Reseña: Kingsglaive Final Fantasy XV

RESEÑA KINGSGLAIVE FINAL FANTASY XV

Kingsglaive llega a la pantalla grande como un prólogo de dimensiones titánicas.

Materia, summons, historia y nombres, muchos nombres es lo que conforma la película de poco menos de dos horas que es Kingsglaive. Prepárate para ser abrumado (en el buen y mal sentido) por este prólogo a Final Fantasy XV.

La princesa Lunafreya de Tenebrae cuenta la historia como narradora. El reino de Lucis está en guerra desde hace años con el imperio de Niflheim, quienes están obsesionados con el cristal mágico de Lucis y el poder que contiene.

Como último recurso, el rey Regis de Lucis forma la élite militar Kingsglaive, capaces de usar su magia para habilidades sorprendentes y así derrotar al imperio. Ahí conocemos al protagonista Nyx, de quien sabremos su rol en toda esta historia.

final_fantasy_kingsglaive03

De ahí, la historia se desarrolla a través de agendas secretas, dobles intenciones y planes que involucran al príncipe Noctis y a la princesa Luna. Algunas partes son complicadas y poco previsibles, otras más son clichés y telegrafiadas, por lo que tiene una mezcla que te mantiene atento aunque deseando más.

La trama es contada con una atmósfera característica de Square, que si bien ya conocemos por los juegos, en cine llega a ser un poco deficiente para contarte todo el detalle que requieres si vas en blanco a la película.

Nombres, lugares y adjetivos vuelan de un lado para el otro sin tener un impacto real en nuestro apego y sentimentalismo. Si bien los personajes principales como el rey, la princesa y Nyx establecen una suficiente relación con el espectador, los demás personajes llegan a olvidarse fácilmente.

Es raro esto viniendo de una franquicia como Final Fantasy que se caracteriza por tener muchos personajes en escena y aún poder desarrollarlos todos. Pero recordemos, esto no es un juego ni una historia por sí sola, sino el prólogo para lo que viviremos en Final Fantasy XV.

final_fantasy_kingsglaive01

Las actuaciones de voz están a la altura de la producción. Aaron Paul, Sean Bean y Lena Headey hacen un excelente trabajo dando voz a sus personajes, con Paul siendo el que menos embona. Parte por los papeles anteriores (si vieron Breaking Bad es difícil no esperar que termine una frase con el típico “b*tch” de Pinkman) y parte por el poco desarrollo y perfil cliché que tiene el personaje.

Todo el apartado sonoro es bueno, logra crear esa atmósfera de las peleas, lo épico del mundo y darte a entender (o replicar si es algo que existe en la vida real) cómo sonaría todo lo que estás viendo en pantalla.

La música es fantástica y aunque hay algunas canciones que por pequeños segmentos pudieran no encajar, toda la música mantiene e impulsa esa personalidad mítica, épica y heroica que tiene Kingsglaive como un todo.

Finalmente, hablemos del mensaje principal que a mi parecer, Square Enix quiere mandar con Kingsglaive: los gráficos. Extraordinarios sería un calificativo pequeño para lo que vemos en pantalla. Muchas veces es difícil pensar que todo lo que ves es generado enteramente por computadora.

Si bien hay todavía detalles a pulir en el motion capture, sobretodo en las expresiones faciales, hay muchas otras cosas que acaparan la atención para dejar pasar esas fallas.

El juego de cámaras por momentos se queda corto ante la acción por velocidad, ángulo o zoom, pero en general está bien trabajado y logrado, dando también tomas espectaculares que te dejarán admirando cada detalle, sobretodo en arquitectura, carros y personajes.

final_fantasy_kingsglaive02

La iluminación, partículas, fluidez y magnitud de edificios, personajes y peleas, vuelve a hacer lo que Advent Children hizo hace una década, subir el estándar en cuanto a CGI se refiere.

Kingsglaive es una película recomendada para todo público. Si vas como alguien que busca una película de acción con efectos impresionantes y que llenen el ojo, quedarás más que satisfecho con tu inversión. Si vas como fan de la franquicia sin muchas expectativas de comprar Final Fantasy XV, será una película que te gustará aunque sentirás un vacío en trama y fondo, que seguro rellenarás con diferentes referencias a otros juegos o a la mitología de toda la saga.

Por el contrario, con Final Fantasy XV ya en tu carrito de compras, Kingsglaive cumple su cometido como un espectacular prólogo o cutscene que te preparará para tus aventuras con Noctis en el juego. Como adicional, debes considerar ver el ánime Brotherhood para conocer más aspectos previos a la historia.

Comparte tu opinión en los comentarios y déjanos saber qué te pareció Kingsglaive.

P.D. Quédate al final de los créditos.

Edgar Hurtado

Mejor conocido como Pollo. Soy Ing. Mecatrónico de profesión pero Gamer de corazón. Plataforma favorita: PlayStation y PC. Android. Me gustan los deportes, el cine y viajar.