Especial: Ezio Auditore, el legado de una franquicia

ezio_auditore-assassins-creed

Más allá de ser un miembro más de la Hermandad, Ezio Auditore da Firenze marcó un antes y después dentro de la franquicia.

La llegada de Assassin’s Creed: The Ezio Collection implicó la rememoración de los grandes momentos de Ezio Auditore o quienes no tuvieron la oportunidad de jugarlo en su tiempo, conocer uno de los mejores arcos argumentales que existen actualmente dentro de la franquicia, pero, ¿qué hace a  de este Asesino el mejor de la serie y por qué para muchos fans fue un antes y un después en la franquicia?

Conózcanlo a continuación en un especial libre de spoilers para aquellos que apenas conocerán el extenso universo de Assassin’s Creed:

Una tragedia que cambiaría su mundo

auditore-family

Al comienzo de Assassin’s Creed II podemos ver como Ezio mantiene una relación muy estrecha con su familia y de una manera muy particular dependiendo del integrante.

Federico, el hermano mayor, resultaba ser el compañero de aventuras de Ezio, mientras que Claudia al ser la única descendiente femenina era protegida a capa y espada por su hermano, al buscar únicamente su bienestar ante cualquier rompecorazones que se quisiera pasar de listo. Petruccio, era el más pequeño, sin embargo, a pesar de la diferencia de edad, nuestro protagonista buscaba la manera de implicarse en su infantil mundo al atender sus súplicas por más extrañas que éstas fueran. Giovanni, su padre y asesino del linaje Auditore, veía en Ezio a su yo más joven y a quien heredaría su puesto como bancario tras su retiro, por lo que, junto a su madre María, siempre intentaban encaminar por el camino de la disciplina para que en un futuro se convirtiera en un hombre de bien.

En tan solo unos minutos la familia Auditore nos hace sentir como parte de ellos y por ello tras la trágica conspiración dirigida por Rodrigo Borgia y Uberto Alberti, en la que se les termina por considerar como traidores de la nobleza, Ezio emprende una aventura para esclarecer el misterio en el que se viera implicado su apellido, afrontar los conflictos necesarios en el proceso y erradicar -bajo la tutela de la Hermandad de Asesinos- a todos aquellos que le dieron la espalda a su familia.

Ezio Auditore: ayer hoy y siempre

ezio_auditore_assassins_creed

La trilogía del que se convertiría en un Maestro Asesino, atestigua el crecimiento tanto físico como psicológico de su ser. En su juventud vemos los rasgos de un ingenuo, pero lleno de energía Ezio Auditore, quien más allá de preocuparse por lo que hará al siguiente día y vagar por las calles de Florencia conquistando bellas damiselas, sufre de un cambio brusco en su estilo de vida, ya que de la noche a la mañana la responsabilidad de cuidar a su familia termina por recaer en él.

Posteriormente y conforme transcurren los años, vemos a nuestro protagonista con más años, los cuales se traducen a una mayor habilidad en sus cualidades como Asesino, así como una actitud más madura ante el compromiso con la Hermandad, la cual pasó de una secta con el propósito de vengar a su familia, a ser una organización que busca la liberación de la humanidad ante la esclavitud en la que los Templarios la tienen y mantendrán sumergida. Lo anterior lleva a Ezio hasta el más alto rango que puede existir dentro de la Hermandad: Maestro Asesino, título al que rinde tributo al poner bajo su tutela a nuevos miembros que sigan sus ideales para de tal manera aumentar el número de Asesinos dentro de la Hermandad y toda Europa.

Ezio Auditore ya ha cumplido los 52 años y es en ésta etapa de su vida que su búsqueda por los Templarios y la revelación de múltiples secretos que convergen a la Hermandad lo llevan en una travesía por Constantinopla. Sus habilidades han sido perfeccionadas, sin embargo, su agilidad y destreza se ven mermados por el paso de los años. Nuevos objetivos yacen en su vida y el paso de años comienzan a sugerir su retiro para sentar cabeza y vivir plenamente los años que le restan, no sin antes erradicar a la fuerza opositora.

Más que un Asesino, un ladrón de corazones

ezio-smile

La franquicia apenas daba sus primeros pasos con el debut de Assassin’s Creed II, el cual incluía notables mejoras que su antecesor. Una de ellas, la atención al detalle en la personalidad del Asesino en turno fue de las más notables, ya que, en la entrega previa Altaïr denotaba una forma de actuar más seria y sin trascendencia, por lo que se sentía como un títere que simplemente acataba las órdenes de los altos mandos, hasta haber descubierto el engaño en el que vivió por tantos años.

Por ello, Ubisoft invirtió gran tiempo en ello, logrando así crear al Asesino más carismático y memorable de todos con una actitud, personalidad e intrigante historia que no importando el pasar de los años, siempre estaba presente. Extrovertido, entusiasta, pasional y fiel a sus ideales fueron de los factores más importantes que convirtieran a Ezio en el icono que todos identifican al momento de hablar de Assassin’s Creed.

