Reseña | Marcado por la muerte (Dead Man Down)

Reseña Marcado por la muerte (DEAD MAN DOWN)

¿Qué sucede cuándo la justicia desmerece su significado? ¿Qué se supone que hace un ser humano cuando las únicas manos que la aseguran son las propias? Muchas personas no titubearían ni un segundo en llevar todo a sus últimas consecuencias. Seamos arropados por Nueva York y una historia que envuelve el asesinato y la venganza. Conozcamos a un hombre, marcado por la muerte.

Título Original: Dead Man Down
Título en Español: Marcado por la Muerte
Director: Niels Arden Oplev
Protagonistas: Colin Farrell, Noomi Rapace, Terrence Howard
Reparto: Dominic Cooper, Isabelle Huppert, Luis Da Silva Jr., Stu Bennett
Duración: 118 min.
Año de Producción: 2013
Formato: 35mm
Estreno en México: 5/17/2013
Casa Productora: Automatik Entertainment, Frequency Films
Clasificación Méx: B-15
Clasificación USA: R
País Productor: Estados Unidos
Género: Acción

Ya en muchas ocasiones en sus diferentes facetas, el cine nos ha llevado de la mano a presenciar diferentes formas de abordar el temperamento del humano cuando le es arrebatado algo que atesora. Las hemos tenido de diferentes colores y formas, pero encima de todo ello, hay una vena delgada que atraviesa como espina dorsal muchas de ellas. La venganza es una realidad que muchas personas desearían llevar a cabo, aun cuando haya infinidad de cuestiones morales que puntualmente se inserten en el tema.

Quizá encima de todo, encontrar una premisa que gira en torno a ella puede encontrarse de tope con el típico giro argumental al que ya nos tienen acostumbrados; un hombre “bueno” que es conducido a acciones reprobables por un acontecimiento en su vida. Venganza que sirve también al protagonista de justificación necesaria para llevar a cabo actos que bien pudieran parecer exagerados. Pero en la mayoría de situaciones, hay una muy firme línea que divide estos actos, puramente de “justicia” de aquellos que son cosechados por intereses más desdeñables.

A simple vista parece que Dead Man Down lleva este tratamiento de una manera sencilla. Pero aquí es donde el toque y estilo de Niels Arden Oplev juegan con la trama. Con un reparto que honestamente parece calzarle grande a la película, Oplev mejor conocido por su trabajo en la adaptación sueca de la película Millennium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres (The Girl With the Dragon Tatoo), nos ofrece un thriller con tintes de drama cuasi noir, cuyo desarrollo se centra más en la interacción de los personajes que en momentos de acción.

Este estilo de narrativa pausado nos vale la primera hora del film, que centra su visión en el desarrollo de este sentimiento de revancha, de redención y de la complejidad de sus personajes. De cierto modo nos encontramos un film que pretende adentrarse en la relación humana con los sentimientos que generan la venganza. Pero los constantes agujeros en la trama hacen que por momentos, pierdan credibilidad las razones por las que los protagonistas adoptan estos deseos.

La película plantea más preguntas de las que pretende responder conforme vamos descubriendo la trama, más por un guion atrabancado y dispar que por propia habilidad narrativa. De este modo al ir in crescendo desde el clímax hasta su resolución, notamos que el último tercio de la película, parece obedecer a una suerte de premura en su script.

En parte por un romance forzado, en parte por cierta acción desmedida y sin propósito que desentona con el tratamiento general de toda la película. Es el elenco mismo el que le da sustancia al argumento, aun sin ser las mejores actuaciones de ninguno de ellos. El resultado es mixto aunque la estética no desmerece al film, aunque la constante animadversión entre su guion y el propio tratamiento terminan por lapidar las bondades de la película. Son los pequeños detalles los que alejan a Dead Man Down de ser una película mejor lograda.

Un thriller de crimen que resulta andar por la cuerda floja, pero que tampoco es un despropósito en absoluto. En ciertos puntos, la trama logra afianzarse y ofrece al espectador momentos de interés puro. Definitivamente de las películas que hemos visto últimamente sobre venganza, podemos reconocerle a Dead Man Down algo, y es que al menos trata de darle un aliento fresco a este tópico, con un tratamiento diferente, más de una película que mueve a pensar que a derrochar adrenalina.

Cuando tienes una fusión de este tipo, lo mejor es mirarla bajo reserva, pues no hay duda que para los clientes más acérrimos a la acción cargada de testosterona, podrá ser un perfecto momento de bostezos continuos. Pero es una buena forma de acercarse a un cine con propuestas ligeramente diferentes que puedan aumentar nuestro abanico de visiones sobre él. Solo por ello vale la pena darle un vistazo, aunque sea a sabiendas de encontrar menos del potencial que mostraba.

Vean cine, el cine es vida.

Para esta y más reseñas no olviden estar pendientes de las redes sociales y la página.

David Latisnere

Cinéfilo, geek, gamer y engendro de ciencia ficción. Diseñador, músico y desarrollador de software en formación. Adicto a la tecnología, gadgets y todos sus variantes.