Reseña: Gears of War 4

resena-gears-of-war-4

Entre dónde lo clásico se pone a la vanguardia con las tendencias actuales, se encuentra Gears of War 4

Han pasado 10 años desde el lanzamiento del primer Gears of War para Xbox 360, y desde ahí, tanto el título como la franquicia vinieron a cambiar y revolucionar algunas mecánicas y gameplays en los videojuegos en general.

Como bien se puede decir: “Hubo un antes y un después de Gears of War”. De principio, el proyecto a cargo de Cliff Bleszinski y Epic Games marcó un parteaguas en la forma de narrar videojuegos y darle un nuevo sentido a “violencia gráfica”.

gears-of-war-4-screenshots-1

Acompañado de libros y cómics, la historia del juego se desarrolló a lo largo de tres títulos hasta la conclusión de lo que sería la historia principal”. Debido al éxito, Microsoft buscó la manera de seguir con la franquicia y al lado de un estudio anexo a Epic Games, People Can Fly, desarrolló un no tan bueno Spin off que quebró un poco la saga. Pero los años pasan, las generaciones aprenden y es momento de retomar la saga original en esta cuarta parte. Bajo un nuevo estudio, The Coalition, a cargo de Rod Fergusson, el productor de la ip original, llega al fin Gears of War 4. Pero ¿Es todo lo que deseábamos que fuese? ¿En verdad se acopla a la calidad de la saga original?

Han pasado 25 años desde que los Locust fueron derrotados. Gears of War 4 nos posiciona en un lapso histórico un poco confuso al inicio. Como prólogo y a modo de tutorial para acoplarnos a las viejas y nuevas mecánicas del juego, se nos presenta un backlog de las batallas que eran mencionadas en la saga original y que solo vienen en libros y cómics: Aspho Fields, Anvil Gate y el Día E.

La nostalgia abunda aquí pues veremos a héroes de esos tiempos como Dominic Santiago asaltando la base de los indies para obtener los planos del Martillo del Alba, consecuencias que ya sabemos en qué y cómo culminan. De ahí en adelante, y en la línea temporal presente, tomaremos el control de JD, hijo de Marcus Fénix, a quien ya hemos visto en trailers y demás.

gears-of-war-4-screenshots-8

En compañía de Kait y Del, comenzara la historia e iremos descubriendo lo que sucedió en ese lapso de 25 años, donde la CGO ya no es lo que alguna vez fue, pero igual, descubrimos los turbios secretos que albergan en su historial y el por qué muchos abandonaron sus filas.

Nuestro nuevo héroe rompe ese estereotipo de “el tipo rudo con un arma”, haciendo bastante ameno el recorrido por el juego. El guión entre los tres personajes principales mientras se adentran en los oscuros secretos de la Coalición y el Enjambre (nuestros dos enemigos principales en el juego), hace que todo sea más ameno, pese a que, en muchas partes, el juego llega a ser repetitivo y cansado.

Hay eventos donde se lanza muchísima acción en pantalla, y de pronto partes donde hay mucha seguridad, rompiendo el ritmo total de la campaña, que, si de por sí es muy lineal como en los títulos anteriores, llegaría a ser frustrante sin las continuas bromas o diálogos entre los protagonistas, mostrándose muy humanos y revelando entre líneas sus aspectos morales que nos harán entender mejor ese trasfondo personal en cada uno de ellos. Como mencioné, ya no es la típica rudeza, sino que mantiene ese feel que Gears of War 3 exteriorizó en escenas como la de Dom, provocando hasta empatía y ansia por saber el destino de JD y compañía.

De ahí en fuera, la mecánica del gameplay se mantiene intacta. Te cubres, disparas, corres, next. Un par de adiciones son las ejecuciones con cuchillo, rompiendo la cobertura del contrincante ya que, si están en lados opuestos de la barrera, uno puede jalar por encima al otro y realizar la ejecución. De ahí en fuera, todo se mantiene intacto, y lo básico lo aprenderemos desde el prólogo. Bien dicen también: “lo que no está roto no lo arregles”, y si, algo muy aplaudible en la saga original fue su combate.

La inclusión de armas nuevas es variadísima. Tenemos desde las clásica Lancer y Hammerburst, hasta las nuevas de los DeeBees, que son robots de la Coalición y que utilizan Snipers de electricidad y AKs o escopetas de doble disparo, por mencionar algunas. Además, factores climáticos como “Las tormentas”, hacen que se pueda jugar con elementos en el mapa, alterando mecánicas como al momento de lanzar granadas y que estas se vayan en otra dirección por el viento.

