Reseña: Crypt of the NecroDancer

Reseña Crypt of the NecroDancer

¡A mover el zapatito al ritmo del teclado! ¿O es el teclado a ritmo del zapatito?

Después de casi nueve meses en early access, nos llega, de la mano de Brace Yourself Games, uno de los roguelikes más celebrados y originales que he jugado: Crypt of the NecroDancer, el cual es una mezcla entre el género antes mencionado y los juegos de ritmo, donde debes presionar el botón adecuado en el momento preciso o tu oportunidad se irá con el beat de la canción.

Aquí, debes explorar calabozos generados aleatoriamente donde podrás desbloquear upgrades y encontrar distintas armas, armaduras, items y spells mientras peleas contra toda clase de enemigos y al final de la zona enfrentar al boss principal en peleas con muy originales mecánicas. Además, el juego añade un twist a esta vieja fórmula: todas las acciones se deben realizar al pulso de la canción. ¡Nada de movimientos sincopados!

Las peleas contra jefes son sumamente originales

Las peleas contra jefes son sumamente originales

Por supuesto, los enemigos y jefes también están sujetos a esta mecánica y así, todos tienen patrones de movimiento y ataque sincronizados con la música, por lo que entrar a un cuarto y atacar a todos sin un plan es una muy mala idea. Lo mejor siempre es reconocer a quién enfrentas y pensar rápido. Claramente, conforme avancemos en el juego los enemigos se volverán más difíciles y tendrán mecánicas más complicadas que te harán pensar e intentar muchas veces distintas estrategias.

Visualmente hablando, Crypt of the NecroDancer es una delicia. Todos los personajes y ambientes han sido animados de forma que sus movimientos estén sincronizados con el beat. Personajes, enemigos, props como barriles, cajas y hongos bailan al compás de la música y aunque al principio sea difícil, yo recomendaría detenernos de vez en cuando a admirar este trabajo de animación.

Así pues, uno de los detalles más notorios del juego es el shopkeeper, un tenor quien no solamente disfruta vendiendo items sino que aprovecha su tremenda voz para llevar la melodía del juego cuando estás cerca de él. De hecho, puedes saber que la tienda está cerca pues conforme te acercas a ella, la voz de nuestro amigo se irá haciendo cada vez más intensa, como cuando estás por entrar a tu bar favorito.

shopkeeper

Mientras no está en el juego, el Shopkeeper va a cantar a la ópera

Y como ya te habrás dado cuenta, hablar de Crypt of the NecroDancer sin hablar de su excelente banda sonora es como comer nachos sin queso: todos los aspectos del juego giran al rededor de su música, compuesta por Danny Baranowsky, a quien conocimos por su muy buen trabajo en Super Meat Boy y The Binding of Isaac. Compuesta con la idea de tener un soundtrack que marque relativamente bien el beat de la canción, la música claramente tiene su fundamento en el electrónico, pero coquetea con muchos géneros, como el blues y el metal, para darle una gran diversidad. Sin duda alguna, este es el mejor trabajo del señor Baranowsky. En mi opinión cuando se decidan por comprar la versión normal contra la versión de lujo con soundtrack incluído, yo les recomendaría elegir la segunda. Pero así pienso yo, no sé ustedes.

Lamentablemente, por muy bien elaborado que esté, el sountrack puede volverse algo monótono. Después de regresar al mismo nivel en repetidas ocasiones (y créeme, morirás muchas veces) puede volverse aburrido escuchar una y otra vez la misma canción. Sin embargo, los chicos de Brace Yourself Games se dieron cuenta de esto e incluyeron la opción de seleccionar canciones de tu colección de MP3 para sustituir todas las del juego. ¿Quieres jugar con Led Zepellin, Daft Punk, Lorde o Eric Clapton de fondo? Fácil: el juego tiene un sofisticado algoritmo que se encarga de encontrar el beat de la canción que elijas para poder llevar el ritmo según lo escuchado. ¿La canción va demasiado rápido o demasiado lento? En las opciones puedes ajustar la velocidad al doble o a la mitad, según te acomodes mejor.

Otra característica interesante es que, además del clásico soporte para control o teclado, el juego tiene soporte para otros dispositivos, que pueden ser desde el obvio dance pad (¡prepárate para una buena sesión de ejercicio!) hasta, créalo o no querido lector, la batería de Rock Band. Así es: por medio de una astuta configuración de este dispositivo, es posible enlazarla con todos los movimientos y acciones. Sin duda, una muy original manera de jugar.

Vengo a patear traseros con mis poderosos pasos de baile

Vengo a patear traseros con mis seductores pasos de baile

Uno de los puntos más débiles del juego es su historia, pues es algo transparente y predecible. Cadence, personaje principal, encuentra las notas de exploración de su padre perdido y decide ir a buscar qué sucedió con él, a pesar de las críticas que le hicieron por esta idea: eres muy joven e inexperta para lograrlo. Y en efecto, tiene accidente fatal al seguir la pista. Sin saber qué sucedió, Cadence despierta después de la caída que le costó la vida, sintiendo un influjo extraño en su corazón que ahora late con fuerza y ritmo. Con su nuevo poder, decide seguir adelante, en búsqueda del NecroDancer, responsable todo.

El resto de la historia se te entregará al término de cada zona, en un pequeño clip animado que te dará pistas de la historia de Cadence y de otros personajes desbloqueables, de los cuales puedes encontrar hasta diez distintos, todos con diferentes ventajas y desventajas que te harán pasar una experiencia muy distinta.  Y por si esto te parece poco, Crypt of the NecroDancer ofrece varios tipos de juego como el Daily Challenge, donde todos los jugadores reciben la misma semilla cada día y tienen una sola oportunidad para completar el otro modo de juego All zones y enviar su marcador al servidor y comprarlo con el resto de la comunidad. Por último, un modo que posiblemente quieras explorar tan pronto como puedas desbloquearlo es el modo de prácticas. En éste, después de pagar una módica cantidad de diamantes (encontrados dentro del juego) puedes practicar indefinidamente contra bosses o minibosses, cuyas mecánicas son más complicadas de comprender en plena pista de baile, perdón, campo de batalla.

En resumen, Crypt of the NecroDancer es uno de esos juegos que, aun siendo muy difícil por lo distinto que es su gameplay, podrá mantenerte entretenido por muchas horas, con distintos modos de juego y distintos personajes; incluso es posible que solamente tengas ganas de escuchar su excelente soundtrack, así que, ¿por qué no? un juego rápido de NecroDancer para relajarnos siempre cae bien.

Ricardo Fernández

Locutor y colaborador en Gamer Style. PC Gamer de corazón. Matemático financiero de formación. Programador web de profesión. Fanático del blues, el jazz y el rock. Bambú en crecimiento.

No comments

Add yours