Pokémon Go como impulsor de la economía local

ESPECIAL Pokemon Go economia

Hasta “Doña Tere” y su tiendita de la esquina se están beneficiando del fenómeno llamado Pokémon Go.

A menos que vivas bajo una roca, has escuchado nombrar las palabras “Pokémon Go” en más de una ocasión durante los últimos días. En internet es fácil ver información al respecto, pero inclusive en medios tradicionales incluyendo noticieros internacionales y locales han hecho eco de él.

Y ni hablar de empresas y organizaciones de todo tipo que están sacando provecho de la app de Nintendo, The Pokémon Company y Niantic.

La WWE reconoce sus cuarteles generales en Stamford Connecticut como “Gimnasio Pokémon“; al ser una “Poké Parada”, el estadio de los Durham Bulls abrirá sus puertas durante un día para que la gente aproveche y capture unos cuantos pokémon; incluso ya hay emprendedores que han creado una especie de “Ubermon Go” (nombre no oficial), ofreciendo viajes por $25 dólares durante una hora para ir de safari pokémon. Incluso Niantic ha prometido que habrá Poké Paradas patrocinadas. Y la lista sigue y sigue, y seguirá.

Pero en esta ocasión quiero hablar un poco sobre un fenómeno colateral del que ha sido responsable Pokémon Go: impulsar la economía local.

Y es que además de mantener a una cantidad considerable de personas en el mundo pegadas a las pantallas de sus dispositivos móviles -incluyendo a los llamados “hardcore gamers”, “casuals” y quienes no suelen jugar para nada-, ha fomentado el que salgamos de casa en búsqueda de estas criaturas virtuales -nunca mejor dicho-, así como de Poké Paradas y Gimnasios Pokémon.

Pero no toda la gente está saliendo de casa sola a explorar lugares que no conoce -la cual además ha sido comprobada como una práctica peligrosa-, sino que varias personas han decidido emprender su aventura en grupos. Y estoy seguro más de uno de ustedes -sí, deduzco que más de uno leerá esto-, lo ha podido constatar de primera mano.

Pero además de esto, si nos basamos en cifras oficiales, la gente está usando Pokémon Go por períodos considerables de tiempo, moviéndose de un lado a otro, y cando hacemos esto nuestro cuerpo va “gastando” la energía almacenada, lo que a su vez nos causa sensaciones como el hambre y la sed, y por ende, acabamos en “la tiendita de Doña Tere” comprando algo de comer y/o tomar. Y si vamos en grupo, lógicamente la venta será mayor.

El puesto de hot dogs, el de los tacos, el carrito de los helados, el que vende agua embotellada en el semáforo, el de los chicles. Todos están teniendo aunque sea un ligero incremento en sus ventas, gracias a Pokémon Go.

Y no sólo quienes venden alimentos y bebidas, sino todo tipo de negocios. Dado que hay Poké Paradas en lugares como bares, estadios, tiendas de venta de ropa, las posibilidades son casi infinitas. Claro, los jugadores van a estos lugares en búsqueda de un item o un pokémon, pero para el locatario el simple hecho de tenernos ahí ya es una gran ganancia, pues podría ser cuestión de segundos para que levantemos la mirada y terminemos comprando algo.

A nivel local -su servidor radica en Tijuana, Baja California, México-, son varias las actividades que están siendo organizadas en torno al juego; paseos ciclistas, paseos atléticos en la playa, en los parques, reuniones en “la friki plaza”, etc. Y al igual que tu y yo, todos comen y beben a donde quiera que vayan. Y seguramente la situación no es muy distintas en otras partes del país y del mundo.

Incluso hay restaurantes que están aprovechando la popularidad del juego para implementar promociones, y para muestra un botón directamente desde el infierno en la tierra, también conocida como Mexicali:

Flyer-Pokemon-Go-restaurante

Desde luego no se trata de un efecto premeditado, pues si somos fríos y claros, y nos alejamos del romanticismo, lo que Nintendo, The Pokémon Company y Niantic quieren es nuestro dinero para sus bolsillos y punto, situación que en lo personal no me incomoda si es a cambio de productos de calidad, a un precio “razonable” y a cambio de mi diversión.

Pero entre toda la atención en medios que está recibiendo, entre tanta noticia graciosa, entre tanta nota “amarillista”, bien me pareció valía la pena no dejar de hacer notar que Pokémon Go está poniendo su granito de arena para movilizar un poco la economía, que buena falta le hace.

¿Cuánto durará todo esto? Nadie lo sabe a ciencia cierta, pero por ahora hay que disfrutar de estos beneficios, y desde luego, de divertirnos jugando y conociendo gente.

Y ustedes, ¿ya están jugando Pokémon Go?

Aquí puedes encontrar más contenido relacionado con Pokémon Go.

Rigo Dominguez

Licenciado en Comunicación. Gamer de toda la vida. Amo el pollo, el chocolate y crear sonrisas.