Reseña: Kill Strain

RESEÑA_KILL_STRAIN

Hay gente que solo quiere ver el mundo arder. Kill Strain es un juego para ellos.

La nueva apuesta de Sony San Diego es Kill Strain, un top-down shooter por equipos para PlayStation 4 que es gratuito en la PlayStation Store.

El mundo ha sido invadido mutantes a raíz de un experimento genético que salió mal. Las corporaciones mundiales contratan mercenarios para contener o erradicar las zonas en cuarentena. Ese es el contexto en el que entramos a escena. Las partidas son rápidas, con un tiempo límite de veinte minutos, donde diez jugadores repartidos en tres equipos se enfrentarán unos a otros para lograr destruir cualquiera de las bases enemigas.

Cuatro mercenarios por bando (azul y dorado) y dos mutantes se enfrentan en batallas que tienen mucha influencia MOBA, aprovechando las características y habilidades propias de cada uno. Los mercenarios cuentan con minas y una zona de descarga que aumentan la frecuencia de la habilidad más importante para hacer la diferencia en la partida, los Mechas. Robots con gran resistencia y daño capaces de arrasar con los enemigos.

En su contraparte, los mutantes que parecieran en desventaja, están equipados con habilidades muy útiles y con el ventajoso oportunismo que da la mutación. A lo largo del mapa se extiende un manto vivo, infeccioso que trae ventajas importantes. Como mutante puedes extender este manto, pero además, cuando estás sobre él, recuperas salud y te vuelves invisible, por lo que atacarás sin ser visto y totalmente recuperado, mientras tus enemigos humanos sufren daño al estar sobre la mutación.

Además de eso, mientras avanza la partida y subes de nivel, adquieres la habilidad de infectar a los demás jugadores humanos y cambiar el balance de los equipos más a tu favor.

Lo Bueno

Kill-Strain-Screenshot-1-640x360

Empecemos a analizar esta nueva mutación entregada por Sony San Diego. Kill Strain tiene buenos aspectos que lo hacen un juego atractivo. Para empezar, es gratis y eso ya de por sí aseguraría el éxito. Aunque puedes comprar oro (con dinero real), muchas de las mejoras para aumentar tu desempeño en el juego solo pueden ser compradas con dinero ganado a través de las partidas. Así se evita que sea un franco pay-to-win.

La calidad audiovisual es buena. Si bien no destaca en el rubro del audio, en el diseño y la animación lograron buenas cosas para darle el sentir que se buscaba. El diseño de los personajes es bueno aunque delata mucho de sus características.

Lo cambiante que puede ser la partida teniendo dos equipos de los cuales preocuparte lo hacen interesante e intenso. Además de que el juego es bastante simple para ir perfeccionando los personajes y los objetivos.

Lo Malo

Kill-Strain-Screenshot-6-640x360

Al igual que el caos que te espera en el juego, no sé por dónde empezar. Kill Strain es un juego por equipos que no promueve el trabajo en equipo y premia el desempeño individual. Con tal de que logres objetivos o mates enemigos, subes en la clasificación de los diez jugadores.

No importa si destruyes o no alguna de las bases enemigas, si fuiste el que dio el último golpe, o si tu equipo fue el mejor. Al final, nada de eso cuenta, solo cuántos puntos hiciste con respecto a los demás jugadores. Si bien tiene que ver con la filosofía de que son mercenarios y le da espacio en el juego a los lobos esteparios y a diferentes estilos de juego, siendo en su diseño un juego por equipos, llega a ser frustrante no estar respaldado por la estrategia.

Falta, temporalmente según los desarrolladores, opción para hacer equipo con tus amigos. El matchmaking es al azar y eliges personaje humano y uno mutante, sin saber la constitución del equipo donde quedarás. Esto merma nuevamente la estrategia y el trabajo en equipo. Con varios juegos ya en el mercado que han hecho un excelente trabajo en matchmaking y balance de personajes, es raro ver que Kill Strain falle en estos rubros, aunque entendemos que seguirá en desarrollo y muchas cosas pueden cambiar en los siguientes meses.

Kill-Strain-Screenshot-3-640x360

Finalmente, al no haber responsabilidades definidas, el caos puede reinar en cada partida. Pero eso normalmente no pasa, después de muchas partidas, entras en un repetitivo ritual que difícilmente se rompe.

En conclusión, aunque lo tepetitivo no le quita lo divertido, Kill Strain es un juego que batalla mucho para encontrar un estilo e identidad bien definida. Un juego que abarca varios géneros pero falla en incorporar las mejores características de cada uno.

Si eres perfeccionista, quieres desarrollar al máximo a los personajes, desbloquearlos todos y lograr los retos impuestos, seguro estarás enganchado mucho tiempo. Si esperas un multijugador estratégico, Kill Strain no es para ti.

Hay gente que solo quiere ver el mundo arder, y si tu eres uno de ellos, seguro encontrarás un juego de nicho que satisfaga esa necesidad de caos dentro de ti.

Jugabilidad7.5
Matchmaking4
Gráficos8.5
Audio7
Rejugabilidad6.5
6.7

Edgar Hurtado

Mejor conocido como Pollo. Soy Ing. Mecatrónico de profesión pero Gamer de corazón. Plataforma favorita: PlayStation y PC. Android. Me gustan los deportes, el cine y viajar.