintendo, este 2017 regresará con The Elder Scrolls V: Skyrim – Special Edition. Sí, es un juego que la edición que ya salió el año pasado en otras consolas, y cuya versión original data de unos cuantos años atrás, pero no deja de ser significativo.

El próximo gran título de Goichi Suda (Suda 51) protagonizado por Travis Touchdown también estará en Switch. Ubisoft trae tres juegos de lanzamiento reciente a la consola. Square Enix con Dragon Quest, Konami con Bomberman, Sega con Sonic, en fin, el apoyo parece estar ahí, aunque ninguno realmente tan “desbocado” ni “total”.

Todas o casi todas las compañías que lanzarán títulos en la nueva consola de Nintendo están tanteando el terreno, con propuestas no muy arriesgadas pero queriendo ser parte de. Es uno de esos casos en donde ambas partes, compañías y gamers, deben poner de su parte: las primeras entregando contenido de calidad y los segundos respondiendo dándoles su voto de confianza y adquiriendo dicho contenido. “Dar para recibir”, reza por ahí un conocido dicho.

Ok ok, entonces, ¿éxito o fracaso?

Como comenté al inicio, dar un pronóstico de un producto es algo complicado. Inclusive al redactar este breve análisis imaginaba que sería algo breve y al final, no lo fue tanto.

Resumiendo y a manera de conclusión sin darle más vueltas al asunto, y por todos los factores ya mencionados además de las reacciones iniciales de los distintos sectores que conformamos a la industria, considero que Switch tendrá un mucho mejor futuro que Wii U, pero no uno tan impactante como Wii.

Contará con el apoyo de los fieles fans de la marca, de los cuales al parecer ya varios hicieron su preorden, al igual que con unos cuantos curiosos que al ver la consola en tiendas se sentirán atraídos por ser una consola casera y a la vez portátil (y Mario, ese Mario siempre vende). Y ya con el tiempo, si la consola demuestra ser una real opción para quien gusta de juegos multiplataforma y con una bajada de precio de al menos $50 dólares, serán más quienes se animen a ir “a por ella”.

Pero si al igual que muchos que “leen” una reseña sólo buscan el número final, en esta predicción del futuro de Switch sí vislumbro al menos unas 30 millones de consolas vendidas al final de su ciclo de vida. Si ese es un buen número malo, bueno o regular eso sólo lo sabe Nintendo con base en lo que esperan ellos mismos.

“Exitoso Wii, que vendió 100 millones, o PlayStation 2”, podrán decir algunos. No obstante, los tiempos son otros, las opciones de entretenimiento son más, el poder adquisitivo es otro, en fin, la vida ha cambiado desde que ese par de consolas salieron a la venta.

Lo que si no ha cambiado ni cambiará nunca es que el contenido es el rey, y si Nintendo quiere que Switch venda como si se tratara de la última Coca-Cola en el desierto, lo que debe tener es juegos, juegos y más juegos (de alta calidad).

Y ustedes, ¿cuál creen que sea el destino de Switch? ¿La comprarán?

Rigo Dominguez

Licenciado en Comunicación. Gamer de toda la vida. Amo el pollo, el chocolate y crear sonrisas.