Reseña: World of Warcraft Legion

resena-wow-legion

Ahora si estamos preparados

Acompañado de uno de los más grandes sentimientos de nostalgia que he tenido en mucho tiempo por un juego, llega de la mano de Blizzard la sexta expansión del más exitoso MMORPG que hemos visto hasta el momento: World of Warcraft Legion

Hay que aplaudir el hecho de que la compañía de Irvine, California haya logrado llenar esta expansión con tanta nostalgia y guiños hacia el pasado en casi todos los aspectos del juego, desde las distintas clases y razas, pasando por las misiones, dungeons y hasta la historia, que lo abarca todo y está entremezclada en todo también. Sin duda, un logro en cuestión de narrativa que nos atrapa y casi logra hacernos sentir como la primera vez que exploramos Azeroth.

wow-legion-review-1

En sí, Legion no es algo increíblemente novedoso e inesperado: en realidad nunca deja la fórmula sumamente exitosa y rentable que hemos conocido en World of Warcraft a lo largo de doce años. Muchos de los elementos que componen al juego son muy bien conocidos y aunque es verdad que les han dado un retoque notorio, probablemente los más reacios a volver a Azeroth encuentren pretextos por aquí y por allá de cómo es “pan con lo mismo”. Quizás tengan razón, pero ciertamente, si funciona no hay necesidad de tirarlo a la basura para hacer algo nuevo.

Mucha de la magia que impera en esta expansión tiene su base en la historia: Legion retoma a la famosa Burning Legion, el enemigo más recurrente de los héroes de Azeroth quienes buscarán ayuda en todos lados, incluso en aquellos que creían una amenaza para la vida misma, los Demon Hunters.

Comandados por nada más y nada menos que tú (si elijes jugar uno, claro) estos elfos que han sacrificado todo se unirán a tu equipo en la Horda o la Alianza para luchar en contra de los ejércitos de Sargeras que en esta ocasión están comandados por Gul’Dan, uno de los personajes clave en toda la historia de Warcraft. Queda en ti, Sylvanas Windrunner, Genn Greymane y los Demon Hunters detener una vez más a las hordas de demonios y buscar cómo parar de una vez por todas esta recurrente amenaza de Azeroth.

wow-legion-review-6

Como ya lo mencioné, en esta ocasión la historia y el lore del juego están por todos lados e incansablemente te llegarán pequeños fragmentos. Ésta bien podría ser de las expansiones de World of Warcraft más épicas que se hayan visto. Tradicionalmente contada en cutscenes luego de cumplir misiones importantes, verás cómo la historia se desenvuelve después del caos que se te presenta en la primer hora de juego donde caen héroes de forma tan sorprendente como el poder que logran mostrar las tropas de Gul’Dan.

Las misiones (quests) aunque ricas en historia, siguen la misma temática que han tenido hasta le fecha: mata, colecciona, busca y encuentra, regresa y repite. Muchos quizás ya no quieran más de ésto, sin embargo, es de agradecer que el equipo de Blizzard ha tratado tenazmente de darle variedad a ellas pues aquí es donde pasarás la mayor parte de tu tiempo antes de llegar al nivel 110, el nuevo cap del juego.

wow-legion-review-5

Ahora, además, las misiones estarán incluidas en ámbitos donde antes no estaban: como parte de tu crecimiento como héroe de tu facción, Horda o Alianza, como parte de una búsqueda valiente de artefactos con mucho poder, claves para la victoria en contra de la Burning Legion, y hasta en el crecimiento de las profesiones elegidas para tu personaje. Si, ahora en vez de “machetearle” para mejorarlas debes hacer misiones, las cuales en verdad son carismáticas y entretenidas.