Nada es verdad, todo está permitido

assassin-s-creed-ezio-brotherhood

Es con la iniciación de Ezio en la Hermandad que se comienzan a romper paradigmas en los ideales y formas de actuar de los Asesinos, una de ellas y de las más graciosas es el hecho de ya no necesitar cortar el dedo anular de los nuevos miembros debido a que Leonardo Da Vinci, un fiel amigo y socio del protagonista reconstruye y rediseña el funcionar de la emblemática Hoja Oculta.

Ubisoft por su parte, toma en consideración todo lo aprendido con dicha trilogía para que en futuras entregas los personajes cuenten con una personalidad propia, que los destaque y diferencie de entre los demás. Lo anterior se logra, sin embargo, no como se planeaba, ya que fueron contadas las situaciones en que no veíamos lo visto en la narrativa de Ezio plasmado en siguientes iteraciones. Tal es el caso de Assassin’s Creed Rogue, donde se ponen en tela de juicio todos los ideales que la Hermandad ha seguido hasta ese entonces, lo cual propicia un conflicto de mayores proporciones. Fuera de ahí la premisa de los demás títulos sigue la misma línea de sucesos.

La trascendencia más allá de un videojuego

assassin-s-creed-ezio-old

La popularidad y prominencia que el Asesino ha tenido desde el lanzamiento de sus juegos fue de tal magnitud que ha tenido apariciones o pequeños “easter eggs” en entregas posteriores, así como un universo expandido en relación a su historia dentro y fuera de los videojuegos.

Fueron en total seis juegos en los que Ezio Auditore aparecía como protagonista o personaje secundario: Assassin’s Creed II, Assassin’s Creed II: Discovery, Assassin’s Creed: Project Legacy, Assassin’s Creed: Brotherhood, Assassin’s Creed: Revelations y más recientemente Assassin’s Creed Chronicles: China como mentor de Shao Jun. Asimismo, en casi todos los juegos posteriores el atuendo de Ezio en sus múltiples versiones estaba presente para vestir a los protagonistas en turno, así como ser mencionado en los segmentos del futuro (presente) donde se le considera como el más grande y prominente Asesino de todos los tiempos.

En otros ámbitos, como lo son la literatura ha estado presente al publicarse tres libros: Assassin’s Creed: Renaissance, Assassin’s Creed: Brotherhood y Assassin’s Creed: Revelaciones, los cuales pretenden complementar y detallar los hechos ocurridos en los videojuegos, gracias al autor Oliver Bowden; tampoco podemos olvidar sus apariciones en la pantalla chica a través de los cortos cinematográficos: Assassin’s Creed Lineage y Assassin’s Creed Embers, que fungen como prólogo y epílogo de su trilogía de juegos.

¿Qué necesita el siguiente gran Asesino para ser tan memorable como Ezio Auditore da Firenze?

Los Asesinos posteriores, como ya lo mencionamos siguen la misma historia de origen que Ezio, el cual debido a un trágico suceso se ve en la necesidad de buscar venganza en contra de los Templarios y por ende son cobijados por el manto de los Asesinos, quienes les muestran lo que acontece más allá de un ajuste de cuentas, tornándose en algo muy predecible para los primeros minutos del juego.

Por otro lado, el desarrollo del personaje fue un factor clave para nuestro apego, ya que lo vimos en sus múltiples etapas, desde su nacimiento, desarrollo y retiro, lo cual, si, hemos visto de igual manera en múltiples entregas, pero no tan a detalle, ya que con Connor en Assassin’s Creed III vemos su infancia y apogeo como asesino, pero no su etapa final, como ocurre también con Aveline en Assassin’s Creed III: Liberation, Arno en Assassin’s Creed Unity o Jacob y Evie Frye en Assasin’s Creed Syndicate, donde los protagonistas ya están en una etapa muy avanzada de edad y nunca sabemos lo que fue de ellos tras los sucesos de la expansión Jack the Ripper.

No podemos olvidar el carisma, una particularidad indiscutible, así como personalidad propia para sobresalir del resto de una forma única y sin precedentes tal y como Shay Cormac en Assasin’s Creed Rogue, quien llegó para romper los paradigmas de los Asesinos a su manera, ganándose de tal forma a cientos de fans.

¿Consideran que falta algún factor más para hacer del próximo Asesino el más memorable después de Ezio Auditore o inclusive superarlo? Háganoslo saber en los comentarios.

Ivan Salinas

Todo un Gamer Casual que experimenta cualquier videojuego/ Rockero hasta la médula/ Diseñador industrial en formación/ @Un_Gamer_ Casual/ PS id: IvanSlns