Reseña Paper Mario: Color Splash

Paper Mario: Color Splash

Un totalmente colorido y esperado regreso de Paper Mario para la Wii U.

Pues como ya sabrán esta saga de Mario ha sido muy controvertida, amada por unos y odiada por otros, unos no les agradó la temática, otros las gráficas, pero déjenme decirles que esta cumple con todo aquello que los fans old school de Mario queríamos volver a ver en los juegos de la saga, sin mencionar todas las nuevas opciones que el Gamepad de WiiU nos ofrece.

Vamos dibujando el panorama…

La historia nos presenta a una Princesa Peach llegando a casa de Mario en una tormentosa noche con una terrible carta o más bien una hoja de papel, así es un pequeño Toad totalmente despintado y arrugado, pero con un sello postal que al parecer es proveniente de las Islas Prisma, obviamente nuestros héroes se embarcan en esta aventura para descubrir qué sucede en esta isla paradisiaca, totalmente poblada por Toads, y con mucho colorido.

De entrada la historia no suena mal, por lo menos, no estamos rescatando a la princesa por décima vez, en esta ocasión Bowser se las ingenió para ir por algo más valioso al mero estilo de un empresario ambicioso y malévolo… la pintura (y vida) de los pobladores de la Isla.

Paper Mario: Color Splash

Cuando llegamos encontramos una ciudad despintada, sin mencionar que todos sus habitantes son hojas blancas de papel, pero también encontramos a un personaje divertido que nos ayudará, Baldo, quien será el encargado de ayudarnos a recuperar las estrellas cromáticas y devolver el color a la situación.

Un mundo 2D que parece más 3D

Francamente los controles son bastante simples, con un par de ellos golpeas y con otros más brincas, pero lo que me dejó satisfecho y con ganas de seguir jugando fue el reto que nos ofrece tanto el modo batalla y los puzzles en cada nivel.

Empecemos con el modo batalla, la pelea es al mero estilo de un RPG, Mario contra varios villanos, pero para atacarlos requerimos algo más que un simple martillo o un salto de Mario, al principio nos es entregada una baraja de cartas, la cual nos da la habilidad de atacar, están el clásico brinco, el martillo, el caparazón, las flores de fuego, pero algo que me pareció entretenido es que también puedes invocar villanos que peleen a tu lado, estas cartas en casi todos los casos vienen despintadas, por lo cual tendremos que usar pintura de Baldo para ponerlas en acción y tener el efecto completo.

Paper Mario: Color Splash

Algo más que también se debe destacar es que puedes lograr combos de ataques apretando ciertos botones en el momento indicado, además de poder activar tú defensa y así evitar el daño completo. Otro plus son las “cartas raras” las cuales nos permitirán hacer ataques especiales, estas se obtienen a lo largo de los niveles, drenando objetos, para convertiros en cartas, muchas veces con objetos que encuentras en los mismos niveles y son requisitos quitarlos para poder continuar las misiones.

Ahora respecto al modo de juego, tenemos niveles lineales como los clásicos de esta saga, pero en primer lugar a pesar de ser los personajes de 2D, el mundo y el escenario es 3D, sumamente detallados, y totalmente interactivos, puedes “aplastar o exprimir” el paisaje para rellenar tu paleta de colores o en el caso contrario colorear algunas partes del mismo para poder acceder o utilizar ciertos mobiliarios del escenario.

Cabe aclarar que los niveles son tan detallados que podrás ver las esquinas del cartón del que están hechos. Además de esto tenemos varios modos de juego, unos nos permiten recortar el escenario (usando el Gamepad y el Stylus) para llegar a lugares inaccesibles, otros sitios de recorte nos permiten usar cartas para ayudar o liberar personajes, todo el mundo está basado en papel y cartón, por lo tanto obtiene las características del mismo incluso puedes girar el piso o volverlo a pegar si se despega.

Paper Mario: Color Splash

Retomando a un clásico

Tal como mencioné al principio el juego fue un “throwback” directo a mi infancia, tiene muchas similitudes con el clásico de SNES Super Mario World, desde el mapa el cual puedes ir abriendo según avances en la historia, hasta los niveles con villanos y sonidos clásicos de la saga, sin mencionar que la música está sumamente bien elaborada, con toques de jazz sin perder el clásico estilo de Mario.

Adicional a esto, todos los niveles tienen pequeños sidequest que puedes ir completando mientras realizas la historia principal, algunos son simples como encontrar a algunos Toads extraviados, otros un poco complejos como buscar accesorios o llenar una cafetería, un plus es la aparición de Luigi (el Mario verde para los amigos), quien está escondido en diferentes niveles y te ofrece cartas raras cuando lo encuentras en un recorte, quiero agregar que las cartas son vitales y es genial que te las den durante el trayecto, no solo en cajas de sorpresa, sino incluso si llegas a colorear partes del escenario, las cuales liberan  monedas y valiosas cartas.

papermario-colorsplash2

Un juego de papel, que vale oro

Si el juego fuera de papel estaría hecho de dólares por qué vale mucho la pena jugarlo. En si el juego es muy variado con retos, muchas veces no basta con vencer al enemigo de la manera tradicional, tienes que usar tu mente para encontrar formas creativas de lograrlo sin que te acabe él primero, es simple pero muy divertido, además de que me hizo regresar a aquellas épocas donde esta saga era un verdadero reto, la música me remueve recuerdos y sin duda también atrapará a los gamers mas jóvenes, porque es entretenido y retador, sin mencionar que los chistes y los personajes son geniales y con un trasfondo e historia muy recomendable.

Así que no dejen pasar este clásico para el Wii U, totalmente renovado y directo a este última consola de Nintendo.

Título: Paper Mario: Color Splash

Género: Acción Aventura

Desarrolla: Intelligent Systems

Publisher: Nintendo

Plataforma: Wii U

Estreno: 7 de octubre 2016

Historia9
Gameplay9
Gráficos9
Sonido8
Rejugabilidad8
8.6

Ricardo Osorno

Comunicologo/ Locutor de Radio/ Esgrimista/ Orgulloso guerrero de la Orden de Combate Medieval Draccolish