Hablando de tus profesiones, señalemos cómo Blizzard ha hecho un excelente intento en revivir la economía de un juego la cual fue casi exterminada por el garrison de Warlords of Draenor. Si recuerdas, esta mecánica te permitía obtener todo lo que necesitabas para tus profesiones en vez de ir a buscarlas por ti mismo o comprarlas en la tienda de subastas. Esto trajo consigo casi un congelamiento de la economía pues ya no era necesario el oro para poder comerciar. Vaya, para pronto el comercio prácticamente se detuvo y ya sabemos, por experiencia en el mundo real, qué sucede cuando deja de moverse el dinero abruptamente.

wow-legion-review-4

Alejándonos un poco de la lección de economía y del modelo anterior del garrison, en Legion tenemos su evolución natural, el llamado Class Order Hall. Aquí, igual que en Warlords, tendrás tu base de operaciones donde podrás conseguir distintos recursos luego de mandar a tus cinco campeones en diversas misiones al rededor de las Broken Isles. Para mejorar tu experiencia cuentas con una App presentada a penas hace unos días, la Legion Companion App, que te permitirá controlar tu Class Order Hall desde donde quiera que te encuentres sin necesidad de estar frente a la computadora con el juego abierto.

Otra gran mejora que tiene es que el de cada clase será único y, de hecho, es una zona instanciada que recibirá a todos tus colegas del servidor. Es realmente bello ver a todos los magos corriendo de un lado para otro luego de usar Blink en un santuario lleno de tomos arcanos, velas flotantes y escobas que barren solas. El Hall of the Guardian, como se conoce al Class Order Hall de los magos, es un lugar único para estos usuarios de las artes arcanas.

De igual forma los artefactos, únicos para cada clase, están rodeados de lore y son una mecánica muy interesante que le añade al juego una muy delgada capa de estrategia donde deberás administrar los puntos que podrás asignar en una especie de talent tree muy a la vieja usanza de las primeras expansiones. Y digo delgada, porque al final de la expansión lo esperado es que puedas comprar todos los talentos de tu artefacto, eliminando por completo este mini juego de administración. Aun así es un giro interesante que te quita de en medio el interminable y agotador problema de buscar el arma perfecta para tu personaje, la cual, como saben los veteranos, es la pieza más importante de tu gear.

wow-legion-review-3

Y hablando de novedades, no debemos olvidar al Demon Hunter. Sin duda una nueva clase siempre es bienvenida y de nuevo, tiene ese sentimiento de ser algo no visto pero conocido al mismo tiempo. Imagina un híbrido entre un warrior y un rogue el cual tiene varias habilidades mágicas y te darás una idea de qué va el Demon Hunter.

El jugarlo se siente bastante bien y es un cambio fresco a las clases ya existentes si es que quieres probar algo nuevo. La mayor ventaja que tienen es que, al igual que con los Death Knights de Wrath of the Lich King, al salir de tu starting area estarás listo para la aventura con un personaje fresco a nivel 100. Nada mal si lo que quieres es cambiar de aires y jugar Legion desde una nueva perspectiva.

wow-legion-review-2

Por supuesto, la música del juego sigue siendo de primer nivel compuesta explícitamente para Legion. Una novedad es que, en adición a la instrumentación clásica usada en World of Warcraft, ahora se utilizan numerosos arreglos vocales que le dan un sentido más épico todavía.

Al mismo tiempo, tenemos el clásico upgrade visual que viene con cada expansión, pero no hay que dejar de señalar que éstos se dan en un motor gráfico que no ha sido cambiado en 12 años. Básicamente estamos viendo solo mejoras, no una implementación nueva que le urge a Azeroth para aprovechar al 100% las nuevas capacidades que se han integrado en hardware y engines gráficos en la última década.

En resumen World of Warcraft: Legion no solamente es una buena expansión sino que la aceptamos gustosamente como una disculpa luego de las dos anteriores, Mists of Pandaria y Warlors of Draenor, las cuales no fueron del agrado de la mayoría de los jugadores. Su fórmula básica no ha cambiado mucho en doce años y varios jugadores allá afuera ya no disfrutan esto; sin embargo, para aquellos que se fueron desde Wrath of the Lich King o Cataclysm, aquí hay una buena expansión muy disfrutable, aunque sea unos meses mientras recibimos los primeros raids del juego que, como todos sabemos, son los que realmente hacen el plato fuerte de este género.

Historia9
Jugabilidad9
Gráficas8
Música y ambientación8
8.5

Ricardo Fernández

Locutor y colaborador en Gamer Style. PC Gamer de corazón. Matemático financiero de formación. Programador web de profesión. Fanático del blues, el jazz y el rock. Bambú en crecimiento.