Reseña – Pasajeros

   

Una película donde la actuación de Jennifer Lawrence es lo único que vale la pena.

Hay algo que los ejecutivos de cine y en general cualquier proyecto de entretenimiento llaman “el pitch de elevador” y se le llama así porque debes poder describir tú película/juego/show a un ejecutivo importante en el tiempo que te toma compartir el elevador con él/ella.

Pasajeros es la historia del mecánico Jim Preston (Chris Pratt) y la escritora Aurora Lane (Jennifer Lawrence) a bordo de una nave espacial en la que deberían pasar un viaje de 120 años para llegar a una colonia donde empezarán nuevas vidas pero misteriosamente despiertan 90 años antes de llegar a su destino.

El pitch de elevador es bastante bueno, tienes dos actores muy populares y bien parecidos como las únicas personas a miles de kilómetros a la redonda, un escenario donde pueden ser héroes. El problema empezó cuando el productor o escritor se dio cuenta que tenía que escribir un segundo y tercer acto y tenían que poner algo más que “y exploraron lo que había en la nave” y se dieron cuenta que solo uno de los actores principales es buena actriz.

Chris Pratt es muy bueno para la comedia y en ciertos roles de acción (Jurassic World, Guardians of the Galaxy) pero Pasajeros no es una película de comedia y no es solo una película de exploración espacial, cuando le piden a Pratt hacer algo más, es incapaz de entregar una emoción sincera de preocupación o determinación lo cual deja a Jennifer Lawrence sola para cargar el drama y los aspectos serios de la película, demostrando porqué se ganó un Oscar.

Como mencioné, la película sufre tan pronto termina el primer acto por la misma relación que llevan los personajes como por la trama en sí. La historia introduce un personaje secundario que abre el tercer acto solo para matarlo dos escenas después, esto puede no parecer tan importante o que me estoy quejando de los detalles, pero lo que trato de comunicar es que la película es tan aburrida y predecible que mi mente dejó de creer que Chris Pratt era un pasajero a bordo de una nave interestelar.

La película pudo haber sido el sueño de un fanático de Ciencia Ficción pero lo que nos entregaron fue un mal actor llenando tiempo hasta que salga Guardianes de la Galaxia 2, aunque diré en su defensa que Pratt cumple la fantasia de tener para sí solo a Jennifer Lawrence sin que nadie que los moleste, pero estoy algo decepcionado que no tuvieran más imaginación.

Hay dos giros de trama en la película, uno de ellos con consecuencias reales y que desatan las habilidades de actuación de Jennifer Lawrence, el otro es tan absurdo porque durante todo este tiempo un mécanico con habilidades para construir una casa en un nuevo planeta y reparar casi cualquier sistema no lo vio venir.

El final en particular es tan absolutamente estúpido que estoy seguro lo enseñarán en escuelas de cine bajo el título “que NO hacer”, “finales de Hollywood” o mi favorito “ni Walt Disney hubiera escrito algo tan ridículo”.

En conclusión: lo único que rescata a la película es ver a Jennifer Lawrence mostrar su rango desde compañera en el espacio divertida y contenta hasta tragedia devastadora, pasando por una de las mujeres más sexys del planeta (y la galaxia), la historia es completamente predecible e incluso ridícula y no presentará una sola cualidad rescatable.

Título: Pasajeros (Passengers)

Director:  Morten Tyldum (The Imitation Game)

Guion: John Spahits

Reparto: Jennifer Lawrence, Chris Pratt

Género: Ciencia Ficción, Aventura

Estreno: 25 de diciembre 2016

Alejandro Castellanos

Colaborador en Gamer Style. Entusiasta de videojuegos y tecnología por gusto y profesión. Opiniones mías de mí.