Reseña: Seasons After Fall

seasons after fall

Una delicia de experiencia sensorial

El año pasado, Ori and the Blind Forest fue una de las más gratas sorpresas “indie” que pudimos jugar y era de esperarse que para más de uno fuera una inspiración. Así fue el caso de Swing Swing Submarine quienes nos traen Seasons After Fall, el cual combina una exquisita dirección de arte con mecánicas propias de un metroidvania para presentarnos un juego de plataformas en 2D.

review-seasons-after-fall-1

Aquí, seguirás las aventuras de un pequeño zorro, cuyo nombre es un misterio, mientras busca los Fragmentos de las Estaciones. Conforme los encuentres lograrás acceder a distintas áreas del mapa para seguir explorando y reunir todo lo necesario para así poder realizar el Ritual de las Estaciones.

En este juego lo primero que debemos señalar como destacado es su estilo visual, el cual es de la más alta calidad. El estilo áspero de los trazos con que están realizadas las gráficas son perfectas para crear un frondoso bosque lleno de vegetación. Aunado a esto, encontramos también un trabajo de animación muy bueno, no solamente en el personaje principal, el zorro, sino en casi todos lados en el juego.

Árboles, hojas caídas, pequeñas flores, hasta troncos que caen y los muchos géiseres, están animados con una suma atención al detalle de forma que es difícil decir que el juego no es una delicia a la vista. Las hojas de los árboles se mueven a tu paso, el pasto alto se desliza mientras caminas a través de él, la forma en que algunos personajes reaccionan a tu encuentro. Estos son los detalles que, junto con la estética visual, logran crear un juego lleno de vida, una delicia a la vista.

review-seasons-after-fall-2

Este vívido mundo se siente más real todavía gracias al muy buen uso del sonido y la música, los cuales son excelentes para un desarrollador inde. Ayudando al trabajo de animación, el uso de sonidos incidentales logra hacer que el protagonista de Seasons After Fall realmente viva dentro del mundo creado para la aventura. Te recomiendo mucho jugarlo con un buen set de audífonos para que puedas apreciar todos los detalles al avanzar.

Respecto a la música, he de decir que me deja gratamente sorprendido. Si bien los visuales son una obra excelente la música, en mi opinión, se lleva el premio a lo más destacado del juego. Creada con un cuarteto de cuerdas, le da al juego un sentimiento estacional mucho mayor: el ambiente para cada una está cuidadosamente compuesto y ejecutado, esto lleva al juego a otro nivel de experiencia sensorial. A uno solo le queda preguntarse si no se inspiraron el Las 4 Estaciones de Antonio Vivaldi para crear el juego.

Lamentablemente, una cara y voz bonitas no siempre son suficientes para poder decir que un juego es excelente; nunca hay que juzgar al libro por su portada. Seasons After Fall es uno que, si bien es una delicia a los sentidos, falla un poco en el compromiso de entregar un juego igual de excelente.

review-seasons-after-fall-3

Al principio, mientras comienzas a descubrirlo, se muestra como un juego interesante y lleno de promesas de buenos puzzles que deberás resolver poco a poco según adquieras tus habilidades al juntar los fragmentos de las estaciones. Y la promesa continúa conforme descubres nuevas zonas para explorar.

Una vez coleccionados los fragmentos podrás ir alterando el terreno de forma que cada que elijes una estación distinta algunos elementos que lo componen cambian. Por ejemplo, en invierno encontrarás que algunas hojas grandes de árboles están en el suelo, pero al venir el calor del resto de las estaciones dichas hojas servirán como plataformas para llegar a otro nivel, cortesía de las corrientes de viento que suceden. En primavera, quizás, las flores serán más benévolas contigo para ayudarte a llegar a zonas que de otra forma no llegarías. Debes usar tu ingenio para descubrir qué estación (o estaciones) te ayudan de la mejor forma posible para seguir progresando.

Pero luego de obtener las cuatro estaciones, es donde Seasons After Fall comienza a quedar corto en su promesa. El juego deja de presentarse como interesante para convertirse en una actividad que muchos considerarían como monótona. No se presentan nuevas áreas para explorar, por lo que debes regresar en repetidas ocasiones a las 5 que ya conoces para descubrir todo lo que haya en ellas usando los poderes que te brindan las estaciones.

Aunado a esto, los puzzles en realidad no se vuelven notablemente más complicados y más bien mantienen su simplicidad con los que los conociste. Sin duda, al juego le caería muy bien más elementos con los cuales crear más retos a tu ingenio para darle una buena variedad.

review-seasons-after-fall-4

De la historia podemos decir solamente que es muy críptica, particularmente porque la narrativa del juego falla en darte una explicación clara de por qué buscas los fragmentos y para qué es importante completar el Ritual de las Estaciones. Puedes encontrar en el juego diversos coleccionables que te darán pedazos para tratar de completar los huecos y explicar un poco mejor la historia, pero sinceramente este no es un mecanismo efectivo para darla a entender. Es preferible, pues, una historia simple para un juego simple en vez de algo muy enredoso que podría no tener mucho sentido para algunos.

Seasons After Fall es un sólido juego mas no,espectacular. Sí, visual y auditivamente es una obra de arte y quizás valga la pena recomendarlo solamente por esto: es un paseo de cuatro a seis horas de duración que te deleitará desde el primer momento que comienzas a jugarlo. Pero si buscas un juego con mecánicas muy cuidadas y elementos de gameplay sofisticados y muy bien pensados (como puzzles interesantes que reten tu ingenio) quizás deberías buscar lo que quieres en juegos como Ori and the Blinding Forest o The Witness.

Título: Seasons After Fall

Género: Puzzle/Plataforma

Desarrolla: Swing Swing Submarine

Distribuye: Focus Home Interactive

Plataforma: PC, Xbox One, PS4

Estreno: septiembre 2, 2016

Historia6
Gameplay7.5
Gráficos9
Sonido10
Rejugabilidad6
7.7

Ricardo Fernández

Locutor y colaborador en Gamer Style. PC Gamer de corazón. Matemático financiero de formación. Programador web de profesión. Fanático del blues, el jazz y el rock. Bambú en crecimiento.