Reseña: Secretos Mortales

Secretos Mortales

De las peores películas de terror que se han hecho.

Si le preguntas a alguien por qué no le gustan las películas de terror, una de las respuestas podría ser: “siempre está ese villano torpe que mata a todos y sale victorioso, las historias son flojas, solo espantan con recursos baratos como ruidos sorpresivos y las actuaciones son pésimas.”

Esta serie de respuestas engloban lo peor en este género, por supuesto que hay grandes excepciones que enaltecen las películas que tratan de provocarnos miedo en la sala, pero Secretos Mortales no es una de ellas, y dista mucho de serlo.

Sería un acto de frivolidad y meramente de protocolo de reseña explicar una historia tan simplona como ridícula, pero bueno aquí vamos. Ella (Mischa Barton) es una mujer que está a punto de casarse, pero necesita ir a un gran almacén con muchas bodegas en renta, para recuperar una libreta y descubrir si su prometido le es infiel o no. Con la ayuda de su amiga Molly (Emily Atack) logran colarse hasta el cuarto piso para pronto descubrir que han quedado atrapadas con un extraño ser asesino que anda suelto.

Secretos Mortales

Después de que la criatura mata a Molly, la protagonista trata de escapar y en su huida se encontrará con otras personas que también estaban ocupándose de sus asuntos con sus bodegas y que pronto se covierten en el pretexto para formar un grupo de víctimas que como se puede esperar irán muriendo cada vez de maneras más ridículas a manos de ese merodeador bodeguero.

Secretos Mortales parece no entender que el cine de terror ha cambiado, ya hace mucho que las historias tipo Chucky, Halloween 20, el remake de House of Wax, Dr Giggles, y sus respectivos villanos dejaron de dar miedo hace mucho, nunca innovaron, pero sí generaron tendencia, y a pesar de eso hoy representan una burla y un episodio olvidable del género de terror.

De todas formas Secretos Mortales se empeña en valerse de aquellos clichés tan perjudiciales y además su construcción del miedo como dijimos en un inicio solo se limita a los ruidos estridentes sorpresa, timoratas escenas gore, la presentación en pantalla del mounstro, en fin un catálogo de recursos que no provocan otra cosa que puro aburrimiento.

Secretos Mortales

El guion carece de toda emoción, podríamos dejarle solo el principio y final, quitar toda la paja de enmedio y no nos habríamos perdido nada de relevancia. Las actuaciones van de acuerdo a cada uno de los personajes, encontramos al policía rudo, a la frágil adicta, al extranjero raro, la protagonista luchona, pero sin suerte, al final todos planos, carentes de matices y plagados de “lugares comunes”.

Al parecer Secretos Mortales se aferra tan solo a un giro argumental al final de la historia que trata de darle coherencia a todo el sinsentido previo, tal vez con razón o no, pero para ese momento estás tan harto de estos acumuladores, del asesino suelto y de todo, que lo único que quieres es que la película termine ya.

Título: Secretos Mortales (The Hoarder)

Género: Terror, Thriller

Director: Matt Winn (The Brunchers)

GuionJames HandelMatt Winn

Reparto:  Robert KnepperMischa BartonValene Kane

Estreno: 26 de agosto 2016

Miguel Perdomo

Born @ the videogame era / Editor en Jefe de Gamer Style / Conductor en Gamer Style Radio / Videojuegos, cine y literatura mis pasiones / @mikeperdomo