Todo esto añade esa versatilidad al juego, pues incluso durante la campaña, aprovecharemos elementos tipo Defense the Tower en más de una ocasión, sacados directamente de Horda 3.0, para atrincherarse y terminar con algunas oleadas. Es una adición bastante buena, pero a la vez, como mencionaba, rompe el ritmo de la campaña para bien y para mal. También, la IA no es muy buena que digamos, pues incluso al jugar en modo Locura, podemos ver esa falta de agresividad por parte de la computadora a diferencia de títulos anteriores. Eso sí, con una puntería impecable.

gears-of-war-4-screenshots-2

Pero la joya de la corona no yace aquí, está en los modos multijugador de Gears of War 4 que desde un inicio les comento que son increíbles y, gracias al enfoque de The Coalition en los modos competitivos, el juego ahora es parte oficial de varias ligas de e-Sports. La mejor forma de iniciar es por medio de las partidas sociales rápidas, así nos daremos una idea de hacia dónde va el combate y conoceremos los mapas. Nuestros modos favoritos son Ejecucion, Guardian, Dodgeball y Carrera Armamentística. Estos dos últimos como inclusiones al juego respectivamente consisten en realizar bajas al equipo contrario sin perder a alguien de tu equipo, pues si el contrincante hace un kill, hay un respawn para ellos; mientras que Carrera es recorrer casi todas las armas del juego, cambiando estas cada 3 kills. Gana el primero que utilice todas las armas. De ahí en fuera, seré más explícito en video para que analicemos cada modo mejor.

Existe un modo de packs de tarjetas in game. Esto servirá para la obtención de skins de armas, personajes, y bounties con experiencia extra que se te otorga al completar cierto objetivo durante el multijugador. Muy similar a lo visto en Rise of the Tomb Raider, Halo 5 o Mass Effect 3. También proveen mejoras para el modo Horde 3.0 así como perks para el mismo. Tras cada match, vas obteniendo currency para gastar en comprar los packs dentro del menú “Tienda” del juego. Claro que también podemos gastar dinero real en ellas, o crear nuevas, destruyendo tarjetas repetidas.

El modo Horde 3.0 se siente y funciona de manera similar a lo visto en Gears of War 3, incluyendo los elementos tipo Defense de Tower agregados en esa entrega. La acción y el combate se mantienen intactas, salvo por la inclusión del “Fabricador” que es el load dónde iremos a crear los recursos para protegernos y las armas que podremos usar. Dentro de la campaña se les explicará un poco la mecánica de esta modalidad. Otra adición al mismo, es el modo de clases, muy al estilo de Team Fortress 2 u Overwatch, donde al inicio de la partida escoges el tipo de Gear que quieres ser y con este defenderte. Es cierto que dentro del campo de batalla puedes recoger cualquier arma al final y usarla, pero es mejor si desde el inicio escoges una especialización y evitas tiempo y recursos en la obtención de armas enemigas. Es un sistema complejo, incluso la obtención de experiencia por clase no se ve explicada ingame, pero ya en el campo de batalla es más sencillo entender la mecánica mientras se está en marcha y en cierto punto es mejor, así no dejan todo a una guía y lo van descubriendo por sí mismos.

gears-of-war-4-screenshots-7

Para concluir, Gears of War 4 es el hijo pródigo de la saga original que de una u otra manera extrañamos ya, pues después del rotundo fracaso en Judgment, solo queríamos que desapareciera como un buen recuerdo. El Unreal Engine 4 hace un trabajo impecable en la textura y física del juego, reviviendo incluso mapas clásicos con un iluminado y trayendo la nostalgia a esta generación en una definición mayor.

La música, efectos de sonido y las voces tanto en inglés como en español son las mismas que hace 10 años nos hicieron gritar “Mierda” al lado de Marcus Fenix y compañía. De los errores se aprenden y tanto en mecánicas como en campaña, retomamos elementos buenos y los malos al fin desaparecieron, pero ahora, quizá por el ritmo de los juegos actuales, la campaña y su narrativa pueden parecer pesadas y aunque es cierto que no tardan más de 9 horas en completar la campaña individual, se ve recompensada con nuevas ideas y elementos que quizá en entregas anteriores nos hubiese fascinado ver.

El multijugador no cambia, y contrario a lo anterior, se ha vuelto más versátil y con mejor nivel de competencia, al punto de entrar como un e-Sport oficial en varias ligas y con una en especial que The Coalition ha armado. A final de cuentas, es donde más brillo y resalte tiene el juego, pues se nota la dedicación y enfoque con la que el título fue desarrollado ahí. Similar al modo Horda y sus inclusiones en mecánicas nuevas, poniéndose a la vanguardia con los sistemas cooperativos actuales que vemos en títulos reconocidos.

Un plus importante es que los usuarios con copias digitales, pueden jugar Gears of War 4 tanto en PC como en consola, incluso entre ambas plataformas, gracias a “Play Anywhere”, la iniciativa de Xbox y Microsoft con Windows 10. Y, de hecho, en PC podemos retomar aquellos tiempos de pantalla dividida dentro de la misma computadora y, si nuestro rendimiento lo permite, jugar en una resolución de 4K. Gears of War no envejece, y pese a tener 10 años este noviembre, esta 4ta entrega marca el parteaguas para una nueva parte en la saga que revolucionó y mejoró la industria de los videojuegos con sus mecánicas y sistemas. Ya saben, nunca pelean solos.

Título: Gears of War 4

Género: Acción

Desarrolla: The Coalition

Publisher: Microsoft

Plataforma: Xbox One – Windows 10

Fecha de estreno: 11 de octubre de 2016

Historia8
Jugabilidad9
Gráficos9
Sonido9
Replay10
9

Evan Ricardo López

White & Nerdy. VGs and eSports media | 3D Artist and Unreal Dev. | Music Junkie | Fitness |Blood & Body Fluids