Previo: We Happy Few

 WE HAPPY FEW HP PREVIO

Un juego que transmite una verdadera angustia por sobrevivir, pero que le falta mucho trabajo.

Este juego fue revisado en la nueva HP Omen 15-AX001LA y en Xbox One.

Pudimos probar la versión Alpha de We Happy Few, ese juego que fuera anunciado durante la conferencia de Microsoft en E3 y que es traído a nosotros por parte de Compulsion Games.

Lo primero que hay que puntualizar es que justamente se trata de una versión previa sin finalizar, por lo cual pudimos encontrarnos con varias fallas técnicas como caídas de frame rate, bugs y la pérdida de nuestro progreso que esperamos que con el tiempo se vayan solucionando.

We Happy Few nos sitúa en una realidad alterna en Inglaterra en el año 1964, una sociedad regida por el consumo de drogas para aminorar el terror del la vida y ver las cosas con mayor felicidad. Aquí el objetivo fundamental del juego es ayudar a nuestro protagonista a escapar de esa sociedad que es muy restrictiva y bastante violenta, pero que vive en un estado de negación.

We Happy Few

A la historia se le trató de dar de un toque maduro en el que los personajes tienen historias complejas y pasados turbios que los convierten en individuos con diferentes matices, los héroes no son tan bondadosos y muchas veces las decisiones rayarán entre lo correcto y lo incorrecto.

De inicio la historia te avienta al mundo con muy pocos antecedentes, no sabes nada de tu personaje excepto por un rápido flashback que se detona en un momento que el pasado y el presente se mezclan confusamente, luego de eso debes huir de una especie de búnker en el que te encuentras.

El primer momento memorable del juego llega a los pocos minutos de iniciado, donde una simple decisión te puede llevar a continuar con tu aventura y la otra hace que el juego se termine ahí.

We Happy Few

Una vez que decides seguir con el juego las cosas se vuelven más confusas y no me refiero a la historia, sino que las mecánicas y las situaciones son algo raras y parecen más bien tener poco trabajo de diseño detrás.

Para empezar estás en un poblado a lado del lugar de donde escapaste, pero nadie hace nada por atraparte ni perseguirte, a menos que robes elementos de las casas y que alguien te vea, esto mezclado con una historia poco emocionante convierte al juego en algo tedioso y poco disfrutable de jugar.

La manera de avanzar es por medio de misiones, ya saben al puro estilo RPG en donde para hacer algo necesitas ayudar a alguien que te puede dar un objeto, un tip o lo que sea, pero para dártelo tienes que hacer un encargo para él y así tu avance se va embrollando poco a poco y cada vez más en una historia que cuenta con misiones secundarias y principales bastante aburridas.

We Happy Few

Un tema fundamental para el juego es la supervivencia, debes hacerte de recursos para no morir, ya sea de hambre, sed o cansancio. Estos recursos, comida, bebida y armas se van guardando en tu stash de items y los puedes ocupar para poder realizar tus misiones.

Lo que sí es digno de reconocerse de We Happy Few es que esta sensación de obtener los elementos más fundamentales y valiosos de la supervivencia como son, comida, bebida y sustento te pone en un estado de misería y búsqueda constante que te lleva a hacer hasta lo imposible para no morir, incluso matar a personas inocentes.

El juego cuenta con la opción de que si mueres, todo tu avance se pierde, por lo mismo se vuelve muy difícil y de suma importancia encontrar los recursos que no te lleven a ese trágico final y que no te obligue a empezar todo desde el principio una vez más.

We Happy Few

El aspecto artístico está muy bien cuidado y conserva similitudes en el estilo de diseño que viéramos en el otro juego de Compulsion Games, Contrast. El detalle es prolijo en la recreación de lo que llaman una versión retro-futurística de Inglaterra en los años 60. Claro, los gráficos no son impactantes, pues incluso la definición y calidad a veces se nota por debajo del estándar de la nueva generación pero una dirección artística guía al juego por buen puerto.

Hecho similar sucede con la música, solo que en este apartado el soundtrack luce mucho y le da la atmósfera necesaria que se nos trata de transmitir, incluso aún más que con otros aspectos como trama y jugabilidad.

We Happy Few

Por el momento no he podido sentirme enganchado por We Happy Few, el juego que fuera fondeado por medio de Kickstarter se presume como un título de supervivencia (eso sí se lo concedemos) roguelike en donde debes perfeccionar el sigilo y el combate para triunfar, y es en esto último donde el título decae, nunca se siente realmente que debes esconderte para tener éxito, y si entras en batalla es múy simple ganar, entonces, bien puedes andar por todo el poblado matando a todos y obteniendo cero reto.

El título actualmente se encuentra en su fase previa y se invita a los miembros del Game Preview de Microsoft y en Steam Early Access que tengan la oportunidad de jugarlo que aporten su feedback para el mejoramiento de We Happy Few, el cual ciertamente necesita.

Miguel Perdomo

Born @ the videogame era / Editor en Jefe de Gamer Style / Conductor en Gamer Style Radio / Videojuegos, cine y literatura mis pasiones / @mikeperdomo